El daño que hacen las vanity metrics

Hace unos días nos encontrábamos con Facebook jugando con los usuarios (o más bien con los community managers de las fan pages), escondiendo el número de seguidores de las páginas. No habían desaparecido totalmente (que tampoco sería mala opción), solo que no tenía ese lugar tan predominante que tenía. Al final, ha resultado que han sido pruebas y todo vuelve a estar como estaba. Pero…

Esto da pie a una reflexión que viene directa: ¿Tan importante son estas vanity metrics para las empresas? Porque muchas veces este valor solo sirve para ver “quien la tienen más larga” cuando es justo lo contrario que deberíamos buscar en redes sociales.

Las vanity metrics son métricas fáciles de medir o monitorizar y nos pueden dar una falsa impresión de crecimiento, no indican puntos de mejora y hacen que perdamos el foco sobre los puntos de mejora que siempre tiene cualquier estrategia.

La búsqueda fácil del like, del Me Gusta, del follower… está haciendo mucho daño. Mucho daño porque nos desvía del objetivo principal que tienen que buscar las empresas en las redes sociales, que es la interacción con los usuarios… no coleccionar cifras que por sí mismas no aportan nada. Humanizar la marca y hacerla accesible es el objetivo. No pensemos en fans, followers y likes… pensemos en comunidad, engadgement por tipo de publicación, tasas de conversión según tipo de usuario

Buscando una analogía, las marcas han llegado a una fiesta a la que no estaban invitadas. Una fiesta de personas (las redes sociales) donde había buen rollo y diversión y donde las marcas han entrado sin llamar a la puerta, haciendo mucho ruido y rompiendo el buen ambiente que predominaba en las mismas.

Las marcas bien harían por replantearse la estrategia y pasar de las vanity metrics… que sí, que está muy bien tener miles de fan y cientos de likes por cada post… pero está mucho mejor conversar con los usuarios, resolverles sus necesidades y orientarlos hacia una conversión.

Porque al final de lo que se trata es de vender. Hasta ahora no se conoce el caso de una empresa que haya conseguido abonar las nóminas de sus empleados, pagar las facturas de proveedores y repartir dividendos entre sus socios a cambio de unos miles de likes. Y la interacción en las redes sociales es un paso más dentro proceso de venta. Así que apostemos por la conversación, por convertir las marcas en humanas y tratar de igual a igual a los usuarios.

Aquellas empresas/marcas que basan el rendimiento de sus redes sociales en la acumulación de likes no han entendido el canal, están confundiendo el medio y están abocados al fracaso y la pérdida de tiempo. Ahora bien, aquellas que apuesten por la conversación, por enviar un mensaje fresco y atractivo, que resuelva necesidades y que mejore la experiencia del usuario, tienen mucho recorrido en redes sociales.

De los 2 estados planteados en el párrafo anterior, lo primero es sencillo (se pueden conseguir likes y seguidores casi al peso con aplicaciones al alcance de muchos), lo segundo es complicado… pero es el verdadero camino hacia el éxito del canal.

Ahora bien, generar un contenido atractivo, enviar un mensaje adecuado e interactuar con el usuario no es fácil ni trivial y requiere de un conocimiento preciso de los valores de la marca y de lo que el usuario está buscando en nosotros.

Así pues… ¡manos a la obra!

12 metodos para generar tráfico web

12 formas de aumentar las visitas a tu web

Es evidente que podemos optar por varias estrategias cuando tenemos una web: Podemos optar por escribir de lo que nos apetezca sin pensar que los lectores pueden ser cuatro amigos y tu madre (si tiene página de Facebook seguro que entra a leer lo que escribe su hijo aunque no se entere de lo que estás escribiendo)… o podemos optar por la otra estrategia: Escribir sobre aquello que el público está demandando leer… porque queremos generar tráfico.

Si perteneces al primer bloque, creo que puedes dejar aquí la lectura y seguir navegando por la web con algún post de otra temática que seguro que te puede resultar de interés.

Si eres del segundo bloque, bienvenido de nuevo. Prosigamos con el artículo… y todo lo que a continuación mencione será referido a ti que quieres tráfico hacia tu web.

Generar tráfico hacia tu web es una estrategia laboriosa que se fundamenta en muchos pilares sobre los que vamos a ir desgranando el artículo. Porque además de generar tráfico, vamos a tratar de que este sea un tráfico de calidad, es decir, personas que estén interesadas en aquello que nosotros ofrecemos: Nuestro mensaje, nuestro contenido, producto o servicio. Esas personas son las que en un primer caso trataremos de convertir en leads para conseguir que sean prescriptores de nuestra marca (personal).

Analicemos las formas de conseguir tráfico (cualificado) a nuestra web:

CONTENIDO DE CALIDAD

Un tópico. Un básico. Un realidad como un templo: Tener contenido de calidad es innegociable. Si tenemos un contenido que merezca la pena ser compartido tenemos el punto de partida; el siguiente paso será darle visibilidad al mismo. Pero si nuestro contenido no vale para nada, traer tráfico (recordemos, de calidad) hacia una web que produce “basura” será harto difícil.

El contenido que ofrecemos se asocia a nuestra imagen de marca… así que más nos vale investigar, leer, analizar y producir contenido digno de ser compartido.

TÍTULOS LLAMATIVOS

En el ecosistema web podemos encontrarnos con miles de contenidos de alta calidad que pasan desapercibidos ante nuestros ojos. No tenemos tiempo de consumir todo el contenido que pasa por nuestros timelines, muros, emails… solo aquello que nos despierten interés en las escasas décimas de segundo que les dedicamos, serán los que abramos para consumir más pausadamente.

Títulos que respondan a nuestros criterios de búsquedas (no te olvides de la long tail), checklist, guía, recopilatorios… son conceptos que funcionan muy bien a la hora de generar tráfico.

PIENSA EN CONTENIDO SEO

Tenemos un contenido de calidad al cual le hemos puesto un título irresistible que va a hacer que nuestros lectores caigan rendidos ante él… parece una pareja perfecta… pero no! Nos falta algo más.

Aderecemos el combinado anterior con unos toques SEO. Aquí os hablaba del tema: Tengamos en cuenta también al buscador a la hora de generar el texto de nuestros artículos, busquemos el objetivo de posicionar nuestros artículos para ponernos ante los ojos de aquellos lectores que busquen lo que nosotros podemos ofrecerles.

CONTENIDO DE LARGO RECORRIDO

Escribir sobre contenido que perdure en el tiempo y tenga recorrido es una forma de que ese contenido tenga una duración mayor en el tiempo que si escribimos artículos de rabiosa actualidad.

Bien es cierto que ambos tipos de contenidos no son incompatibles y una buena estrategia podría pasar por combinar ambos de forma que combinemos piezas más largas y desarrolladas sobre contenidos perdurables en el tiempo (como puede ser este articulo) o piezas más sencillas sobre contenido actuales como este.

trafico-web-1

TENER UN CALENDARIO EDITORIAL

Parece una tontería pero no lo es: Si tenemos un calendario editorial de publicaciones establecido acostumbramos a nuestra audiencia… que sabe cuándo hay contenido nuevo y revisa nuestra web en los tiempos establecidos. Publicar de forma desordenada o desaparecer durante largos periodos de tiempo provoca el “abandono” de nuestros lectores.

En este mismo blog es algo que quiero establecer… porque he estado probando diferentes frecuencias de publicación para ver el impacto de las mismas…  y en breve habrá que tomar una decisión al respecto para establecer un calendario editorial fijo.

CUIDA TU IMAGEN… Y LA DE TU WEB

Hay que buscar un equilibrio entre todos los factores técnicos (velocidad, posicionamiento, usabilidad) y los estéticos: La imagen que proyectemos también influirá en el tráfico que venga a nuestra web. Una web que no es usable, que cuesta de encontrar el contenido nuevo, que no cuida la estética de los textos (párrafos, negritas, listados,…) es una web candidata al abandono… porque tu contenido puede ser muy bueno, pero si me ofreces un texto de 1500 palabras en un solo párrafo sin ningún punto de respiro visual, posiblemente no me veas el pelo en una segunda visita.

ACELERA TU WEB

Una web lenta en una llamada al abandono de la web… y esa es otra realidad innegociable como la del contenido: Si tenemos un buen contenido pero navegar por nuestra web es lo más parecido a una muerte a pellizcos, dar por seguro que ese usuario no vuelve más.

CUIDA AL USUARIO Y SU EXPERIENCIA DE NAVEGACIÓN

Tener un web responsive ya no es una opción, es una obligación. Estamos cansado de ver, leer y comprobar que la navegación en dispositivos móviles está creciendo, tomando valores superiores al 30-40% de media y en algunos casos siendo mayor la navegación por estos dispositivos que por equipos de escritorio… ¿Por qué nos seguimos empeñando en no actualizar y ofrecer una navegación de calidad?

trafico-web-2

ILUSTRA TUS POST

No vale con cuidar estéticamente tus textos, acompáñalos de imágenes atractivas. Ya sabemos aquello de que cuanta más azúcar, más dulce… Aplícalo a tus post para que sean más efectivos.

¡Ah! Y no te olvides de las infografías… generan un buen resultado porque de un rápido vistazo podemos obtener la idea principal del post

UN MAIL, UN TESORO

Facilita la suscripción de los usuarios a tu boletín, aunque tendrás que ofrecer algo a cambio ya que te están dando un tesoro mejor guardado 😉

Esto te ayudará a ir generando una comunidad alrededor de tu contenido.

REDES SOCIALES

Aquí podríamos hablar largo y tendido de las principales redes sociales y las estrategias a seguir para aumentar las visitas a nuestra web.

Lo fundamental en compartir nuestros contenidos en las mismas, con una periodicidad suficiente para llegar a nuestra audiencia pero sin ser monotemáticos, es decir, no nos miremos solo a nuestro ombligo: Compartamos contenido de terceros (contenido que sea de calidad) porque no ayudará a ir generando comunidad. Una comunidad que luego nos ayudará a darle difusión a nuestros propios contenidos de forma mucho más sencilla.

Hay que tener en cuenta la propia naturaleza de cada red social para saber cómo movernos en ellas.

LOS INFLUENCERS DEL SECTOR

Desarrollando contenidos con el apoyo de los influencers de tu sector, el alcance será mayor que el que tú solo puedas conseguir.

¿Cómo hacerlo? Por ejemplo, entrevistándoles en tu web, generando artículos donde se les mencione (pero ojo, que sean artículos con criterio, no de “peloteo”)… Por norma general, cuando alguien es mencionado en términos positivos, es frecuente que comparta dicho artículo a su comunidad.

trafico-web-3

Como veis, 12 puntos a trabajar con el objetivo de generar más visitas hacia tu web. Esta es una base, pero se me ocurren otros tantos más que dejaremos para un segundo post  🙂

twitter - incrementa visibilidad

Cómo incrementar tu visibilidad en Twitter

Hay una serie de tips para aumentar la visibilidad en Twitter que podemos aplicar a nuestra estrategia de marketing digital. Ya seamos un persona individual en la que buscamos una estrategia clara de marca personal ya seamos una empresa y estemos aplicando canal en cuestión para nuestra estrategia de marketing.

La búsqueda de la mejor estrategia para conseguir mayor visibilidad en Twitter es una búsqueda sin final. No hay un guion claramente definido al que nos podamos ceñir y seguir las pautas que nos marca para conseguir es visibilidad que estamos comentando. Por otro lado sería muy fácil y muy ilógico: Todos tendríamos una gran visibilidad y eso no es así.

Analicemos un poco el proceso y el funcionamiento de dicha red social. Hay estadísticas que hablar de que cada tweet que publicamos está de media unos 8 segundos visible en el timeline de nuestros followers.  ¿Qué significa esto? Pues que tenemos un espacio muy corto de tiempo para impactar con el mismo, conseguir RT o FAV.

El principal problema al que se enfrentan los nuevos usuarios (incluidos empresas que, lógicamente, son gestionadas por usuarios) es el desconocimiento de como funciona Twitter… y más si venimos de otras redes sociales tipo Facebook donde el contenido aun siendo consumido de forma rápida perdura más en el tiempo y está más accesible. Como damos por hecho que conocemos el core de funcionamiento de Twitter pasamos a indicar esos sencillos pasos que pueden hacernos incrementar la visibilidad en Twitter de nuestra marca.

  1. TWITEAR A LA MEJOR HORA

No existe un hora perfecta para publicar, pero si un abanico de horas sobre las que el alcance de tus tweets es mayor. Se antoja fundamental conocer nuestra audiencia para saber como interactuar con ellos. No es lo mismo si nuestro nicho se dedica jóvenes adolescentes que a embarazadas: Cada uno presentará unas horas de conexión diferentes (a niveles generales)

Para ayudarnos, podemos utilizar estas 2 herramientas: Followerwonk y SocialBro. Herramientas que te permiten detectar cuáles son los mejores picos de conexión. Estas herramientas combinadas con otras como Buffer o Hootsuite nos van a permitir automatizar las horas a las que lanzar nuestros tweets conocimiento de antemano cuales son las horas adecuadas

Por otro lado, hay que usar el sentido común: Hay diferentes nichos de mercados en los que la gente está conectada a unas horas determinadas que una herramienta no te detecta.

El concepto está claro: Twittear a la hora correcta para:

  • Maximizar el alcance de nuestras publicaciones.
  • Incrementar nuestra visibilidad en Twitter
  • Aumentar las opciones de conseguir visibilidad por medio de terceros a través de retweets y favoritos
  1. BUSCAR EL ENGADGEMENT

Necesitaría una estadística reciente para ver la cantidad de tweets que se generan al cabo del día… pero todos nos podemos hacer a la idea de que son millones. Muchos millones. ¿Qué aportar nuestro tweet en una pila de millones de tweets? Es como una gota en un océano.

Pues tenemos que buscar el engadgement… o dicho de otra forma, la conversación. La interacción con otros usuario, el debate sobre los temas tratados, el intercambio de opiniones… Este es el camino para aumentar nuestra visibilidad.

No hacerlo significa llegar a nuestro timeline “vomitar” nuestros tweets y salir del mismo a la espera de resultados… resultados que casi nunca van a llegar.

Para conseguir que generar engadgement tenemos que empezar dando, es decir, tenemos que empezar contestando a terceros, realizando retweets de otros perfiles, iniciando conversaciones. Es una cuestión de educación: Si llegamos los últimos a la fiesta tenemos que empezar por saludar al resto de los que ya están en la misma. Es algo básico.

Y sí, tenemos que ser educados y dar los buenos días, pero la conversación principal debería de ir en el sentido del tema tratado, de preguntar dudas, de intercambiar opiniones sobre el artículo compartido en el tweets, de compartir opiniones… Esa es la verdadera conversación que tenemos que buscar.

engadgement

  1. COMPARTE: GENERA COMUNIDAD

Lo he menciona anteriormente en la parte final… en engadgement tiene que ser la meta pero esto se consigue generando comunidad. Tener un grupo de seguidores afines pondrá el trabajo de conseguir mayor visibilidad en Twitter mucho más sencillo. Grandes bloggers consiguen RT incluso antes de que ellos mismos pongan los tweets correspondientes al post que quieren compartir. ¿Por qué pasa esto? Porque han generado una comunidad de seguidores deseosa de consumir sus contenidos y en cuanto ellos publican en sus blogs contenidos nuevos y frescos, directamente son compartidos. Es un trabajo intenso que ahora tiene su recompensa.

  1. TWITTER ANALYTICS

Totalmente recomendable. Todo aquello que podemos medir somos susceptible de mejorar. Y En Twitter Analytics tenemos mucha información de valor que no debemos de obviar.

  • Conocer la repercusión de nuestros tweets
  • El comportamiento de nuestras publicaciones según días
  • Conocer a nuestra audiencia y los intereses de la misma
  • La ubicación de los mismos (interesante para conocer el idioma)

Conocer a quien nos dirigimos nos puede ayudar en el uso de una estrategia correcta de hashtag… etiquetar correctamente los tweets puede ayudar a incrementar la visibilidad.

twitter - analytics

  1. INFLUENCERS Y MENCIONES

Por un lado, cada vez que compartamos contenido de terceros es recomendable mencionar a su autor, que sepa que hemos compartido su contenido puede ser el inicio de la conversación buscada anteriormente.

Por otro lado, si mencionamos a influencers dentro del sector, también es interesante que sepan que hemos hablando de ellos. ¿Por qué? Pues porque si el contenido que aportamos en nuestro artículo es de calidad posiblemente nos aporten un plus de visibilidad compartiendo nuestro artículo entre su masa de seguidores.

Como veis son 5 sencillos tips para mejorar la visibilidad en Twitter que todos podemos aplicar.

 

 

 

Errores comunes en social media

Las redes sociales llegaron para quedarse… tanto que incluso alguno con el poco tiempo que llevaban implementadas en nuestro día a día se consideraba experto, master o gurú.

Seguro que algunos de ellos tenían el conocimiento suficiente (que no la experiencia dado que era –y es- una disciplina muy joven) para autodenominarse así… pero esto trajo otra corriente: La aparición de community manager hasta debajo de las piedras. Todo el mundo era community manager y el que no lo fuera básicamente, no merecía vivir…

Pero veamos, apliquemos el sentido común… porque aunque no lo parezca, si aplicamos el sentido común a todo esto resultan las mejores acciones. Herramientas hay miles –y cada día salen herramientas nuevas- pero hay que saber usarlas, conocer el cliente, conocer qué puedes ofrecer y, todo ello, mezclado de forma uniforme a fuego lento en la olla del sentido común nos devuelve un caldo exquisito, válido, eficiente y que suma valor.

Trabajar gestionando redes sociales supone un reto muy interesante. Representar los valores de una marca y aplicarlos como propio es complejo: Hay que tener un conocimiento muy exquisito de la marca saber cuál es el plan que la misma tiene en mente.

Como no siempre ocurre lo anterior (y muchas veces se recurre al becario de turno para gestionar “eso del Facebook y el Twitter”) se pueden cometer errores de bulto. Errores que en social media se pueden pagar caro pudiendo acarrear crisis de reputación online, pérdida de credibilidad de la marca, …

 

NO TENER UN PLAN

El primer error es el más trivial pero es el primero que suelen cometer muchas empresas. No tener contemplado un plan de actuación en social media (muchas veces extrapolado a no tener un plan de marketing online).

No saber qué hacer en social media es sinónimo de meter la pata sí o sí. Abrir perfiles sociales por aquello tan manido de que todo el mundo los tiene no es la solución. Si vendes llaves de allen del número 8 ¿necesitas un perfil en twitter? ¿una página en Facebook? Sinceramente, me cuesta ver cuál es la rentabilidad de la presencia en social media para este producto concreto.

 

PERFILES INCOMPLETOS

Todos los campos de nuestros perfiles sociales son lugares donde aportar valor: Una imagen de cabecera atractiva, el link a nuestra web donde poder encontrar nuestros productos y/o servicios, una bio que exprese qué hacemos, qué vendemos y qué aportamos… Un gran error es dejar esto en blanco y no completarlo.

 

COMPARTIR CALIDAD, NO CANTIDAD

Parece que uno de los axiomas es compartir cantidad de tweets o postear mucho contenido en Facebook… ¿no será mejor revisar lo que compartimos en nuestros medios sociales y aportemos valor? Contenido de calidad publicado a diferentes horas para llegar mejor a nuestros seguidores aporta más que compartir mucho contenido que ya está trillado, no está contrastado o no es actual.

NO SUPERVISAR LO QUE SE PUBLICA

Muchas veces no se supervisa lo que se publica… directamente se comparte y ya está. Hay que tener mimo con estos detalles. Primero comprobar que el contenido que se va a publicar está accesible, segundo que se publica en condiciones. Un error muy típico que suele ocurrir en Facebook, por ejemplo, es compartir post y que no se vean las imágenes destacadas.

Esto se puede solucionar de forma sencilla pasando la URL a compartir por esta web: https://developers.facebook.com/tools/debug/

OJO CON LAS CONVERSACIONES

Representamos una marca, una empresa… no nos estamos representando a nosotros mismos. Con ello quiero poner énfasis en el tema de las conversaciones: Tenemos que representar los valores de la marca. Si la marca tienes matices divertidos, usémoslos… Si no, igual algunas conversaciones pueden estar fuera de lugar

HASHTAGS: SI, PERO…

Los hashtags son buenos para buscar contenido de la misma temática. Igualmente aportan valor para monitorizar el contenido generado en social media durante la celebración de un evento… Pero esto no significa que pongamos hashtags a todas las palabras de conforman una publicación: La hace ininteligible

PERSONALIZACION, NO AUTOMATIZACIÓN

Hay muchas acciones que se pueden automatizar. Es más, recomiendo el uso de ciertas herramientas de automatización a la hora de publicar contenidos como puede ser Buffer (para programar durante el día el contenido que quieres publicar en redes sociales), pero hay ciertos elementos que prefiero hacerlos de forma manual… y me refiero en concreto al toque humano: Si queremos agradecer a un usuario que nos haya seguido, no enviemos un tweet automático… le quita toda la humanización de la marca.

#Fail: Automatización de respuestas personales

#Fail: Automatización de respuestas personales

NO SER PROACTIVO… NI SOLUCIONAR PROBLEMAS

Muchas veces se recurre a los perfiles sociales de las marcas buscando la solución de problemas que nos han ocurrido por otras vía incluso en el mundo offline… Si el usuario recibe la callada por respuesta, el enojo será mayor. Hay que ser proactivo y solucionar problemas… y esto es un ejemplo de cómo hacerlo:

 

Respuesta de @ES_Acer a una mis consultas

Respuesta de @ES_Acer a una mis consultas

Podríamos enumerar unos cuantos errores más que se ven a diario en social media, pero con esto nos podemos hacer idea de cómo comportarnos en una de las partes de más cambio del marketing online

El alcance de las publicaciones de Facebook

Es un tema de debate de los últimos meses… el alcance de las publicaciones de Facebook. La red social que nos monitoriza, ha variado de forma drástica el alcance de las publicaciones de las páginas de empresa.

Según un estudio de Social@Ogilvy, el alcance de las publicaciones ha pasado del 12% al 6% en pocos meses:

Organic-Reach-Chart

Y es que hay que tener clara una cosa: Facebook no mira por nuestro negocio, mira por el suyo… y es que el valor de Facebook ha ido subiendo de forma inversa a como se han movido el alcance de las publicaciones. La jugada está clara: Quieres visibilidad, pasa por caja. Los Facebook Ads te están esperando. Un público segmentado al que mostrar tus publicaciones pero que requiere de una inversión que antes no era tan necesaria.

Con esta evolución en las publicaciones, se plantean varios escenarios sobre los que poder trabajar:

  1. Migrar nuestra estrategia social hacia otras redes sociales como Twitter o Google+, opciones ciertamente complicadas si tenemos una comunidad generada en Facebook. No subestimemos la red social de Google porque su crecimiento, aunque poco a poco, es evidente.
  2. Variar nuestra estrategia de contenidos en Facebook, buscando contenidos más innovadores, más virales, que generen más audiencia. Es complicado, pero si queremos obtener resultados distintos no hay que seguir haciendo las mismas cosas.
  3. ¿Es Facebook un pilar en nuestra estrategia social? Si la respuesta es si y necesitamos incrementar el nivel de visibilidad de nuestra publicaciones, la opción de pasar por caja es más que necesaria. Estamos ante una partida en la que no hemos puesto las reglas y jugamos fuera de casa… pero necesitamos seguir jugando. Valoremos la opción de usar el alcance pagado de Facebook.
  4. Si Facebook no es tan importante… potenciemos el uso de nuestros canales propietarios, potenciemos nuestro blog corporativo, hagamos fuerza en el posicionamiento del mismo… todo esto apoyado por el resto de redes sociales sobre las que basamos nuestra estrategia siguiendo nuestra estrategia en Facebook como hasta ahora.

Tenemos que plantearnos cómo de importante es Facebook dentro de nuestra estrategia de comunicación y/o venta, para tomar la decisión de variar la estrategia en el sentido de ofrecer contenidos diferentes, pagar por conseguir un mayor alcance o virar la presencia social hacia otras redes sociales.

¿Cómo proceder para aumentar la visibilidad en Facebook?

Lo más evidente pasaría por tratar de minimizar el impacto de bajada en el alcance de las publicaciones y “resistirse” a esa bajada….¿Cómo hacerlo? Sencillo y difícil a la vez: Generar contenido de calidad, que sea viral, que la gente comparta, comente o le dé al like… es decir, publicaciones de interés para los usuarios que hagan que el alcance de las mismas llegue más lejos.

Mostrar un perfil humano, sencillo, directo… humanicemos la empresa y no publiquemos como robots. Conozcamos nuestra audiencia e interactuemos con ella. Realizar publicaciones frecuentes, de calidad y analizando las horas de máxima difusión de nuestra publicaciones.

Publicar fotos, videos o noticias directamente en Facebook, sin incitar al “abandono” de la red social a través de links externos. Variar nuestra publicaciones (texto, texto más foto, etc…)

Otra opción pasaría por incitar a compartir contenidos, se mencione a influencer (ojo con esto para no acabar siendo spammers).

En definitiva, generar contenido de calidad para que nuestra audiencia interactúe con él y Facebook considere el mismo de calidad y en actividad de content curator muestre el mismo a la mayor cantidad de gente posible.

Midiendo el ROI en redes sociales

Cuando llevamos a cabo una acción sobre nuestra web tenemos que siempre muy presente el ROI

Pero… ¿sabemos que es el ROI? El ROI (Return On Investment) nos indica el retorno que ha tenido la inversión que hemos realizado, para evaluar si ha sido rentable o no. La fórmula general de aplicación es sencilla: Se trata de un % que calculamos entre los ingresos generados y la inversión realizada. Esto nos aporta un ratio que será el valor que manejaremos para evaluar nuestras campañas.

roi

Siempre hemos comentado que medir es fundamental para tener información sobre la que poder tomar decisiones. Independientemente del tamaño de las acciones que estemos llevando a cabo en nuestra web, tenemos que saber qué está pasando… y en este caso no nos tenemos que quedar con las métricas evidentes, como podría ser el número de likes que conseguimos en una campaña de Facebook.

Social-Media-ROI

Conocimientos del mercado, ventas, referencias, satisfacción del cliente, leads, visitas … todo ello combinado contra el tiempo y la inversión económica realizada.

Para poner en perspectiva el ROI hay que tener claro que métricas son sobre las que queremos poner el foco, es decir, qué queremos medir. En redes sociales hay muchos datos y podemos destacar:

  • Impresiones, que nos indicarán las veces que nuestras publicaciones aparecen en la línea de tiempo de los usuarios
  • Alcance, que nos indica en Facebook el número de personas que han visto una determinada publicación
  • Interacciones que se producen con nuestro contenido… podrían ser comentarios, menciones, tweets, compartidos, repins (todo ello en las distintas redes sociales)
  • Variación de comunidad, ¿Cómo ha crecido nuestra comunidad? ¿son activos los nuevos usuarios? ¿Cómo actúan con nuestra página? ¿Comentan?
  • Tráfico generado hacia landings. Podemos orientar nuestras campañas en redes sociales para generar tráfico hacia nuestra web. ¿Qué volumen de tráfico hemos generado? ¿Han convertido las visitas que han venido de redes sociales?
  • Menciones. Analizando las veces que se menciona nuestra marca en redes sociales, valorando si esto se hace de forma positiva o negativa. Es decir, no tenemos que estar ajenos a la conversación.
  • Tasa de rebote. ¿Cómo se comportan los usuarios que vienen de redes sociales? ¿Navegan por el sitio? ¿Entran y se van? Si es así posiblemente estemos confundiendo el mensaje inicial y el usuario que llega motivado por el clic sobre un determinad enlace social espera un contenido distinto del que estamos mostrando.
  • % Conversión. ¿Conseguimos leads? ¿Generamos ventas? ¿Cuántas de las visitas que vienen por medio sociales acaban convirtiéndose en leads?
  • CPC. Coste por clic. Valor sencillo y básico que nos indica el coste por cada clic que hace el usuario sobre nuestras publicaciones. Valor a minimizar.
  • CTR. % entre el número de clics y el número de impresiones realizadas. Valor a maximizar.

En definitiva, con la información que saquemos de los indicadores anteriores y conociendo el dato de la inversión realizadas, tenemos que calcular el retorno que tenemos de la inversión. Como es lógico, el ROI es un valor que tenemos que maximizar: Cuanto más alto sea mejor.

Roi in social media

El ROI siempre tiene que estar presente en toda estrategia. Desconocer como evoluciona nuestra campaña supone condenarnos al fracaso

Convirtiendo el like en venta

Estamos en un momento en el que las empresas quieren obtener más rentabilidad de su participación en redes sociales. No solo vale con ir generando una comunidad sino que hay que convertir esos likes en ventas. Esa es la verdadera rentabilidad de las redes sociales.

Todavía me sigue sorprendiendo como muchas empresas y profesionales valoran la cantidad por encima de la calidad. En definitiva, de nada nos vale conseguir cantidad y esta ingente comunidad no interactúa y no aquella comprando nuestro producto o contratando nuestros servicios.

Hay un camino que deberíamos seguir: Convertir esos likes en leads para mediante las herramientas adecuadas tratar de convertir esos leads en venta. Y la monitorización debería de ser global, no solo en el canal de venta… sino en todo el proceso anterior. A día de hoy es fundamental conocer al cliente, tener la máxima información de él para así poder ofrecerle aquello que se ajusta a sus necesidades.

En entornos B2B, orientados a relaciones entre empresas, no deberíamos de aplicar las mismas acciones que en B2C, orientado al cliente final. Cada uno tiene una necesidad y, como hemos comentado anteriormente, tenemos que conocer a nuestro cliente.

Por ejemplo, para entornos B2B, podemos llevar a cabo las siguientes acciones en las distintas redes sociales:

  • Linkedin: Aunque estemos hablando de relación entre empresas, realmente quien lleva a cabo esas relaciones son personas. Personas con poder de decisión, con nivel directivo.  En este caso, una política interesante sería atribuir la auditoría de contenidos al CEO de la empresa, la cabeza visible de la misma que es la persona que realmente tiene seguidores.
  • Facebook: Podemos usar una estrategia de Facebook Ads con un landing donde ofrecemos algo de valor de forma gratuita a cambio de cierta información (un mail de contacto, información segmentada,…). No nos quedamos en un simple like en la red social, sino que obtenemos algo más. A cambio del lead podemos ofrecer test de nuestros productos gratuitos, análisis gratuitos que le aporten valor al lead (por ejemplo, una auditoria SEO de su web), libros blancos, webinars, newsletters, …

Para B2C podemos generar acciones divertidas que generen branding, concursos –que no necesariamente tienen que hacerse en Facebook-, llevar a cabo estrategias de fidelización (la pertenencia a un Club VIP le aporta cierto valor al usuario, le aporta un sentimiento de pertenencia a un grupo selecto), newsletters, etc… En definitiva, estudiar el segmento al que nos vamos a dirigir y ofrecerle aquello que creemos que puede serle útil.

En definitiva, no tenemos que quedarnos con un simple like. Como otras veces he comentado en este blog, eso solo aporta ego-satisfaction, pero no conversiones. Y sin conversiones (es decir, sin ventas), no hay beneficios… que es de lo que se nutren las empresas.

 

Mis “amigos” de Facebook

Leía hace unos días un artículo de una entrevista a Juan Merodio donde hablaba sobre la “muerte” de Facebook. Como todo en la era digital: Nace, tiene un ciclo de vida, alcanza un periodo de madurez y, finalmente, se agota y muere. Que tarde más o menos tiempo dependerá del uso que hagan lo usuarios.

En cierto sentido estoy bastante de acuerdo con dicha afirmación. No sé si llegará al punto de muerte absoluta pero si al agotamiento por parte de los usuarios del día a día. Constantes cambios de algoritmo, publicaciones “dirigidas” por campañas de ads, invasión de un espacio personal por parte de las marcas… todo ese mix hace que el usuario empiece cada vez a sentirse menos cómodo.

Y es que un espacio concebido para el encuentro personal a acabado derivando en algo muy distinto.

Por un lado la invasión de las empresas tratando de hacernos “amigables” a toda costa sus marcas, productos o servicios. El “todo vale” y el “tengo que estar” mal gestionado que conlleva que haya un exceso de “ruido” que en nada favorece ni al objetivo que pretende conseguir la empresa en su estrategia de comunicación ni al usuario poniendo en valor a dicha marca, que la ve intrusiva en su espacio y que, en cierto modo, distorsiona su muro, su espacio social. Al hilo de esto no deberíais de dejar de leer este articulo de Territorio Creativo, muy interesante sobe el alcance de las publicaciones para empresas.

Por otro lado, el mundo paralelo que algunos “amigos” se montan en Facebook. Un mundo de excelencias, de vidas imaginadas, de éxitos… o de miserias, de vergüenzas, … en definitiva, de apariencias. Si, puede ser real como la vida misma, pero cuando uno se conecta a Facebook –o al menos en mi caso- trata de buscar a sus amigos, a los de verdad no a los que aparentan, a los que siempre se quejan. Trata de buscar aquella información de las empresas que pueda ser interesante, real… no aquella que te hacen consumir por los ojos.

Por eso Facebook ya no es lo que era en su origen… o al menos en el origen que creo que fue concebido y en el que todo usuario consideró que era en el momento de registro. Mis amigos, los de verdad, son los que están al otro lado del teléfono, los que están tras una llamada, los que aunque pase tiempo sin vernos físicamente parece que fue ayer cuando tuvimos nuestra última charla. Los de Facebook –mucho de ellos- son sólo conocidos… y es que hemos “relajado” mucho el concepto de amistad… y por tanto, el uso de Facebook ya no es el que era

Cómo contactar con bloggers

Hace unos días comentaba que los blog son elementos importantes en la política de difusión de contenidos. Son importantes porque nos ofrecen una audiencia segmentada, acorde con el producto/servicio que nosotros ofrecemos (siempre que hagamos un trabajo previo de búsqueda de blog adecuado, fase que doy por sentada que hemos hecho correctamente).

Parece sencillo: Encontramos un blog a cuya audiencia le puede encajar nuestro producto, tenemos un producto en el que confiamos ciegamente que puede serles útil… hagámoslo llegar al blogger.  Visto así, la ecuación solo puede tener un resultado final: Éxito.

Pues no. No es tan fácil.

Como toda relación de pareja (en este caso marca-blogger) hay que ir poco a poco, conociéndose, cediendo y compartiendo. Veamos cuales son los pasos para que esa relación sea duradera en el tiempo y, sobre todo, beneficiosa para las partes.

  1. Como en cualquier pareja, la otra parte debe de sentirse especial, única, diferente… y en este caso no es menos. No podemos dirigirnos al blogger como “Estimado blogger”, “Querido blogger”, etc… los bloggers son personas y como tal, tienen nombre. El primer paso es ineludible: Saber con quién estamos hablando. Tratamiento personalizado y único. Ni intro generalistas ni copy&paste.
  1. Bien. Ya sabemos a quién dirigirnos… ¿pero tiene sentido el contacto? Este punto debería de ser el punto 0, pero como considero más importante saber a quién nos dirigimos y esto se da por supuesto, lo menciono aquí. No podemos matar moscas a cañonazos y dirigirnos a todos aquellos blogs que puedan tener una mínima relación con nuestro producto/servicio. Hay que saber que el blog al que nos dirigimos tiene una audiencia acorde con lo que nosotros ofrecemos. Además, si contactamos con blogger para algún tipo de evento, tenemos que tener en cuenta la disponibilidad geográfica.
  1. Se claro y conciso. El tiempo es oro. Expón tu propuesta en unas breves líneas… y no esperes ni respuestas inmediatas ni que trabajen gratis para ti. Puede ser que tu propuesta sea interesante pero el blogger no la considere por su política de contenidos. No pasa nada. En otra ocasión será. Uno de los fallos principales es crear(se) falsas expectativas y esperar mucho.
  1. Independencia. Si la relación queremos que sea fructífera y duradera, la independencia tiene que ser total. Si el blogger acepta seguir nuestro guión (cosa poco probable en blog de referencia), al final sonará su mensaje a “panfleto” y el efecto que se conseguirá no será el idóneo. El mensaje tiene que ser natural… ahí está la clave del éxito. Las opiniones de terceros son más tenidas en cuenta que las de la propia marca porque suena naturales, creíbles.

La clave pasaría por realizar un tratamiento único y exclusivo. Ofrecer aquello que sabemos que puede ser de interés para la audiencia del blog (y por ende, interesante para que el blogger escriba sobre ello) y dejar total libertad.

Esto puede traer consecuencias no esperadas, como por ejemplo que nuestro producto no de la talla. En este caso, muchos blogs suelen optar por no hacer ninguna reseña/mención al respecto o ser livianos con sus críticas. Si esas opiniones tienen sentido, nos pueden aportar un feedback  muy interesante que tenemos que saber aprovechar. Sabemos que la conversación se va a dar, participemos en ella.

La obligación social

La obligación social

Desde el punto de vista de la empresa, percibo dos corrientes que me llaman la atención dentro del mundo de las redes sociales:

  • Aquellos que ven las redes sociales como una pérdida de tiempo.
  • Aquellos que ven en las redes una obligación de tener que estar en todas.

Y creo que el punto intermedio es el que representa el equilibrio.

En el mundo del marketing online hay multitud de herramientas, conceptos, conocimientos que surgen cada día. Muchos que tienen un ciclo de vida corto, que parecen que son herramientas que nos pueden solucionar muchos aspectos de nuestro día a día y que luego se quedan en nada o que simplemente son mejoradas por la competencia… pero una de esas herramientas que vinieron hace unos años y se han quedado son las redes sociales.

Desde el punto de vista de la empresa, las redes sociales son una herramienta más de trabajo y como tal y hay que saber usarlas.

La obligación social

De ellas se dice que no sirven para vender, que no convierten directamente… pero es innegable que desde ellas podemos ofrecer un estupendo servicio a nuestro cliente potencial en el momento previo a la compra o resolver dudas en un proceso postventa. Además, las recomendaciones sociales que terceros hacen de nuestros productos también reportan ventas futuras. Ventas que no se realizarán in situ en nuestra fan page de Facebook o en Twitter, pero que culminarán en nuestra web un proceso que se ha iniciado en una publicación de un post de Facebook, por ejemplo.

De ellas se dice que tampoco sirven para posicionar (posicionamiento SEO), pero el que otro compartan nuestra información, nuestros productos, nuestras entradas de blog hace de ello un contenido viralizado que acaba en post de blogs de tercero que hablan de nuestro producto, que enlazan nuestro contenido y eso sí que afecta al SEO.

Pero no todo es tan sencillo. Como primer paso hay que saber dónde estamos (qué producto tenemos, cómo podemos venderlo y dónde está nuestro cliente potencial) y una vez que tengamos eso claro, ver cuáles son los canales sociales en lo que tenemos que invertir nuestro tiempo. No hace falta estar en todos.

Si con Facebook e Instagram alcanzamos el 90% de nuestro público potencial… ¿merece la pena invertir más tiempo y recursos en Twitter para ese 10%? Esa son decisiones que tenemos que tomar a priori, antes de empezar con la creación de perfiles sociales que luego vayan a estar en estado de abandono.

ESTRATEGIA Y PLANIFICACIÓN

La planificación de contenidos y la estrategia de publicación de los mismos son fundamentales para que nuestra experiencia social sea positiva. Los pequeños pasos marcan un largo camino.