Márketing de Contenidos

Primero de todo, definamos que es el marketing de contenidos. Habría que entender como tal la estrategia de marketing online basada en la generación y publicación de contenidos que atraigan a tu cliente potencial generando interés y aportandoles valor. Es muy importante que el contenido a generar le aporte valor, que se sientan identificados con el contenido que está ofreciéndoles, de forma que su consumo les aporte y sea de aplicación para cuando lo consideren en su día a día. Si podemos alcanzar una conexión emocional con el cliente potencial, el éxito del marketing de contenidos estará asegurado.

El marketing de contenidos debería de ser la forma en la que comunicar con tus clientes pero desde un punto de vista no comercial, sin intentar venderles de forma directa nuestro producto o servicio…

…y aquí es donde la gran mayoría de las empresas fracasan, porque confunden la generación de contenidos con la generación de contenidos comerciales… y el “todo tipo de contenidos” ya no vale. Porque intentas vender, porque ya no vas a conectar con tu cliente (potencial).

Trabajar el marketing de contenidos debe responder a una planificación establecida: Qué contenidos vamos a trabajar, cual es el target de público al que vamos a destinar dicho contenido, qué frecuencia de publicación vamos a utilizar… en definitiva, establecer una línea editorial y un calendario de comunicaciones. Y, como he comentado arriba, pensar sobre todo en que el marketing de contenidos debe de estar enfocado al cliente, debemos de aportar valor.

El marketing de contenidos puede enfocarse a múltiples objetivos, algunos incluso solapados entre sí.

Fundamentalmente, un buen marketing de contenidos hará que el posicionamiento de los contenidos creados sea mayor y aumente las visitas orgánicas hacia la web. Además, el conocimiento de la marca (y sus valores o posición) es otro de los objetivos que se consiguen de forma directa con el marketing de contenidos.

Objetivos “más comerciales” (recordad que he comentado que la estrategia de marketing de contenidos no debería de estar enfocada a mandar un mensaje de “venta” directa a nuestros clientes potenciales) podrían ser la generación de leads, mejorar el engadgement, captación de nuevos y clientes y, como consecuencia, incrementar las ventas. Objetivos totalmente deseables pero que deben ser la consecuencia de aportar valor a esos clientes potenciales.

¿Cuál es el punto de partida de la generación de marketing de contenidos? Mi respuesta es clara: Web o blog corporativo. Un soporte donde se controle todo lo que pase ahí, donde podamos hacer y deshacer según nuestra estrategia y donde controlemos todo lo que pasa.

Además, es el sitio adecuado donde cumplirse estos objetivos “secundarios” que definía del marketing de contenidos. A saber: Generación de leads, captación de clientes, incrementar ventas, …

Y usar las redes sociales como punto de encuentro con cliente potencial para empezar a calar el mensaje que queremos transmitir pero que se acabe consumiendo en nuestra web. Al final, nosotros no controlamos la estrategia que vaya a seguir cada red social -solo podemos utilizarla como canal- y no sería muy adecuado centrarnos únicamente en crear nuevos contenidos en redes sociales. Si solo nos centramos en redes sociales, estaremos siempre dependiendo de dicho soporte para mostrar nuestro contenidos (pudiendo tener que pagar para conseguir visibilidad).

Llegamos a este punto solo queda una cosa: Empezar a trabajar tu estrategia de marketing de contenidos 🙂

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

18 − cuatro =