Notas de prensa: Comunicacion y Posicionamiento

Las notas de prensa pueden llegar a ser parte de la estrategia de comunicación y posicionamiento que se vienen utilizando desde hace mucho tiempo por parte de las empresas. Tienen esa doble vertiente (Comunicación vs Posicionamiento) que cada empresa valora según sus intereses pero que conforman un conjunto muy interesante para ponerlas en práctica.

Una nota de prensa, en definitiva, es un comunicado (que puede ser redactado por la propia empresa), donde se pone en valor el mensaje que se quiere transmitir y se busca la divulgación de los distintos medios (en este caso nos centraremos en los digitales que son los que nos interesan en el contenido de este blog principalmente).

El texto debe de tener un atractivo periodístico para que la publicación en los distintos medios sea más factible.

¿Cómo incluir una nota de prensa dentro de una estrategia de marketing digital?

Pues como  he comentado anteriormente, encaja dentro de 2 variantes: Comunicación y Posicionamiento

Por un lado la parte de comunicación y branding, donde por muy poco podemos alcanzar una gran difusión en medios. Además, si la “historia” que estamos contando es atractiva, dicho contenido hará el resto para que la visualización y el alcance sea mayor.

Por otro lado, en el posicionamiento orgánico (SEO) y más concretamente como parte de una estrategia de linkbuilding. Normalmente, en la redacción de las notas de prensa se puede incluir un enlace a nuestra web. Un enlace que se publicará en varios medios digitales, normalmente con buena autoridad de dominio que será traspasada a nuestra web.

Es por ello que, sobre todo para proyectos incipientes, es una estrategia muy interesante el generar una nota de prensa por estas 2 variantes comentadas anteriormente. Salimos del anonimato y empezar a generar enlaces hacia nuestra web de una forma naturalizada.

Dentro de la redacción de la nota de prensa deberíamos de considerar elementos tales como el lugar donde va a ser publicada, el tráfico que se puede generar, la credibilidad del medio, autoridad del dominio que va a publicar, idioma, etc… Además, debemos de considerar qué enlace es el más nos interesa incentivar dentro de la redacción.

El contenido de la misma debe de respirar credibilidad y ser atractivo para el medio y, sobre todo, para el usuario. En definitiva, queremos que nos conozcan, que conozcan nuestro producto/servicio y que acaben llegando a la web… y esto será así porque incluiremos enlaces dentro de la redacción para aportar valor a la estrategia de linkbuilding con enlaces de calidad.

Una vez generado el contenido de la nota de prensa, hay que seleccionar qué medios son los más afines para la publicación de dicha nota de prensa… y aquí es donde podemos simplificar nuestra tarea apoyándonos en empresas dedicadas a gestionar de forma masiva la publicación de la nota de prensa en medio, donde podemos definir en qué medios publicar y el coste que conlleva la publicación en dichos medios: Nosotros solo tenemos que aportar la nota de prensa y seleccionar donde queremos publicar.

En definitiva, una nota de prensa debe de estar orientada hacia un target de público afín a la marca, estar redactada de forma original y atractiva e incluir enlaces hacia nuestra web… con esto tendremos una herramienta de gran valor comunicativo y de apoyo a nuestra estrategia de posicionamiento orgánico por un coste muy asumible.

Calendario editorial para redes sociales

Por norma general, es altamente recomendable tener un calendario de publicaciones en social media, definiendo con antelación que contenidos que van a ir volcando en las distintas redes sociales y que estos vayan alineados con la dirección comercial de la marca.

Pero quizás esto se haga más necesario en esos días en los que la máquina funciona más en standby (como pueden ser estos días festivos), aunque hay que saber que en el online la maquinaria sigue activa 24h/7d y no se para ni por festivos 🙂

Crear una calendario editorial facilita enormemente la gestión de las redes sociales, ya que sabemos en cada momento lo que hay que publicar  y en qué canal social. No hay que inventar nada en ningún momento previo… todo está definido y simplemente hay que ir generando el contenido que previamente se haya estructurado siguiendo directrices de productos, precios, ofertas, branding, nuevas colecciones, etc…

Lo ideal es que tengamos definido el calendario editorial en un porcentaje muy amplio (80%), para dejar un margen para esas acciones que hay que introducir de forma directa por cambios comerciales o de dirección. Que sí, que lo ideal es tener un 100% definido… pero ya te digo que eso es técnicamente casi imposible porque siempre hay que dejar un pequeño margen a la inmediatez, al producto nuevo que acaba de entrar, al producto que tenía que entar en una fecha y se ha retrasado… Por ejemplo, tener el core del calendario definido y “tener cintura” para terminar de cuadrar el calendario me parece la situación más adecuada (así como tener previstas las publicaciones más “atemporales” que puede ir en esos huecos que dejamos libres.

Para definir un calendario editorial hay que definir los siguientes pasos:

 

DETERMINAR LA DURACIÓN

Muy sencillo: 15 días, 1 mes, 3 meses… esto dependerá mucho de productos, fechas comerciales destacadas, cambios de temporada, etc…  

Además se puede establecer un nivel superior donde se defina un calendario a mayor plazo (6 meses) pero donde solo se marquen aquellos hitos que realmente van a tener un impacto directo si o si en las redes sociales (por ejemplo, para una empresa textil podemos definir el rango noviembre-marzo con estos hitos: Black Friday, Campaña Navidad, Rebajas, Segundas Rebajas, Nueva Colección, Mid Season…)

 

ESTABLECER UN LISTADO DE IDEAS DE COMUNICACIÓN

¿Qué vamos a comunicar a través de nuestras redes sociales? ¿Qué tipo de mensaje vamos a utilizar? ¿Qué copys van a ser los más adecuados? ¿Qué material gráfico nos va a hacer falta para ello?

Nuevamente para este listado de ideas tenemos que tener muy presente la estacionalidad en la que nos encontramos, los días “comerciales” que tenemos a la vista, cómo va a evolucionar nuestra colección (nuevo producto, producto que se va a descatalogar, etc…)

Aquí hay que usar todos los mecanismos que tengamos a nuestro alcance para hacer una lista interesante de ideas de comunicación que posteriormente filtraremos y priorizaremos.

  • ¿Qué está demandando el consumidor? Lo cual es fundamental para saber qué está necesitando y qué producto/servicio podemos ofrecerle de nuestro catálogo para resolver esa necesidad.
  • ¿Qué está haciendo la competencia? Para analizar si podemos adaptar alguna de sus estrategia a la nuestra, qué le demanda el cliente a la competencia… ¿Hay algo que le estén demandando y no tenga resuelto? Ahí tenemos una oportunidad si somos capaces de llegar a ese cliente con la respuesta a sus necesidades.
  • ¿Qué están haciendo otras empresas de otros sectores y que son líderes? Igual podemos extrapolar alguna idea para llevarla a nuestro core de negocio.

 

¿QUÉ TIPO CONTENIDO VAMOS PUBLICAR?

Artículos en el blog, infografías, videos, GIF animados…  En definitiva, tenemos que darle forma a las ideas que hemos planteado anteriormente de una forma en la que nos comuniquemos con el usuario.

Si somos de comunicar vía imagen, tendremos que tener previsto qué fotografías nos hacen falta para presentar dichas ideas. ¿Las tenemos? Perfecto… ¿No las tenemos? Hay que ponerse manos a la obra y planificar la consecución de dichas fotos (siempre bajo la supervisión de profesionales del sector, por favor).

 

DEFINIR LAS PIEZAS FINALES DE NUESTRO CALENDARIO

De la lista de ideas que hemos trabajado en los puntos anteriores, hay que filtrar y dejarla acorde a la duración de nuestro calendario. Posiblemente nos sobren un gran cantidad de ideas y comunicaciones que, lógicamente, no vamos a desechar y serán punto de partida para el siguiente bloque del calendario.

Una vez filtrada y definidas las ideas principales a trabajar, hay que ponerse con la generación del contenido específico que requieren dichas ideas.

La selección de las ideas a trabajar deberá de responder a criterios como los que hemos mencionado arriba: necesidades comerciales, presentación de nuevos producto, resolución de problemas para el usuario, generación de nuevas funcionalidades a productos conocidos, dias comerciales, etc…

 

ASIGNAR LAS IDEAS DENTRO DEL CALENDARIO

Ya tenemos claras las ideas que hemos priorizado y hemos generado el contenido para mostrar las mismas: Es turno para asignar dichas ideas dentro del día concreto de comunicación, así como los distintos mensajes y redes sociales donde publicar.

Esta parte final hay que hacerla a la vez que se van generando los contenidos específicos visto en el punto anterior.

Crear un calendario editorial es una tarea relativamente sencilla de ejecutar pero que requiere de grandes dosis de ideas para poder marcar los objetivos comerciales que se definan. Desarrollar el calendario puede ser muy fácil, lo que nos conlleva más tiempo será generar el contenido específico para los días concretos… pero si estas ideas las tenemos definidas, la consecución de dicho material será mucho más rápida.

Influencers – No para todas las marcas

Escribía hace unos días sobre el enfoque del marketing de influencers, donde el fundamento principal era poner en la misma sintonía la marca/producto con los influencers (de los de verdad, de los que influyen en el resto de sus seguidores).

Y al hilo de esto se podrían redactar cientos y cientos de artículos sobre este tema tan manido y tan mal llevado por muchas empresas, porque hay que formularse una pregunta muy sencilla antes de abordar este tema… ¿Es necesario el uso de este canal en la estrategia de mi empresa?

Con esta sencilla pregunta -que tiene una sencilla respuesta, aunque se debería de poner en valor las opciones tanto de una respuesta afirmativa como negativa- podemos ahorrarnos muchos dolores de cabeza.

Porque lo que comienza siendo un intercambio de producto a cambios de un post, siguen con una pequeña cantidad de dinero a cambio del mismo post y luego las cantidades podemos empezar a añadirle cifras hasta donde queramos, depende del nivel de “influencer” que hayamos considerado. Y todo esto que puede estar muy bien casi nunca acaba valorándose de la forma correcta.

Primero porque valoramos que nuestro tiempo y producto tienen un coste casi 0, luego que no se mide el ROI que tienen las acciones que se llevan a cabo con influencers (quizás algunas métricas difíciles de cuantificar de forma correcta, quizás desconocimiento por parte de la empresa de qué medir y cómo tomar decisiones según los datos que arrojen dichas mediciones, etc…)

Hay que tener clara una cosa: Si nosotros no trabajamos gratis, no podemos esperar que colaboraciones gratuitas sean la panacea y sean la solución al retorno de nuestro ecommerce.

Con esto no quiero tirar por tierra el marketing de influencers (de hecho hay muchos ejemplo muy válido de cómo una estrategia adecuada en este sentido ha hecho crecer en reconocimiento y ventas a las marcas), lo que sí que quiero poner el foco es en una cuestión:  No todos las empresas/marcas necesitan estas acciones… y si se van a llevar a cabo las mismas, hay que dotarlas de presupuesto y medir el retorno que estas van teniendo acorde a unos objetivos que claramente hay que definir.

Lo mejor es analizar cada situación en particular, evaluar si por este canal podemos tener un retorno interesante (como en general hay que hacer con todos los canales… bien sea retorno directo vía conversiones o bien reconocimiento de marca, que también tiene su gran valor) y en base a estos datos, ejecutar.

Ni todos los influencers influyen, ni todas las empresas necesitan influencers. Ni todas las marcas son perfectas ni todos los influencers acaban enviando un mensaje acorde a los valores de la marca. Al final, lo que tenemos que hacer -desde el punto de vista de la marca- es bajar a la conversación real, a la conversación con el usuario final, a conseguir hablar con el usuario y que este se sienta cómodo con la marca. Y si para llegar al usuario hemos tenido que hacer uso de influencers, pues perfecto… pero que todo responda a una estrategia con unos objetivos bien definidos.

Email Marketing… Un canal en el que confiar

El email marketing es un canal de gran valor que, si conseguimos trabajar de forma adecuada, puede aportar grandes beneficios.

Tener un página de facebook o cualquier perfil social con una gran comunidad es muy interesante, pero pensad que un gran base de datos de email marketing ha requerido de una acción mayor por parte del usuario que un simple “Me gusta”: Ha tenido que darnos su bien más preciado, su email… que aunque parezcan cosas similares, hay un abismo entre repartir un like (que ya el algoritmo se encargará de mostrarnos o no las notificaciones de la página) y “molestarse” en escribir el mail en la suscripción y autorizar las suscripción efectiva al newsletter.

Hay varias razones por las que potenciar el email marketing

COMUNIDAD PROPIA

Al contrario de lo que pasa en las redes sociales -donde los seguidores permanecen en las distintas redes sociales- nuestra comunidad, nuestra lista de emails… es nuestra y podemos gestionarla según nuestros propios intereses

CLIENTES POTENCIALES

El correo es una herramienta muy orientada a la venta, de forma que, siguiendo una estrategia comercial adecuada, podemos llegar a sacarle muchísimo partido.

SEGMENTACIÓN

Conocer cuanta más información de nuestros usuarios y de la forma en que estos se comportan, nos permiten segmentar el mensaje y ofrecer a cada usuario lo que consideremos que puede ir mejor para ellos. Por ejemplo, podemos tener en cuenta su actividad con nuestros mails (activos, semiactivos, inactivos, etc… ) y ofrecerle a cada uno de los distintos filtros un mensaje diferente (si queremos recuperar aquellos usuarios inactivos, podemos enviarles un promocode de captación para que vuelva, por ejemplo)

BUENA CONVERSIÓN

El mail, por norma general, presenta un buen dato de conversión y esto es por un motivo bien sencillo: El destinatario final del mensaje suele estar alineado con la marca/producto de forma que solo tenemos que ofrecer cosas interesantes para convertir… el proceso de evangelización y convencimiento de que nuestros producto es el adecuado para sus intereses ya lo hemos superado en la fase previa en la que conseguimos captar su atención para añadirlo a nuestra base de datos.

HERRAMIENTA ENVÍO

Tan importante como tener definida una estrategia para este apartado es tener clara la herramienta a utilizar, ya que una buena herramienta correctamente configurada nos va a permitir superar otra de las barreras que lastran al mail: La entregabilidad. Si todo lo anterior lo tenemos resuelto pero los mails acaban en la bandeja de spam, tenemos un grave problema.

 

En definitiva, el mail es un canal que no solo está ahí sino que tenemos que potenciar enormemente para captar un comunidad importante sobre las que posteriormente, según los segmentos que nos interese hacer (o podamos realizar), ofrecer nuestros productos/servicios de la forma más atractiva.

Envios y devoluciones en una tienda online

Los envíos y las devoluciones dentro de una tienda online tienen un valor clave dentro de un ecommerce. Ofrecen una información trascendental para cerrar muchas compras y sorprende que en muchas tiendas online esta información no esté claramente visible y que incluso aparezca “por sorpresa” en el momento del checkout, originando que muchos carritos queden abandonados justo en el momento de su aparición

En general hay un bloque de información básico que debería de estar totalmente accesible de forma muy evidente:

  • ¿Que cuesta el envío?
  • ¿Como son la devoluciones?
  • ¿Que tiempo tarda en llegar?
  • Información de contacto

Si bien es cierto que algunos de estos datos pueden estar sujetos a múltiples variables (si el destino es península, si es islas, si hay envio a Canarias, si las devoluciones son gratuitas, si hay motivos de devolución que acarreen un coste, etc…) sí que podemos reflejar la información aplicable para una gran mayoría de las situaciones y dejar abierto a “Más info” para aquellos casos que consideremos excepcionales.

Los gastos de envío y la gestión de las devoluciones son datos que se encuentran en la frontera de confirmar una transacción en nuestra tienda o bien buscar otras alternativas donde localizar el producto (que bien pueden ser tiendas online o incluso canales offline).

Es por ello que debemos de optimizar las gastos de envio para no ir fuera del mercado y que este elemento no suponga un freno en el proceso de compra.

Por lo que respecta a las devoluciones, conseguir ofrecer una facilidad para realizar devoluciones puede llegar a ser un valor diferencial sobre la competencia (por ejemplo, el sistema de Amazon a la hora de realizar devoluciones que es toda una referencia). De esta manera poder devolver o cambiar un producto se convierte en clave para la estrategia de fidelización, ya que un gestión óptima de este proceso nos asegura un cliente contento.

Ahora bien, una vez analizada la información la anterior… ¿como se la trasladamos al usuario?

Tenemos que poner el foco en facilitar la vida al máximo a los usuarios… y es que muchas veces se escanea la pantalla y no se lee toda la información accesible y que lo que nosotros asumimos como sencillo y directo (porque sabemos de las existencia del mensaje) el usuario no tiene dicha percepción, por lo que queda claro que hay que repetir el mensaje en los lugares más visibles.

Y esa repetición del mensaje es lo que hará que el mensaje al final cale en el usuario y la información acabe encontrando al usuario en el proceso de búsqueda inverso.

El top bar suele ser el primer sitio donde ubicar dicha información. Es la primera información que se carga de la web y, por razones logicas, deberia de ser la primera información que el usuario leerá.

Como segundo lugar donde poder reflejar dicha información, tenemos las fichas de producto. Cuando el usuario está analizando el producto sobre el que está interesado, tener la información sobre costes de envío y devoluciones al alcance puede hacer que se acelere el proceso de conversión -ya que tiene toda la info de valor para la toma de decisiones a su alcance-

Por último, las páginas específicas donde tratar con todo lujo de detalles envíos y devoluciones serían el tercer apartado donde encontrar un información completa y extensa. Estas páginas son susceptibles de ser enlazadas desde la ficha de producto para completar la información que allí se exponga.

En general, los gastos de envío y devoluciones son datos de vital importancia que pueden hacer que muchos ecommerce encuentren o no su rentabilidad y rendimiento adecuados. Es una información que debe estar estudiada y optimizada y, por lo que respecta a la web, colocada de forma visible y accesible de forma muy directa y sin estar oculta: El usuario lo agradecerá.

Mejoras en mobile para aumentar conversiones

Que tenemos que cambiar el pensamiento y hacerlo YA en versión mobile es una evidencia. Más del 50% del tráfico de cualquier ecommerce viene ya por versiones mobile y aun así muchas empresa de desarrollo siguen pensando en versión desktop como formato principal y adaptando a mobile … cuando el procedimiento debería ser ya al revés.

Noticias como esta (“Google comenzará a dar prioridad a las versiones móviles de algunos sitios web a la hora de indexar sus contenidos”) no hacen más que recalcar la importancia de la versión mobile.

Aun así el ratio de conversiones en dispositivos móviles sigue siendo bastante menor que en desktop, por lo que hay que seguir buscando la optimización del comportamiento móvil para igualar ese % de conversión.

Por lo general, tenemos que centrar la estrategia en 2 factores principales: Sencillez y velocidad. Dado que el espacio en las versiones mobile es más reducido, debemos de dejar aquellos elementos necesarios y prescindir de los elementos opcionales. Simplificar procesos de compra y, sobre todo, optimizar la velocidad de carga de los elementos de la web

Todo esto lo podemos hacer de la siguiente forma:

  • Colocando producto directamente en la home: De esta forma, si no tenemos producto (o selección bien definida de categorías en la home), ahorremos un paso para que el cliente entre en materia. Directamente ya puede visualizar producto

  • One Step Checkout: Reducir el número de pasos a la hora de finalizar la compra conlleva una mejora de la conversión muy importante

 

  • Reducir los campos necesarios: Muchas veces durante el proceso de checkout se piden infinidad de campos de información que luego son innecesarios (sobre todo si se mantienen los datos por defecto que solicita el CMS). Reduciendo aquello que el usuario nos tiene que aportar, evitamos que el usuario se “canse” de añadir datos y reducimos el % de errores que puede cometer.

  • Llamadas a la acción visibles y claras: Las llamadas a la acción tienen que estar en los lugares adecuados siguiendo un proceso de navegación lógica del dispositivo móvil. Además, deben de estar optimizadas en cuanto a tamaños y colores para cumplir con su cometido.

  • Selección de producto sencilla: Aporta la información precisa que requiere cada producto para que de un simple vistazo el usuario tenga toda la info

  • Menús sencillos y directos para hacer fácil la navegación. Además, destaca de forma visual aquellos elementos a los que quieras darle mayor valor.

  • Optimiza la carga de las imágenes: Un tamaño optimizado para resoluciones móviles es lo más adecuado para evitar que el usuario se desespere con la carga de las imágenes

En definitiva, para versiones móviles hay que optimizar la velocidad de carga al máximo (a través de una carga optimizada de las imágenes y suprimiendo la carga de elementos que no son estrictamente necesarios para la conversión) y ajustar la estructura de la web al dispositivo en cuanto a la forma de mostrar la información y las CTA.

¿Por qué tu blog empresarial no aporta valor a tu negocio?

Comenzar con un blog dentro de la estrategia online de la empresa suele ser una buena decisión, siempre y cuando esta vaya acompañada de una estrategia global con un objetivo claramente definido.

Un blog bien gestionado, con contenido de valor, publicaciones ajustadas a un calendario editorial y que van enfocadas a un target de público adecuado aporta a la empresa un reconocimiento como marca, una fidelidad de seguidores que potencialmente pueden llegar a ser posibles clientes y un conjunto de prescriptores de la empresa por el valor de las aportaciones.

Pero esta realidad donde un blog es visto como una herramienta efectiva de marketing, branding y como un posible canal adicional de ventas convive con el escaso rendimiento que muchas marcas obtienen del mismo por el nulo valor que aportan debido al poco valor estratégico que se le otorga al blog.

Podríamos definir una serie de razones por las que el blog no está aportando valor al negocio y son patrones que se repiten en la mayoría de los blogs empresariales:

OBJETIVOS NO DEFINIDOS

Aquello de empezar una estrategia porque la competencia lo ha hecho pertenece al pasado. No hay que comenzar un blog porque tu competencia lo tenga: Primero hay que determinar cómo poner en marcha dicha estrategia y qué valor va a aportar al negocio.

Escribir un post de gran nivel que aporte valor requiere tiempo y esfuerzo, si no tenemos claro cual es el objetivo de nuestro blog… ¿por qué malgastar el esfuerzo en algo que realmente no va a ser productivo?

Los objetivos que se pueden definir en el blog pueden corresponder a intereses de lo más variado, pero tienen que quedar definidos:

  • Generación de tráfico
  • Reconocimiento de marca
  • Linkbuilding
  • Comunicación empresarial
  • etc…

Cualquiera que sea el objetivo tiene que estar claramente establecido y en base a este proceder con la estrategia de generación de contenidos y la promoción de los mismos

NO HAY ESTRATEGIA DE CONTENIDOS

El siguiente paso es conectar los contenidos que vayamos a volcar en nuestro blog con los objetivos que previamente se han definido, ya que de nada sirve tener un objetivo definido pero no usar los medios adecuados (contenidos) para conseguirlos.

Igual que se define una estrategia de contenidos para otros canales tales como social media, email o marketing con influencers, el blog necesita una estrategia de contenidos claramente definida.
Además, hay que definir qué tipos de contenidos se van a utilizar (formato de los artículos, guest post, video, infografías, ebooks, …). En definitiva, hay que identificar el tipo de contenido más adecuado para nuestra audiencia.

NO HAY UN CALENDARIO EDITORIAL

Para conseguir un blog de éxito hay que establecer un calendario editorial y cumplir con las fechas de publicación establecidas: Establecer un calendario fijo aportará constancia y disciplina a la hora de la generación de contenido focalizada según la estrategia definida. Si previamente hemos definido nuestro calendario, solo tenemos que centrar nuestros esfuerzos en la generación del contenido fijado, no en sobre qué toca escribir.

Escribir de forma regular hace que la atención de los lectores sea mayor, sabiendo cuándo van a encontrar contenido nuevo o de la temática que están buscando, lo que también fideliza.

Además, actualizar de forma regular el contenido del blog siempre gusta al todopoderoso Google

NO IDENTIFICAR A LA AUDIENCIA CORRECTA

Unos de los principales errores suele ser que el blog es el sitio ideal para servir de altavoz de todas las noticias corporativas de la empresa. Que si bien pueden ser interesante, empieza a perder todo el fundamento explicado anteriormente cuando sólo se “vomitan” informaciones corporativas.

Tus clientes pueden estar muy interesados en las mismas pero… ¿y tus potenciales clientes? ¿No será mejor conquistarlos con contenido que aporte valor? Crea contenido para tus clientes y tus potenciales clientes. Crea aquello que sea interesante para ellos. Escribe sobre soluciones a los problemas que puedan estar buscando

NO TENER UNA ESTRATEGIA DE PROMOCIÓN ADECUADA

Crear contenido de calidad ajustado a un calendario editorial coherente y con un target de público identificado es el camino más fácil para conseguir que nuestro propósito llegue al destinatario final… pero no solo con la creación de ese contenido de calidad la gente lo encontrará fácilmente. Tenemos mucho camino recorrido… pero no todo

Es por ello que se nos queda el paso final, que es tener clara la estrategia de promoción de contenidos para conseguir llegar a la gran audiencia. Para ellos habrá que definir cómo actuaremos en ámbitos tan variados como:

  • Redes sociales: Twitter, Facebook, LinkedIn, … siempre respondiendo a una estrategia definida acorde a nuestro producto/servicio
  • Marketing de influencers, si se considera una parte donde nuestra promoción puede tener recorrido
  • Guest-Blogging, como forma inequívoca de conseguir reputación y visibilidad.
  • Etc…

Finalmente no debemos olvidar que nuestro blog empresarial es un pilar más dentro de la estrategia comercial de la empresa, por lo que no debemos de olvidar incluir las llamadas inteligentes a la acción a través del contenido del blog: Si resolvemos cualquier problema y para ello hacemos uso de alguno de nuestros productos… ¿por qué no incluir un link a la ficha de producto dentro del contenido del blog?

El blog puede ser un medio muy eficaz para incrementar el reconocimiento de marca y la credibilidad, así como un medio eficaz para generar ventas y captar leads que, mediante acciones complementarias, convirtamos en clientes finales.

Pero para que todo esto funcione a la perfección hay que tener un objetivo claro, definir los medios para conseguir y los canales para promocionarlo. Si toda esta ecuación se resuelve y el contenido aporta realmente valor, tendremos más fácil la consecución de los objetivos comerciales marcados.

Certificados SSL – Cuestion de confianza

Uno de los factores más importantes como decisión de compra dentro de un ecommerce es la generación de confianza. Que el usuario se sienta cómodo en nuestra web y que no veas contenidos “sospechosos” o faltos de información que le hagan dudar en la toma de una decisión favorable hacia completar el proceso de compra en nuestra.

Factores como la calidad de imagen de producto ofrecida, la referencias de terceros que existan a golpe de clic o el tener un información lo suficientemente completa como para responder todas las dudas que se puede plantear el consumidor son factores a tener en cuenta… pero hay uno más que cada día toma mayor valor: El certificado SSL.

Tener una web funcionando bajo el protocolo https es sinónimo de garantías, de que todas las operaciones de nuestra web se van a realizar segura. Además, como comentaba, es una cuestión de confianza… confianza que le ofrecemos al consumidor final. Estamos indicando que nuestra web es un sitio confiable y protegido, seguro para introducir datos personales y adaptado a la normativa legal.

¿Pero qué es un certificado SSL (Secure Socket Layer)? Básicamente estamos ante un protocolo de seguridad que permite que la comunicación de los datos sea segura entra servidor y cliente, realizándose dicha comunicación bajo algoritmos encriptados. El conocimiento de la clave para desencriptar el contenido solo está disponible en la máquina del usuario conectado y el servidor, de forma que nadie no tenga dichas claves puede leer la información que se está transmitiendo.

VENTAJAS DE INSTALAR UN CERTIFICADO SSL

Lo primero que nos viene directamente al pensar en SSL: Aportar más confianza a nuestros clientes. Acompañar de nuestra URL de un valor seguro es un punto que siempre suma. Tener un sitio catalogado como “no seguro” seguro que no suma. Esta mayor confianza -acompañado de todos los factores que indicaba en el segundo párrafo- genera que se puedan conseguir más ventas. No hay una relación causa-efecto, pero sí una relación lógica. En definitiva, este proceso lo que ofrece es llevar la seguridad al entorno online.

Mejora el posicionamiento orgánico de tu web… Tener un certificado SSL en nuestra web es un factor más que, nuevamente, suma de cara al posicionamiento orgánico de la web. Desde hace meses Google lo considera como un factor positivo. Tal vez no para incrementar notoriamente posiciones de forma orgánica pero si para mejorar la experiencia del usuario en nuestra web, que se disfrute más de cada visita, de cada página, de reducir tasas de rebote y, como paso lógico, de mejorar la conversión

Además, contar con un protocolo HTTPS ofrece más seguridad frente a ataques. La informacion sensible de clientes no queda expuesta como en una web no securizada.

Reforzamos la imagen de marca, ya que mostramos interés por ofrecer un entorno seguro y profesional, donde los datos está cuidados y nos hemos puesto los medios a nuestro alcance para que la navegación sea segura y confiable.

TIPOS DE CERTIFICADOS SSL

Hay tres tipos de certificado SSL diferentes que se adaptan a todo tipo de empresas, abaratando así la inversión a empresas pequeñas que no necesitan de una seguridad muy amplia.

  • Certificado SSL con validación de dominio (DV): En este tipo no es inspecciona a la empresa, simplemente se muestra la información encriptada en su web. Los usuarios verán un icono con candado en la barra de direcciones.

  • Certificados SSL con validación de organización o empresa (OV): El certificador ejecuta una inspección, aumentando la visibilidad de la empresa responsable del sitio y mejorando la fiabilidad. Los usuarios verán que junto al icono del candado verde se ve también el nombre del negocio.

  • Certificados SSL con validación extendida (EV): El certificador ejecuta una inspección del dominio y la web, comprobando la existencia de la empresa (jurídica y física) y su operatividad, además de comprobar que coincide el registro de la misma con los registros oficiales, verificando que la entidad que certifica ha revisado correctamente todos los datos. Es el más avanzado y el que requiere mayor documentación para validarse. Los visitantes verían que el nombre del negocio sale en la barra de direcciones (añadido al icono del candado verde).

 

 

¿Por qué necesitas una dirección artística si tienes un ecommerce?

Hablábamos en el blog de una cierta evolución lógica a nivel de la imagen para los productos. En primer lugar, que la fotografía básica y principal de los mismo fuera de calidad, que no nos vale cualquier fotografía hecha en cualquier condición de luz… si no que debería de ser una fotografía de calidad profesional

En segundo lugar, la humanización de la marca… dar un paso más en la fotografía de producto incorporando modelos que pudieran llevar nuestro producto, que pongan en contexto el mismo y que sirvan para resolver dudas que el usuario pudiera tener en el proceso de comprar al ver el producto puesto sobre una persona. En definitiva, que pudiera verse reflejado y ayudar esa imagen en el proceso de compra.

Ahora toca evolucionar…. Y dar un paso más: Incorporar una dirección artística para dotar de personalidad a la marca y, por ende, trasladar la misma a todos los campos de actuación de la misma y el ecommerce (y todo lo que le rodea) es uno de ellos.

Veo muchas marcas que tienes producto muy interesantes pero que no saben mostrar el potencial que tienen los mismos a través de sus canales: web, redes sociales, ecommerce, etc… Marcas que en muchos casos aplican el DIY (Do It Yourself) y con el “Háztelo tú mismo” van tirando… de momento.

Pero la realidad es que la imagen cada vez en más fundamental en una marca porque la competencia es tremendamente feroz. Podemos poner multitud de ejemplos de marcas cuya imagen es tremendamente espectacular y sus productos no lo son tanto o, dicho de otro modo más correcto, sus productos no son mucho más buenos que su competencia sectorial que usa una imagen DIY.

Establecer una dirección creativa que transmita los valores de la marca a través de mensajes atractivos vía redes sociales y con contenido volcado en web es un must. Toda empresa que, en cierta forma, tenga necesidades de trabajar su imagen, debería incorporar una dirección artística, y aquí dejamos abierto si interna o externa, aunque yo soy partidario de externalizar este servicio aunque en co-dirección directa con la empresa, porque las visiones externas y no “intoxicadas” del día a día van a permitir tener más diversidad de opiniones y puntos de vista que, al final, lo único que van a conseguir, es mejorar el resultado final si se trabaja de forma cohesionada y como equipo.

Una dirección que planifique contenidos, la tipología y la generación de los mismos, que aporte contenidos a las fichas de producto, a los sliders de la web, que organice la imagen a mostrar en los distintos canales sociales de la marca, que defina el mensaje que se va a lanzar.

En definitiva, que oriente la comunicación visual de la marca con un criterio claro y una difusión omnicanal.

Humaniza tu producto

Volver a uno de los temas que tanto me gusta tocar: La fotografía. Hacer algún tiempo (concretamente aquí) hablaba sobre la importancia de tener una buena imagen de producto en el ecommerce, ya que es fundamental que el nexo de unión inicial que hay entre un consumidor y una producto vía web sea de la mejor calidad posible, donde se realce el producto en todo su esplendor.

Bien, 3 años después, va siendo hora de que aquellos ecommerce que no lo haya hecho –y tengan posibilidades de hacerlo- den un paso más: Humanizar el producto.

¿Qué es humanizar el producto? Muy sencillo. Mostrarlo en las condiciones habituales en los que se va a encontrar, es decir, puesto en los pies de una persona si es un zapato, en la muñeca si es un reloj, etc… ya me entendéis.

Ver ejemplos de uso mejora la percepción que tiene el usuario final del producto, ve si puede quedar grande o pequeño, si el tacón es más o menos alto, si el bolso es más o menos corto y si los pendientes quedan más o menos finos y elegantes…

Añadir más información gráfica del producto nunca está de más y si podemos hacerlo con ejemplos de uso del mismo sería perfecto: Nos va a quedar una ficha de producto mucho más completa y en el que iremos acotando las posibles dudas que pueda tener el usuario al respecto del producto.

Porque recordad: El nexo de unión que tiene un consumidor con el producto que va a adquirir vía ecommerce es la fotografía (independientemente de que haya multiples factores adicionales que influyan en el proceso de compra, como puede ser opiniones de terceros, experiencias de compras anteriores, reconocimiento de marca, reconocimiento del producto, etc…)

Asi pues, si eres una marca, ya sabes que este apartado hay que trabajarlo… salvo que seas un marca dedicada exclusivamente a fabricar tornillos de 15mm … en cuyo caso tendremos que buscar otros canales 😉