7 consejos para el diseño de mails adaptados a móviles

El email sigue siendo uno de los canales con mayor tasa de conversión dentro de toda la estrategia de acciones que podemos llevar a cabo dentro de un plan integral de marketing online.

Por ello es de especial atención que cuidemos este medio de forma que consigamos mayores tasas de apertura del mismo y uno de los primero pasos es optimizar estos envíos teniendo en cuenta la naturaleza del ámbito de apertura del destinatario… y esta no es otra que dispositivos móviles.

Gran parte de nuestros suscriptores abrirán nuestros correos en dispositivos tales como móviles o tabletas y aquí es donde no tenemos que fallar: La tasa de apertura de correos electrónicos en móviles sigue creciendo, cifrando algunos estudios la misma en más del 50%

Como en todos los artículos que vengo escribiendo recientemente, hay que buscar la mejor experiencia de usuario, que el usuario se sienta cómodo con nuestro contenido, que reciba contenido atractivo y que lo pueda “consumir” de la mejor forma posible… recibir un mail en el que el mensaje no queda claro, la lectura del mismo se hace harto complicada y el contenido no aporta valor, es un punto negativo y a la apertura a la baja de la suscripción. Un camino que cuesta tanto de conseguir (la suscripción de usuarios) puede desandarse con relativa facilidad si los errores anteriores se repiten de forma frecuente.

Hay que pensar en el concepto responsive, pensar en que nuestro contenido se puede ver de forma adecuada independientemente del dispositivo: Si ya lo implementamos en nuestra web, implementémoslo en uno de los nexos de unión del usuario con nuestro contenido.

Para ello hay una serie de consejos a tener en cuenta en la generación de dichos contenidos mobile-friendly, que enumero a continuación:

  1. TEXTO DEL ASUNTO: CORTO Y LLAMATIVO

Es el primer contacto con nuestro lector… y no hay una segunda oportunidad de causar una primera impresión. Así que seamos concisos, directos y atractivos.

Un asunto que sea llamativo, que aporte, que se diferencie del resto (puede contener algún tip o icono), que tenga palabras claves “mágicas” si estamos ante campañas de comercio online (gratis, descuento, rebajas, ofertas, …)

Iconos llamativos para resaltar mails dentro de la bandeja de entrada

 

  1. PRIMERA FRASE DESCRIPTIVA

La primera frase en el cuerpo del mail debe de ser descriptiva, que indique la temática del mail con la opción de poder ver dicha info en web. No utilicemos una imagen de entrada porque esta directamente no se muestra descargada y podemos perder el primer impacto del cuerpo del mail

Primera frase descriptiva

Primera frase descriptiva

  1. FUENTES SENCILLAS Y LEGIBLES

Hay que evitar tener que regalar una lupa a cada uno de nuestros lectores para que vean el texto de nuestros correos. Hay que pensar que estamos optimizando el canal móvil y el uso de fuentes muy pequeñas hace que más de uno de deje los ojos a la hora de poder leer que estamos ofreciendo.

Y si eso ocurre, la experiencia de ese usuario será nefasta y cuando reciba un segundo correo nuestro lo primero que hará será coger hora en el oculista. Acto seguido borrará nuestro email porque no podrá leerlo.

Fuentes claramente legibles

Fuentes claramente legibles

  1. DISEÑO EN UNA COLUMNA

En pantallas de tamaño reducido, el uso de distintas columnas puede llevar a la confusión de la información por el modo en que estas se van apilando: Lo que en una pantalla de escritorio puede quedar perfectamente claro a nivel informativo, en una pantalla de móvil puede suponer un batiburrillo de información mezclada que no va a aportar la mejor de las experiencias de navegación para el usuario.

Además, procura limitar el ancho de los diseños a 600 px, de forma que evitaremos la visualización de los emails en casi cualquier tipo de dispositivo móvil (y, lógicamente, los veremos de cine en resoluciones de pc o portátil).

  1. OPTIMIZA LA CARGA DE IMÁGENES

Optimiza la carga de imágenes usando el tamaño adecuado porque los datos en la telefonía móvil van que vuelan. Queremos que el usuario pueda consultar nuestro email en todo su esplendor pero si hacemos uso de imágenes grandes, estas tardarán en cargar y el usuario no visualizará correctamente el mensaje.

  1. LLAMADAS A LA ACCIÓN CLARAS

En todo email –sobre todo si es de índole comercial- debería de haber una llamada a la acción. Ofrecerle al usuario la opción de ver más información, adquirir el producto, beneficiarse de un determinado descuento por aportar cierta información… Algo que ofrecemos al usuario en nuestro email.

Esas llamadas a la acción tienen que cumplir 2 requisitos mínimos:

  • Deben de ser claras y precisas y no confundirse con el resto de contenido de nuestro email. Deben de ser llamativas (en color y tamaño)
  • Nunca deberían de estar sobre imágenes, ya que, por normal general, estas no se cargan en la vista previa de los correos, con lo que si nuestro mensaje es suficientemente bueno que el usuario esté motivado y la llamadas a la acción está en una botón que no se ha cargado previamente, estaremos perdiendo una posible conversión. Si no quedara más remedio que poner una llamada a la acción sobre una imagen, la etiqueta ALT se antoja crucial para indicar un mensaje totalmente descriptivo: “Compra ahora aquí”, “Consulta la info pinchando aquí”, …
Llamadas a la acción visibles y destacadas

Llamadas a la acción visibles y destacadas

  1. PRUEBA, PRUEBA y PRUEBA

Parece obvio, pero antes de realizar un envío de mailing asegúrate de cómo se mostrará este mail en la mayor cantidad de dispositivos posibles.

Como he comentado anteriormente, una experiencia de usuario positiva es un punto imprescindible para seguir captando la atención del usuario.

 

Estas son 7 consejos que podemos aplicar al diseño del emails adaptados a dispositivos móviles, pero seguro que hay alguno detalle adicional a tener en cuenta… ¿Se te ocurre alguno más?

email marketing

El uso del mail como herramienta de marketing

Asimilado en nuestro día a día, el email sigue siendo la herramienta más efectiva para llevar nuestras ofertas y promociones hacia el público final. Muchas veces dado por muerto (al igual que los blogs), su vigencia en nuestro día a día como herramienta de captación y fidelización de clientes es total, convirtiéndose en un fijo en cualquier estrategia de marketing que se planifique.

Pero ojo, no es oro todo lo que reluce… enviar un mail con nuestra campaña no significa que eso sea sinónimo de éxito seguro. Llevar nuestra oferta hasta el cliente no es garantía de que vayamos a convertir… todo dependerá de cómo mostremos nuestra oferta, de cómo le “hablemos” al usuario, de con qué periodicidad lo hagamos y, muy importante, si le estamos hablando al usuario adecuado.

Porque es evidente que nuestro mensaje tiene que ser atractivo, cercano, claro, conciso… que el usuario sienta interés por ver más allá, por darle una oportunidad a nuestro mensaje pero es igual de importante enviar este mensaje al usuario adecuado. La segmentación pasa por ser la clave del éxito de una campaña de email marketing. Aquí no se trata de matar moscas a cañonazos, aquí se trata de ser francotiradores… y espero que se me entienda este símil tan bélico. Y pongo un ejemplo:  Será más efectivo un envío de mailing a una base de datos de 1.500 registros que han demostrado un cierto interés en nuestro producto, que otro de 10.000 registros donde englobamos todo tipo de públicos y desconocemos información de los mismos. En el primer caso conocemos que nuestro público potencial tiene intereses acordes con nuestro producto o servicio, sabemos que tenemos algo que puede ser de su interés. En el segundo caso, posiblemente una gran cantidad de esos potenciales clientes no tengan el más mínimo interés en nuestro producto y vean nuestra marca como spam, como algo nocivo… conseguiremos el efecto contrario al deseado: De suscitar interés o pasar al olvido.

Es evidente que el email marketing tiene una serie de ventajas que lo hacen especialmente atractivo. Entre ellas podemos destacar:

  1. Eficaz: El usuario nos ha dado su dirección de email (muchas veces a cambio de algún servicios gratuito, una descarga, una ventaja de compras futuras…), con ello estamos antes un público que es proactivo, que quiere seguir conociendo más información de nuestros servicios.
  2. Económico: Hacer envíos de emailing es relativamente económico. Hay herramientas en el mercado que con un coste reducido (o incluso gratuito según la cantidad de envíos) hacen su papel de manera más que eficiente.
  3. Analizable: Podemos medir los resultados de nuestros envíos, ver qué tasas de aperturas, bajas, conversiones derivadas del envío de mailing… Y ya sabemos que todo aquello que podamos medir es susceptible de mejorar.
  4. Segmentable: Con una base de datos con la información adecuada, además de la recopilada en nuestros envíos previos, podemos afinar muchos nuestros envíos de mailing. Por ejemplo, filtrar aquellos usuarios openers y mandarles ofertas de forma más repetida, o extraer información de las mejores campañas con usuarios openers para usarla para reactivar cuentas de correo que no tienen la misma tasa de apertura (vamos, que a estos que se lo piensan le mandamos las delicatesen de nuestros envíos anteriores).
  5. Multiformato. Ya que podemos usar múltiples formatos para el envío. Podemos promocionar productos, realizar ofertas exprés con fecha de caducidad (y que la misma se vaya actualizando en tiempo real para saber cuándo finaliza), promocionar nuevas aperturas de negocios, tratar de conseguir mayor cantidad de suscriptores (invitando a amigos/conocidos)

acierto-email-marketing

Además, a las 5 características anteriores podemos sumarle la cotidianidad del email. Todos estamos acostumbrados a recibir correos electrónicos en nuestro día a día, por lo que no estamos ante una acción intrusiva y excepcional. De nuestra creatividad, de lo optimizado de nuestro mensaje y de lo afinada que esté la segmentación de nuestra base de datos en el momento del envío, dependerá en gran medida el éxito de nuestra campaña de emailing.

En cuanto al formato del mail, este debería de seguir ciertos patrones ineludibles:

  • Responsive: La tasa de aperturas de los mailing en dispositivos móviles es cada vez mayor. Al igual que hemos recomendado que toda web debe de estar adaptada a los mismos mediante estructuras responsive, los mailings también deben de estarlo. Un mail donde no apreciemos en su totalidad el mensaje promo que estamos mandando es un mail que acaba en la papelera
  • Sencillez: El concepto de menos es más también tiene cabida en el mail. Mensajes directos, sencillos y eficaces. Títulos que atraigan, que sean llamativos.
  • Ofertas: Evidentemente, podemos tener un mail sencillo, responsive y con un mensaje claro… pero si lo que ofrecemos no es de interés, aquí acabará el ciclo de vida del mail. Tenemos que ofrecer algo de valor, que sea diferencial (bien por precio, servicio, diseño o calidad).
  • Imágenes: Deben de ser atractivas (para llamar la atención) y optimizadas (para que pesen poco y su apertura no conlleve mucho ancho de banda (pensando en navegación móvil).
  • Social: Los archiconocidos botones sociales deberían de estar también incluidos. Siempre es útil tenerlos a mano para facilitar la labor de difusión de nuestro mensaje.
  • Información corporativa: No debemos de esconder dicha información. Quién realiza el envío, nuestros datos de contacto y facilitar la opción de darse de baja (no hay nada que cabree más a un usuario que querer darse de baja de un servicio y no tener forma de hacerlo.

El email marketing es una faceta extremadamente interesante,  donde afinar el mensaje y el destinatario final pasan por ser las claves para conseguir el éxito de la campaña. Una herramienta relativamente económica de utilizar con un alto porcentaje de éxito a día de hoy.

 

 

Tu correo electrónico… como conseguir ese objeto de deseo

Tu correo electrónico… como conseguir ese objeto de deseo

Conseguir tu correo electrónico es una fuente de deseo de muchas páginas web. Es el punto de partida para estar en contacto contigo de forma directa, ofrecerte productos y servicios que no vas a poder rechazar, hacerte adict@ a comprarlo y a ser un Brand lover … bueno, quizás no sea exactamente así, sobre todo la segunda parte, pero sí que es el punto de partida para realizar campañas de email marketing 😉

Para las empresas, conseguir una conversión del tipo anterior, es decir, que tú les indiques de forma voluntaria tu correo (hay otras formas de conseguirlo para ellas, como puede ser la compra base de datos de correos) es un gran logro. De entrada ya estamos mostrando cierto interés en aquello que ofrecen.

Nuestro día a día es un constante bombardeo de mails de publicidad, impactos visuales, etc… que tratan de despertar nuestra atención. Entre ese maremágnum, la gran mayoría pasan desapercibidos ante nuestro ojos y van directamente al contenedor del mail basura… ¿pero que pasa ante esos en los que nosotros nos hemos registrados voluntariamente prestando toda la atención del mundo? Que los miramos con otros ojos, con interés.

Para conseguir ese objetivo, la web tiene que seguir ciertos patrones a  nivel de estructura y diseño:

  1. Hay que ofrecer algo interesante.  El usuario no va a dar el correo electrónico así porque sí… tiene que tener una recompensa por ello, en forma de producto exclusivo, disponibilidad del contenido de forma anticipada, contenido adicional, ebook gratuito, muestra de producto, pequeña auditoría en condiciones ventajosas… Algo que satisfaga sus necesidades: Contenidos Premium, descuentos u ofertas, invitaciones a eventos exclusivas,…
  2. Textos atractivos. Textos que conviertan por si solos, grandes titulares, descripciones simpáticas y que no dejen dudas
  3. Solicitar los datos justos. Ni más ni menos. Si se solicitan más datos de los que se van a utilizar, el usuario se cansará en el proceso de registro. Si se solicitan menos, nuestros niveles de segmentación no podremos aplicarlos correctamente y así no podremos afinar tanto nuestras campañas de email marketing.
  4. Llamadas a la acción visibles. Botones que inciten a completar el proceso de registro
  5. Opiniones de tercero. Recomendable aunque no imprescindible. Hemos dicho anteriormente que le hacemos caso a opiniones de terceros antes que a lo que la propia empresa/marca nos cuente de sí misma. Basándonos en esto, si podemos incluir opiniones de terceros sobre los beneficios que se obtienen al completar el formulario, tendremos un punto a nuestro favor.

En definitiva ofrecer confianza, transparencia y cubrir necesidades que pudiera tener el usuario. Esas tres premisas son las necesarias para optimizar las conversiones y la consecución de direcciones de correo.