¿Por qué la gente abandona mi web?

Hay miles de formas de tratar de conseguir tráfico hacia tu web, pero hay las mismas opciones de conseguir que los visitantes de la misma abandonen la web nada más aterrizar en ella. Sería un dudoso honor que la tasa de rebote de nuestra web llegara a límites máximos.

Muchas veces se invierte un valioso tiempo en desarrollar, diseñar e implementar una web pero no se tienen en cuenta ciertos aspectos que hacen que el fracaso de la web sea inminente.

Veamos esos elementos en los que hay que prestar especial atención para minimizar el abandono de la web por parte de nuestros visitantes:

  1. NAVEGABILIDAD. Estructurada, pensada, sencilla. Hay que huir de estructuras de navegación complejas, donde al usuario le cueste localizar la información. A su vez, hay ciertas estructuras que funcionan, que el usuario ya tiene asumido el funcionamiento con un simple vistazo a la web: No busquemos lugares imposibles para posicionar nuestro menú. Simplifiquemos la estructura en la medida de lo posible… que no haya que recorrer muchos clicks para llegar a la información que estamos buscando.
  1. NO PREGUNTES DEMASIADO. Muchas veces tratamos de recopilar cierta información de nuestros usuarios, información que nos servirá para futuras acciones (por ejemplo, campañas de email marketing).  Pues bien, hay que tratar de minimizar la cantidad de información solicitada. Pidamos lo básico, nada más. Cuesta mucho conseguir que un cliente acceda a darnos sus datos a cambio de algo (que genere una conversión), pero cuesta muy poco que esa conversión no se lleve a cabo si le solicitamos 15 campos cuando la información base que nos hace falta se limita a 5.
  1. NO SE SABE QUE OFRECEMOS. Esto es básico. Debemos de ofrecer una visión clara de nuestro producto/servicio. Nuestros visitantes responden a perfiles muy heterogéneos… tenemos que conseguir que la imagen que proyectemos para todos ellos quede claro el valor de lo que ofrecemos.
  1. PIENSA EN PERSONAS, NO EN ROBOTS. Tu contenido lo “consumiran” personas, no robots. Piensa en ellas cuando prepares tu contenido. El SEO (posicionamiento orgánico) está muy bien, pero no te olvides de tus lectores. Dale sentido a lo que ofreces.
  1. TU WEB NO ESTÁ OPTIMIZADA… Y tarda media vida en mostrar contenidos. Eres candidato al abandono. No hay tiempo. El visitante no espera.
  1. NO APORTAS NADA. Tienes una web estructura, recoges la información justa, se sabe que ofreces y tu contenido está pensado en las personas, pero… ¿aportas algun beneficio a tu visitante? Si este detecta que no aportas nada nuevo, lo normal será salir corriendo y no volver.
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

4 × cinco =