¿Qué es el inbound marketing?

Si queremos optar por una definición ultra sencilla, podemos definir el inbound marketing como el proceso para atraer a nuestros clientes. Un término que lleva unos cuantos años con nosotros y que lo tenemos tan familiarizado que podemos llegar a desconocer la definición precisa del mismo.

El inbound marketing pasar por ser la metodología de atraer clientes potenciales a nuestro proyecto y convertirlos en clientes, introduciendo a ese visitante en un nuevo ciclo vital, estableciendo nuevas relaciones con la empresa y haciendo pasar al mismo por 4 posibles estados:

  • Atracción: El posible cliente nos descubre. Despertamos su interés.
  • Contacto: A través de las distintas opciones que le ofrecemos, se convierte en contacto a través de los primeros estados de conversiones que podemos ofrecer. Hemos conseguido un
  • Cliente: El lead (fruto del paso anterior), se convierte en cliente. Compra (consume) nuestros productos
  • Prescriptor: El cliente –satisfecho- recomienda nuestros productos y/o servicios en su comunidad.
pasos-inbound

El proceso que debemos conseguir: De una visita anónima a un cliente prescriptor de nuestros servicios

La gran ventaja dentro del inbound marketing sobre el marketing tradicional (outbound marketing) radica en el momento en el que tenemos el primer contacto con el usuario.

Con el outbound marketing forzamos nuestra presencia (es el caso, por ejemplo, de los anuncios de televisión: Nosotros no estamos esperando un anuncio de un determinado producto, este llega en cualquier momento en el que posiblemente ni nos planteemos la adquisición del producto que nos están ofreciendo).

Con el inbound marketing vamos “apareciendo” ante las necesidades del usuario. Y en el campo digital, el inbound parte de 3 pilares fundamentales:

  • Marketing de contenidos
  • SEO
  • Social Media
inbound-pilares

Los pilares sobre los que se asienta el inbound marketing: Contenido, SEO y Social Media

El marketing de contenidos basado en la elaboración contenidos sobre nuestros productos y/o servicios, de forma que sean lo más completos y atractivos posibles. Que sean únicos y sumamente atractivos. Que aporten valor.

Conociendo el producto que ofrecemos y lo que puede estar necesitando los consumidores de dicho producto, tenemos que ofrecer algo diferente, que sea importante para el usuario… que aporte valor. Por ejemplo, una guía descargable en PDF sobre las mejores herramientas de SEO puede ser un contenido de valor para ofrecer en la web de una agencia de marketing.

Estos contenidos vamos a ponerlos en el punto de mira del usuario a través de los otros dos pilares: El posicionamiento en buscadores y las redes sociales.

El posicionamiento en buscadores nos facilitará la labor de ofrecer nuestros resultados en los SERPs de las búsquedas en posiciones atractivas a partir de una estrategia eficiente en posicionamiento en buscadores. Tras el estudio de nuestro nicho y conocer cómo pueden llegar los usuarios a nuestra web, posicionaremos aquellas keywords sobre las que consideramos que vamos a generar tráfico hacia nuestro site.

Se antoja muy importante realizar un correcto keyword research para conseguir tráfico cualificado, ya que además de visitas hacia nuestra web, necesitamos que estas vengan de gente que esté buscando lo que nosotros podemos ofrecerle.

Las redes sociales nos servirán de amplificadores, para darle difusión al contenido. Conocer nuestro cliente potencial y entender sobre que redes sociales se puede mover se antoja fundamental para optimizar nuestros esfuerzos. Por ejemplo, si nos dedicamos a la fotografía social, puede ser un buen punto destinar esfuerzos en redes sociales como Facebook mientras que podemos pasar por alto Linkedin. En definitiva, conociendo nuestro target, podremos ofrecer aquello que ellos buscan en el lugar en el que lo buscan.

Si todos los pasos anteriores los hemos dado correctamente, transformaremos una visita anónima en un lead, en el punto de partida de un más que posible cliente de nuestros productos. Un punto de partida donde empezar a automatizar nuestras herramientas de marketing y aportarle valor al usuario con el conocimiento que tenemos de él (por ejemplo, campañas de email marketing donde le ofrecemos aquello que sabemos que es de su interés)

El inbound basa gran parte de su estrategia en la atracción, ya que es el usuario el que llega hasta nosotros, el que nos encuentra… con la consiguiente ventaja de enfoque que ello supone: No es la misma atención la que presta un usuario que ha encontrado nuestros servicios recomendado por terceros en redes sociales que aquel que ha visto nuestro anuncio en prensa escrita o través de un banner publicitario en un portal. En el primer caso es el usuario el que nos ha elegido, en el segundo lo hemos abordado.

Estamos ante una estrategia a largo plazo, que puede llegar a ser muy efectiva si se ejecuta correctamente y que puede dejar huella en el usuario de forma constante. Por ejemplo, un posicionamiento correcto en buscadores permanecerá en el tiempo con pequeños ajustes y monitorizaciones. Un posicionamiento vía SEM desaparece en el momento en el que dejamos de invertir.

En definitiva, el inbound marketing siempre tiene que girar alrededor del cliente potencial (el concepto de buyer persona), que tenemos que tener identificado, entender sus necesidades y ofrecerle las soluciones adecuadas para ello, habitar las mimas redes sociales que utilice y los blogs que visite, y ponernos en un punto de mira a través de una estrategia SEO correctamente ejecutadas.

Es conseguir que aquella visita que llegó a nuestra web por alguno de los canales anteriores de forma anónima acabe convirtiéndose en prescriptor de nuestros servicios.

Todo lo anterior se puede resumir en la siguiente infografía:

Qué es el inbound marketing

Fuente: Boldthink

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

12 − ocho =