Creación de contenidos en la empresa

La creación de contenidos en la empresa

Crear contenidos para un blog corporativo no debería ser labor de una única persona. Sí que debería de haber un responsable del blog que sea el que canalice los contenidos, planifique su publicación y aporte el punto de revisión final antes de darle al botón de “Publicar”.

También es cierto que no todo el mundo está preparado para escribir en el blog de la empresa. Habrá gente que tenga facilidad de palabras, otros que se desenvuelvan como pez en el agua ante un folio en blanco y aquello a los que el estado de bloqueo se les active cuando tenga que plasmar en un texto mediamente legible y atractivo su punto de vista o su información sobre cierta temática. Llegados a este punto tenemos que ser capaces de implicar a todo el mundo y que cada uno aporte su contenido en función de sus posibilidades.

El contenido no siempre tiene que ser un texto estructurado en párrafos, podemos exprimir el conocimiento del equipo con otros tipos de post que son igual de interesantes y que tienen una estructura bien diferenciada. Veamos cómo podemos hacerlo:

  1. Tips o listados: Listado de ideas sobre una temática concreta. Ideas concretas, nada desarrollado. Basta con soltar las ideas de forma ordenada y coherente.
  2. Infografías: Contenido muy visual, donde el atractivo radica en la presentación de una información concreta.
  3. Entrevistas: ¿Tenemos expertos en ciertos campos en nuestra empresa? Una forma de obtener el contenido que ellos nos puedes aportar –y que no son capaces de poner en forma de post- es “guiarlos” mediante una entrevista. Un sencillo cuestionario que ataque aquellas ideas que queremos destacar.
  4. Desarrollo de post en base a las entrevistas anteriores. En este caso, no publicamos en formato  entrevista sino que aprovechamos el contenido que nos ofrecen en sus respuestas para redactar un post al uso como si lo hubieran redactado ellos.

Que el equipo que aporte contenidos sea plural y variado refuerza el concepto de equipo del que algunas veces hemos hablado por aquí, viendo recompensado el esfuerzo que realizan todos en beneficio de la empresa  que repercutirá positivamente en ellos (y en beneficio propio… ya que son reconocidos como “expertos” en la materia).

Además, nos permite ofrecer varios puntos de vista y tener variedad de contenidos, ofreciendo una visión plural de la empresa. Puede servir para generar debate entre los miembros de la empresa cuando traten un tema concreto, y eso siempre es positivo.

Por otro lado, si conseguimos implicar al equipo, la mejora formativa, la generación de conocimiento global será mayor: Cada miembro tratará de ofrecer la mejor información sobre el artículo en cuestión, lo que requiere de labor de investigación, análisis y desarrollo de contenidos.

Finalmente, los integrantes del equipo y creadores de contenido son los primeros evangelizadores de la marca. Proceso que surge de forma natural cuando ellos se sienten participes de ella y de su contenido.

Ciertamente, que todos los miembros de una compañía aporte su punto de vista al blog corporativo es difícil, pero debería de ser una labor en la que centrar esfuerzos en pro de un beneficio global.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

15 − 6 =