La gasolina del trabajo

Hoy me apetecía escribir de uno de esos post motivacionales. Nada de internet, marketing online, diseño web, fotografía… pero si un poco de todo.

Muchas veces nos obcecamos con el objetivo, pero hay que disfrutar con el camino. Conseguir el objetivo es extraordinariamente motivador, pero disfrutar el camino hasta que lleguemos a conseguirlo es doblemente satisfactorio.

Para ello tenemos que rodearnos de un equipo. Un equipo afín, con el que tengamos confianza y tengamos la seguridad de que da el máximo, que responde ante todas las situaciones y que, aunque los proyectos sean de envergadura, su implicación es mayor.

No importa que no se tenga todos los conocimientos necesarios, sí importa que sepa donde conseguirlos. Personalmente valoro esto mucho más. En nuestro día a día, en el que nos movemos por multitud de campos, es extraordinariamente importante saber quién puede resolver los problemas que nos podemos encontrar.

¿Y cuál es la gasolina que mueve todo esto? Sinceramente… la pasión.

Las pasión por hacer un trabajo de calidad, por invertir las horas necesarias para conseguir el objetivo,  por estar en formación continua aprendiendo todos los días algo nuevo. La pasión de disfrutar del trabajo en equipo, sabiendo cumplir tu cometido y encajar en un engranaje perfecto. La pasión por sentirse motivado todos los días, sentirse importante dentro del conjunto y sabiendo que el equipo está por encima de los individuos.

Pasión, ilusión, motivación… llamémosle como queramos pero apliquemos estos conceptos en nuestro día a día. El disfrute no llegará únicamente cuando terminemos el proyecto de turno, sino que disfrutaremos a diario.

Ayer estaba motivado. Hoy me siento motivado. Mañana, también.

#ILoveMyJob #INeedMyTeam

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

18 − dos =