¿Por qué tu blog empresarial no aporta valor a tu negocio?

Comenzar con un blog dentro de la estrategia online de la empresa suele ser una buena decisión, siempre y cuando esta vaya acompañada de una estrategia global con un objetivo claramente definido.

Un blog bien gestionado, con contenido de valor, publicaciones ajustadas a un calendario editorial y que van enfocadas a un target de público adecuado aporta a la empresa un reconocimiento como marca, una fidelidad de seguidores que potencialmente pueden llegar a ser posibles clientes y un conjunto de prescriptores de la empresa por el valor de las aportaciones.

Pero esta realidad donde un blog es visto como una herramienta efectiva de marketing, branding y como un posible canal adicional de ventas convive con el escaso rendimiento que muchas marcas obtienen del mismo por el nulo valor que aportan debido al poco valor estratégico que se le otorga al blog.

Podríamos definir una serie de razones por las que el blog no está aportando valor al negocio y son patrones que se repiten en la mayoría de los blogs empresariales:

OBJETIVOS NO DEFINIDOS

Aquello de empezar una estrategia porque la competencia lo ha hecho pertenece al pasado. No hay que comenzar un blog porque tu competencia lo tenga: Primero hay que determinar cómo poner en marcha dicha estrategia y qué valor va a aportar al negocio.

Escribir un post de gran nivel que aporte valor requiere tiempo y esfuerzo, si no tenemos claro cual es el objetivo de nuestro blog… ¿por qué malgastar el esfuerzo en algo que realmente no va a ser productivo?

Los objetivos que se pueden definir en el blog pueden corresponder a intereses de lo más variado, pero tienen que quedar definidos:

  • Generación de tráfico
  • Reconocimiento de marca
  • Linkbuilding
  • Comunicación empresarial
  • etc…

Cualquiera que sea el objetivo tiene que estar claramente establecido y en base a este proceder con la estrategia de generación de contenidos y la promoción de los mismos

NO HAY ESTRATEGIA DE CONTENIDOS

El siguiente paso es conectar los contenidos que vayamos a volcar en nuestro blog con los objetivos que previamente se han definido, ya que de nada sirve tener un objetivo definido pero no usar los medios adecuados (contenidos) para conseguirlos.

Igual que se define una estrategia de contenidos para otros canales tales como social media, email o marketing con influencers, el blog necesita una estrategia de contenidos claramente definida.
Además, hay que definir qué tipos de contenidos se van a utilizar (formato de los artículos, guest post, video, infografías, ebooks, …). En definitiva, hay que identificar el tipo de contenido más adecuado para nuestra audiencia.

NO HAY UN CALENDARIO EDITORIAL

Para conseguir un blog de éxito hay que establecer un calendario editorial y cumplir con las fechas de publicación establecidas: Establecer un calendario fijo aportará constancia y disciplina a la hora de la generación de contenido focalizada según la estrategia definida. Si previamente hemos definido nuestro calendario, solo tenemos que centrar nuestros esfuerzos en la generación del contenido fijado, no en sobre qué toca escribir.

Escribir de forma regular hace que la atención de los lectores sea mayor, sabiendo cuándo van a encontrar contenido nuevo o de la temática que están buscando, lo que también fideliza.

Además, actualizar de forma regular el contenido del blog siempre gusta al todopoderoso Google

NO IDENTIFICAR A LA AUDIENCIA CORRECTA

Unos de los principales errores suele ser que el blog es el sitio ideal para servir de altavoz de todas las noticias corporativas de la empresa. Que si bien pueden ser interesante, empieza a perder todo el fundamento explicado anteriormente cuando sólo se “vomitan” informaciones corporativas.

Tus clientes pueden estar muy interesados en las mismas pero… ¿y tus potenciales clientes? ¿No será mejor conquistarlos con contenido que aporte valor? Crea contenido para tus clientes y tus potenciales clientes. Crea aquello que sea interesante para ellos. Escribe sobre soluciones a los problemas que puedan estar buscando

NO TENER UNA ESTRATEGIA DE PROMOCIÓN ADECUADA

Crear contenido de calidad ajustado a un calendario editorial coherente y con un target de público identificado es el camino más fácil para conseguir que nuestro propósito llegue al destinatario final… pero no solo con la creación de ese contenido de calidad la gente lo encontrará fácilmente. Tenemos mucho camino recorrido… pero no todo

Es por ello que se nos queda el paso final, que es tener clara la estrategia de promoción de contenidos para conseguir llegar a la gran audiencia. Para ellos habrá que definir cómo actuaremos en ámbitos tan variados como:

  • Redes sociales: Twitter, Facebook, LinkedIn, … siempre respondiendo a una estrategia definida acorde a nuestro producto/servicio
  • Marketing de influencers, si se considera una parte donde nuestra promoción puede tener recorrido
  • Guest-Blogging, como forma inequívoca de conseguir reputación y visibilidad.
  • Etc…

Finalmente no debemos olvidar que nuestro blog empresarial es un pilar más dentro de la estrategia comercial de la empresa, por lo que no debemos de olvidar incluir las llamadas inteligentes a la acción a través del contenido del blog: Si resolvemos cualquier problema y para ello hacemos uso de alguno de nuestros productos… ¿por qué no incluir un link a la ficha de producto dentro del contenido del blog?

El blog puede ser un medio muy eficaz para incrementar el reconocimiento de marca y la credibilidad, así como un medio eficaz para generar ventas y captar leads que, mediante acciones complementarias, convirtamos en clientes finales.

Pero para que todo esto funcione a la perfección hay que tener un objetivo claro, definir los medios para conseguir y los canales para promocionarlo. Si toda esta ecuación se resuelve y el contenido aporta realmente valor, tendremos más fácil la consecución de los objetivos comerciales marcados.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cuatro + siete =