Factores básicos para la optimización SEO

Existen una serie de factores básicos para la optimizacion SEO on-site, es decir, acciones que debemos de llevar a cabo en nuestra web. Muchos de ellos son triviales y evidentes pero hay que tenerlos en cuenta a la hora del desarrollo web.

Podemos definir los siguientes:

  • Palabra clave en el nombre del dominio o en las categorías de producto. Con ello perseguimos que nuestras URL respondan a posibles criterios de búsqueda sobre los que nos queremos posicionar.
  • Palabras clave en las páginas de entrada, en nuestros post, usando la misma con una densidad adecuada y haciendo uso de elementos visuales (negritas, cursivas, …) que no solo van a facilitar la lectura del mismo, sino que van a indicar al buscador donde están los puntos de interés
  • Por cada post/página, definir de forma adecuada el titulo, la descripción y las palabras clave. Si usamos WordPress para nuestro sitio web, configurar adecuadamente WordPress SEO o AllInOne SEO Pack, como plugins SEO recomendados. El título pasa por ser probablemente el elemento más importante para optimizar el SEO, ya que Google considera el título como uno de los elementos más significativos. Debe ser único por cada página, no excesivamente largo (65-70 caracteres) y que incluya la keyword en el mismo.
  • Imágenes etiquetadas con las palabras clave y el texto ALT cumplimentado.
  • Usar de forma eficiente los etiquetados de encabezados (h1, h2, h3, …), esto orienta a Google –y a nuestros visitantes- sobre el contenido y la organización del mismo. Es recomendable que nuestra palabra clave aparezca al menos incluidas en un encabezado h1.
  • Añadir enlaces, tanto hacia fuentes externas (por ejemplo Wikipedia) como hacia nuestra propia web. Los enlaces internos ayudan al buscador a recorrer otros elementos de nuestra web y descubrir nuevas páginas. Los externos, proporcionan un valor añadido al visitante y esto está bien considerado por Google.

Esos serían los parámetros básicos a tener en cuenta siempre. A día de hoy, se pondera de forma muy positiva la generación de contenido que aporte un valor añadido: contenido original y una alta frecuencia de actualización es lo recomendado para mejorar nuestro posicionamiento SEO.

El contenido de nuestro artículo no debe sería ser excesivamente largo 400-500 palabras (si da para más, podemos partirlo en 2 entregas), no estar plagado de palabras clave y que, sobre todo, sea útil para el visitante de nuestra web. Es recomendable que se incluyan imágenes –lo más atractivas posibles- y que esté correctamente etiquetada como se ha comentado anteriormente.

Por ello, lo ideal es centrar nuestros post en un solo criterio de búsqueda, ya que podremos de forma mucho más eficiente, focalizar la atención de dicho artículo sobre una única keyword (aquel dicho de quien mucho aprieta, poco abarca no podría venir mejor). Nuevamente, si utilizamos WordPress podemos hacer uso de herramienta como KeywordWinner que nos reporta la información de un cierto criterio de búsqueda (keyword) en el momento de la redacción de nuestro post.

Estos son los que ahora mismo se me ocurren, seguro que se me escapa alguno… 😉

Instalando WordPress desde cero en 5 sencillos pasos

WordPress pasa por ser unos de los gestores de contenido más utilizados del mercado. Concebido inicialmente para blogging, la gran cantidad de opciones que posee, la gran comunidad que hay detrás y las grandes posibilidades de ampliación de forma sencilla que existen –basadas en la multitud de plugins desarrollados- hacen de WordPress la plataforma ideal para una gran cantidad de proyectos web.

Unos simples datos vistos de forma infográfica nos dejan lugar claro de la importancia del uso de WordPress:

uso-wordpress

Fuente: WordPress in Numbers Infographic 2013

Una de las grandes ventajas de WordPress es su facilidad de instalación. Unos sencillos pasos que vamos a ver a continuación y que harán que en apenas 5 minutos tengas tu wordpress listo para utilizar.

Aquí tienes los 5 pasos para instalar WordPress:

  1. Descargar última versión de WordPress
  2. Subir archivos de instalación a nuestro alojamiento
  3. Crear base de datos de nuestra web
  4. Modificar el archivo wp-config.php
  5. Lanzar instalación

 

[quote align=”left” color=”#999999″]Descargando la ultima versión de WordPress[/quote]

Para ello, bastará con ir a http://es.wordpress.org/ y pinchar sobre el botón siguiente. Sencillo, ¿verdad?boton-descargar-wordpress

Esto nos descargará el paquete de instalación de WordPress que tendremos que descomprimir en nuestro directorio de trabajo.

[quote align=”left” color=”#999999″]Subir archivos de instalación a nuestro alojamiento[/quote]

Para ello, haremos uso de un gestor de archivos FTP, como puede ser Filezilla. Partimos de la base de que tenemos los datos de FTP de nuestro alojamiento. En caso de no tenerlo, deberíamos de solicitarlos a nuestro proveedor de hosting. En este caso, el paso es extremadamente sencillo: Subir los archivos del paquete descomprimido que nos hemos descargado antes a nuestro alojamiento.

subir-archivos-ftp

 

[quote align=”left” color=”#999999″]Crear base de datos para nuestra web[/quote]

Nuevamente necesitamos los datos de nuestro panel de control (y que este cumpla con los requisitos básicos para poder correr WordPress: Soporte para PHP y MySQL).

En este caso, crearemos una nueva base de datos MySQL. Este paso se hará normalmente desde el PHPMyAdmin, utilidad totalmente necesaria para la gestión de nuestras bases de datos en el alojamiento que tengamos contratado. Este paso puede variar “estéticamente” en función del alojamiento/proveedor que tengamos contratado, pero en cualquier caso siempre es bien sencillo.

Básicamente se trata de crear una nueva base de datos donde le tendremos que proporcionar 3 datos:

  • Nombre de la base de datos
  • Usuario de la base de datos
  • Contraseña

 

[quote align=”left” color=”#999999″]Modificar el archivo wp-config.php[/quote]

El paquete que nos hemos descargado anteriormente, lleva incluido un archivo wp-config-sample.php. Este archivo hay que editarlo en los siguiente valores:

wp-config-modificacion

  • DB_NAME
  • DB_USER
  • DB_PASSWORD

Modificándolos por los que acabamos de crear anteriormente. Guardamos los cambios y renombramos el archivo a wp-config.php. Finalmente, subimos este archivo a nuestro alojamiento (como hemos hecho en el paso 2 pero sólo añadiendo este archivo).

[quote align=”left” color=”#999999″]Lanzar la instalación[/quote]

Paso final: Ejecutamos la instalación lanzando directamente una llamada desde el navegador a nuestro dominio (o el directorio donde hayamos hecho la instalación). WordPress solo nos pedirá el nombre del proyecto y los datos de administración que queremos usar. Eso es todo.

Como ves, lanzar una instalación de WordPress es cuestión de escasos minutos. A partir de aquí comienza la tarea dura: Dotar de contenido de calidad a tu sitio web -además de ir personalizándolo según necesidades- cosas que iremos viendo en próximos post

Pasos previos para el desarrollo de una tienda online

Muchas veces existe la falta creencia de que montar una tienda online es una solución extremadamente fácil. Existen multitud de CMS en el mercado que a golpe de unos pocos clics consiguen tener en modo totalmente funcional una tienda online (ya analizaremos con detenimiento los mismos), pero esta no es la solución a nuestra vía de negocio.

Previamente al comienzo del desarrollo web de una tienda online, debemos de analizar una serie de factores a tener en cuenta, entre ellos los siguiente:

  1. Producto: Debemos de tener un producto que sea competitivo, que tenga un precio sumamente atractivo porque, no nos vamos a engañar, a día de hoy tenemos cualquier cosa a cualquier precio… así que necesitamos tener un plus –llámese precio, servicio, calidad, poder diferenciador-, que haga que nuestro producto sea deseado por aquellos que visitan nuestra web.
  2. Servicio: Si bien nos interesa vender a clientes nuevos, lo que más nos debería de interesar es que aquellos que han comprado vuelvan a hacerlo, ya que serán nuestro primeros prescriptores. Estarán contentos con nuestro servicio y/o producto y lo recomendarán a sus conocidos. No hay que olvidar que el mundo tan socialmente conectado en el que vivimos, eso es un valor añadido.
  3. Posicionamiento SEO: Nuestra web no debe descuidarlo, debe de estar orientada al usuario final, que es el que en resumidas cuentas navega y saca la tarjeta para pagar sus pedidos, pero debemos tener en cuenta los factores de optimización SEO On-Site para que resulte atractiva para buscadores.
  4. Estrategia en redes sociales definida. Bien en cierto que, a día de hoy, las redes sociales no las veo como un canal de venta per se, pero sí un canal de ayuda a la venta. No se cierran operaciones pero si que ayuda a que se cierran en nuestra web.
  5. Promoción: Englobado con los dos puntos anteriores, necesitas promocionar tu tienda online, que todo el mundo sepa de sus existencia, de sus ventajas. Una buena base de emails puede facilitar mucho la labor ya que el e-mail marketing sigue siendo hoy en día el número uno como herramienta efectiva en procesos de promoción de productos/servicios.
  6. Asesoramiento por profesionales: Es indudable que la visión de un experto en la materia puede ayudar a que nuestro proyecto sea viable. Es tremendamente lícito que queramos ahorrar costes y hacerlo nosotros mismos, pero muchas veces, el ahorro que supone el coste de una asesoramiento profesional deriva en que cualquier inversión que se haga en el proyecto sea en vano ya que tiene fallos estructurales o definición de conceptos que van a hacer que nuestro proyecto no arranque nunca.

Seguro que hay infinidad de puntos a tener en cuenta en nuestro análisis previo, por ello la vital importancia que tiene el mismo antes de pensar en cuestiones estéticas de nuestra tienda online.

¿Por qué la gente abandona mi web?

Hay miles de formas de tratar de conseguir tráfico hacia tu web, pero hay las mismas opciones de conseguir que los visitantes de la misma abandonen la web nada más aterrizar en ella. Sería un dudoso honor que la tasa de rebote de nuestra web llegara a límites máximos.

Muchas veces se invierte un valioso tiempo en desarrollar, diseñar e implementar una web pero no se tienen en cuenta ciertos aspectos que hacen que el fracaso de la web sea inminente.

Veamos esos elementos en los que hay que prestar especial atención para minimizar el abandono de la web por parte de nuestros visitantes:

  1. NAVEGABILIDAD. Estructurada, pensada, sencilla. Hay que huir de estructuras de navegación complejas, donde al usuario le cueste localizar la información. A su vez, hay ciertas estructuras que funcionan, que el usuario ya tiene asumido el funcionamiento con un simple vistazo a la web: No busquemos lugares imposibles para posicionar nuestro menú. Simplifiquemos la estructura en la medida de lo posible… que no haya que recorrer muchos clicks para llegar a la información que estamos buscando.
  1. NO PREGUNTES DEMASIADO. Muchas veces tratamos de recopilar cierta información de nuestros usuarios, información que nos servirá para futuras acciones (por ejemplo, campañas de email marketing).  Pues bien, hay que tratar de minimizar la cantidad de información solicitada. Pidamos lo básico, nada más. Cuesta mucho conseguir que un cliente acceda a darnos sus datos a cambio de algo (que genere una conversión), pero cuesta muy poco que esa conversión no se lleve a cabo si le solicitamos 15 campos cuando la información base que nos hace falta se limita a 5.
  1. NO SE SABE QUE OFRECEMOS. Esto es básico. Debemos de ofrecer una visión clara de nuestro producto/servicio. Nuestros visitantes responden a perfiles muy heterogéneos… tenemos que conseguir que la imagen que proyectemos para todos ellos quede claro el valor de lo que ofrecemos.
  1. PIENSA EN PERSONAS, NO EN ROBOTS. Tu contenido lo “consumiran” personas, no robots. Piensa en ellas cuando prepares tu contenido. El SEO (posicionamiento orgánico) está muy bien, pero no te olvides de tus lectores. Dale sentido a lo que ofreces.
  1. TU WEB NO ESTÁ OPTIMIZADA… Y tarda media vida en mostrar contenidos. Eres candidato al abandono. No hay tiempo. El visitante no espera.
  1. NO APORTAS NADA. Tienes una web estructura, recoges la información justa, se sabe que ofreces y tu contenido está pensado en las personas, pero… ¿aportas algun beneficio a tu visitante? Si este detecta que no aportas nada nuevo, lo normal será salir corriendo y no volver.
Elementos basicos para aumentar la conversion

Elementos básicos para aumentar la conversión

Existe una serie de elementos básicos que tenemos que tener en consideración a la hora del desarrollo de una página web o una tienda online. No vale solo con poner las fotos de nuestras instalaciones o nuestro producto y un texto “estándar” que venda lo buenos que somos.

Y digo lo de texto estándar porque muchas veces extraes el texto de una web y lo clonas en otra aunque sean de distintos sectores y el texto sigue teniendo sentido… cuando no debería de ser así, deberíamos entrar en mayor detalle y especificación para diferenciarnos. Todos somos los más rápidos en el servicio, los que más calidad ofrecemos y los mejores en relación calidad/precio. Y esto exige un compromiso e implicación por parte del cliente… aunque desde el punto de vista del desarrollador, debo de reconocer que muchas veces esa implicación es mínima… pero esto es harina de otro costal.

A lo íbamos. Bajo mi punto de vista hay un repóquer de elementos sobre los que prestar especial atención en el desarrollo de un sitio web (bien sea corporativo o dedicado al comercio electrónico). Son elementos que confieren personalidad a la web, la dotan de sentido y la hacen diferente.

Elementos basicos para aumentar la conversion

Imágenes. En un post anterior comentaba el uso de las imágenes para ilustrar los post. Reitero lo mismo. Hoy en día, como consumidores, estamos sujetos a múltiples “bombardeos”… hay mucho de todo y hay que tratar de destacar de la generalidad. Además, el tiempo que tenemos para consumir la información es reducido. Impactemos con imágenes atractivas.

Testimonios. Nosotros tenemos una opinión clara de nuestro servicio y de nuestros productos, pero es una opinión que el visitante de la web intuye que no es imparcial. ¿Cómo resolverlo? Dejando en nuestra web que otros hablen de nosotros. Esto se puede hacer bien a través de un apartado de “testimonial”, abriendo un libro de visitas o con algo tan sencillo como habilitar los comentarios en nuestro blog (y digo tan sencillo porque muchas veces ni siquiera en el blog se pueden dejar comentarios). Desde el punto de vista externo esto aporta un plus de transparencia. No tenemos miedo a lo que digan de nosotros porque nuestro producto/servicio tiene el nivel suficiente (y si no lo tiene, estos apartados son el mejor feedback para mejorarlo)

Contacto. Que los datos de contacto sean accesibles en un primer vistazo. No hay que ocultar ningún dato de contacto. Teléfono, dirección y email siempre visibles y accesibles. Y si puede ser, acompañar con fotografías de nuestra localización, de nuestro equipo… algo personal, algo propio. Con esto proyectamos la imagen del equipo que hay detrás de todo el desarrollo y, como en el apartado anterior, generamos confianza.

Ser únicos. Tenemos que tener un valor diferencial y así ofrecerlo. Nuestras ventajas competitivas tienen que ser claramente visibles. ¿Somos buenos en el servicio? Indiquémoslo. ¿Tenemos el mejor precio del mercado? Juguemos esa baza. ¿Nuestro servicio post venta es envidiado por la competencia? Explotemos esa ventaja. Por “ser únicos” quiero dar a entender que tenemos una característica que nos hace muy competitivos y tener un valor diferencial sobre nuestra competencia.

Simplifica. Nada tan tedioso como navegar por una web y no saber dónde estás, ni lo que puedes consultar ni como volver a un determinado apartado que has visto anteriormente. Realizar una estructura de contenidos estructurada y de fácil accesibilidad es un punto a favor de aumentar la conversión. El principio de menos es más aplicado a la navegabilidad de la web.

Como veis, 5 elementos sencillos que deberíamos de tener en cuenta cuando realizamos un desarrollo web. 5 elementos orientados a generar confianza y mejorar la experiencia del usuario en la navegación por nuestra web.

Seguro que se pueden añadir algunos más…  ¿Cuál añadiríais vosotros?

 

La importancia de los blog en la política de difusión de contenidos

La importancia de los blog en la política de difusión de contenidos

Hace no mucho tiempo se comentaba que los blogs estaban muertos, que su uso caía en picado con la irrupción masiva de las redes sociales.  Nada más lejos de la realidad: En la actualidad los blogs han pasado a ser una vía importante para darle difusión a los contenidos de cualquier web.

Normalmente, la política de difusión de contenidos de una empresa suele tener un carácter unidireccional: La empresa “vomita” sus contenidos en su web o en los distintos perfiles sociales que maneja y la interacción con el usuario suele ser escasa o nula. A la empresa no le importa lo que se comenta, le importa enviar su mensaje (aunque muchas veces este no cale en el usuario final como sería recomendable).

Y eso, el usuario lo percibe. El usuario percibe que la información que recibe es claramente sesgada (solo nos llegan las bondades del producto), lo que provoca cierta reticencia a creer el mensaje que la empresa manda a partir de sus canales online.

Para solucionar eso, el usuario recurre a foros, a blogs, a opiniones de terceros.

Hoy en día, una gran parte de los usuarios cree todos aquellos comentarios y opiniones que lee en la red, por encima de los mensajes “institucionales” que nos mandan las empresas

De ahí la importancia de tener una buena política de difusión a partir de blogs bien posicionados en el sector en el que estamos ubicados.

Contactar con bloggers de forma adecuada no suele ser fácil. Muchas veces la empresa tenderá  a enviarle al mismo unas pseudo-notas de prensa para que publique en su blog y llegue a sus lectores. Esto es un gran error ya que perdemos credibilidad además de que el blogger –si está posicionado, es decir, tiene audiencia- normalmente no consentirá. Hay que actuar con transparencia: La opinión del blogger tiene que ser independiente y no marcada por las directrices de la empresa.

Normalmente, si nuestro producto merece una opinión positiva, el blogger la publicará gustosamente. Si por el contrario, nuestro producto es deficiente, muchas veces se limitará a no publicar contenido… con lo que evitaremos situaciones no deseadas.  En mi caso, y basado en mi experiencia propia, en mi blog de reseñas bibliográficas (www.bookalia.net), las propias editoriales se ponían en contacto conmigo para el envío de ejemplares para reseñar en el blog. Si dicha lectura merecía la pena, recomendaba la misma y en la reseña así lo hacía indicar. Si el libro no era de mi agrado, hacía una reseña más plana pero sin recomendar su lectura. Ante todo transparencia.

El blog aporta lo siguiente:

  • Llegamos a una audiencia que está posicionada en el sector de nuestro producto. Si somos una empresa que se dedica a la fabricación de calzado y contactamos con bloggers de moda, el lector de ese blog es perfectamente un cliente potencial de nuestro producto. Posiblemente no lleguemos a los niveles de audiencia que podemos alcanzar con otros medios, pero sí que llegamos a una audiencia con la que podemos tener mayor engadgement.
  • Relacionado con el punto anterior, se genera más conversación, más interacciones con el usuario final. Podemos conseguir “humanizar” más nuestra marca.
  • Suele ser una política de comunicación bastante barata en comparación con otros canales. Muchas veces bastará con regalar alguno de nuestros productos.
  • Aporta un tráfico segmentado a nuestra web: Clientes que nos interesan que nos visiten. Es más importante la calidad de los visitantes que la cantidad.
  • Genera credibilidad sobre nuestra marca/producto/servicio que un tercero hable/recomiende nuestro producto.

La necesidad social del usuario de hoy en día le hace buscar continuamente opiniones y criterios de terceros antes de tomar una decisión sobre la compra de un producto.

Nos fiamos más de un desconocido (supuestamente imparcial) que lo que la web de la marca nos quiera “vender”. De ahí la importancia de la una buena estrategia de difusión de contenidos a través del blog marketing.

 

Cuando usar software libre en el desarrollo web

Cuando usar software libre en el desarrollo web

Cuando abordamos un nuevo desarrollo web, una de las primeras decisiones que tenemos que tomar (una vez analizado el proyecto), es el tipo de software que vamos a utilizar para el desarrollo del mismo.

Muchos clientes desconocen en qué sistema está desarrollado su proyecto, pero en un ejercicio de transparencia siempre es recomendable informar al cliente… aunque muchas veces esa información para él sea irrelevante e innecesaria: Él quiere una web que cumpla con su funcionalidad y le da igual si está hecha a medida, con Joomla o WordPress, por ejemplo.

Tenemos dos opciones para usar:

  1. Software libre
  2. Software propietario (desarrollos a medida)

Cada uno de ellos tiene sus ventajas e inconvenientes. Pros y contras que tenemos que valorar y que nos ayudarán a la toma de decisiones finales.

El software libre:

  • Es más accesible para desarrolladores.
  • Los desarrollos realizados sobre dicho software son mucho más rápidos de finalizar. El coste temporal de desarrollar un web en WordPress sobre una hecha desde cero con código propio es sustancialmente menor, por ejemplo.
  • Por norma general, son desarrollos más económicos que los realizados sobre desarrollos hechos con software propietario o desarrollos a medida. Partimos de muchos elementos que ya están implementados… y ojo porque aquí tocamos un valor importante: El factor precio
  • Suele haber una gran comunidad de desarrolladores así como muchas empresas capaces de realizar labores de ampliación o mantenimiento sobre estos desarrollos. Por ejemplo, WordPress tiene una penetración en el mercado brutal y casi todas las empresas de desarrollo web son capaces de mantener una web realizada con dicho CMS aunque no hayan sido los desarrolladores iniciales. Esto, de cara al cliente final, le confiere un plus de independencia sobre la empresa que haya desarrollado su proyecto, ya que no necesariamente tiene que ser su socio tecnológico durante todo el ciclo de vida del proyecto.

El software propietario, por su parte, presenta entre otras las siguientes características:

  • Puede llegar a ser mas eficiente, ya que los procesos se hacen a medida de la línea de negocio de la web. No se aprovechan cosas que estén hechas y que posiblemente necesites de pasos adicionales inútiles para el usuario final. El sistema se adapta al proceso, no el proceso al sistema.
  • Normalmente, el tiempo de desarrollo suele ser mayor (programación a medida) y de mayor coste económico.
  • Puede ser la solución ideal para proyectos muy específicos donde las soluciones estándar que nos aporta el mercado se queden cortas.
  • Es de vital importancia la elección correcta de nuestro partner tecnológico. Si hemos optado por esta opción y nuestro “socio tecnológico” cierra, nuestro proyecto se puede quedar seriamente comprometido si no tenemos opción de mantenimiento por una tercera empresa (situación bastante probable con desarrollos a medida). Además, se tienen que definir desde el inicio las competencias y compromisos de ambas partes, para evitar posiciones de fuerza (durante el ciclo de vida de nuestro proyecto, y ante situaciones de tensión se pueden dar situaciones de que sin nuestro socio puede que no haya web)

En definitiva, optar por una opción u otra depende en gran medida del proyecto en cuestión. Por mi parte, me inclino por el software libre por la flexibilidad y la cantidad de opciones que suele aportar, pudiendo contener el precio final de los desarrollos y poniendo on-line muchos proyecto en un espacio de tiempo bastante ágil.

La importancia de un buen partner tecnológico

¡Bien! Tenemos una idea de negocio en la que confiamos, que creemos que aporta valor al mercado y a la que le sacaremos rentabilidad.

Es hora de realizar el Business Plan. Hemos analizado y detallado de forma pormenorizada un montón de conceptos a tener en cuenta. Llegamos al apartado del desarrollo de la web (nuestra puerta al exterior) y decidimos que aquí podemos ahorrar. Aquí es donde surgen los tan socorridos “primos informáticos” que a cambio de unas viandas (léase cervezas, cena o cualquier otro detalle nos va a montar una web espectacular).

¡Meck! ¡Error! Siempre hay que incluir en nuestro plan de negocio un apartado para el desarrollo web. Lo siento por el “primo informático” pero esto son cosas más serias. Al menos, si nosotros queremos tomarnos nuestra idea de negocia en ese sentido. En el sentido de realizar un proyecto de valor, diferente y rentable.

¿Por qué? Pues porque hay que partir de la base de que nuestro negocio on-line no se basa en nuestra web, se basa en el producto (o servicio) que vendamos a través de dicha web, de la necesidad que hayamos detectado que hay en el mercado de dicho producto/servicio, de nuestro precio, de los tiempos de entrega, de la imagen que proyectemos… No es una cuestión puramente tecnológica que un buen informático sea capaz de resolvernos… es algo más.

Es por ello la importancia, como indicaba en el título de la entrada, de tener un buen partner, un socio tecnológico al que hagamos partícipe del proyecto, que aporte su experiencia y que nos aconseje en la toma de decisiones. Y cuando me refiero a “socio” no hago mención a que forme parte de la sociedad, si no que ponga a nuestro alcance sus servicios y experiencia (previo presupuesto para evitarnos sorpresas).

El portafolio de proyectos realizados hablará bien de las capacidades que tenga, de su poder de ofrecernos la tecnología adecuada, el mejor alojamiento, el CMS óptimo a utilizar (libre o propietario)… es definitiva, que nos aporte su know-how … y esto, lógicamente, tiene un coste. Una inversión que no deberíamos sustituir por la del informático que posiblemente nos desarrolle un web tecnológicamente muy avanzada pero que posiblemente flaquee en la visión global de negocio.

Además, y como otro valor diferenciador por el que optar por un socio tecnológico (entendiendo como tal una empresa independiente que aporte los servicios globales que estamos necesitando) está el tema de la disposición temporal y de recursos.

No sería muy recomendable depende de una única persona y sí de una empresa que nos facilite recursos cuando los necesitemos. Llegado a este punto matizar que ese informático al que hago referencia a lo largo de todo el texto no es un freelance independiente asentado en el mercado y con años de experiencia. Un freelance –normalmente con un equipo de colaboradores detrás-, también puede ser una buena opción.

Lo importante es que nuestro socio nos aporte valor al global del proyecto. No solo en el tema informático (en el caso en cuestión, nuestro desarrollo web).

Ciao Flash, Hello Responsive Design!

El tema del uso de flash a fecha agosto/2014 es un tema manido, tratado y sobre el que se han escrito cientos de post… pero aun así, hay gente que se empeña en seguir usándolo… A día de hoy, carece de sentido seguir usando una tecnología cuyo uso via web está cayendo en picado.

Es época de actualizar esas webs hechas hace unos años donde lo primordial era la imagen que se proyectaba, las presentación que todo el mundo saltaba (buscando el siempre oculto botón de “Skip Intro“) o incluso esas musiquitas en forma de loop que se repetían indefinidamente llegando en algunos casos a martillear tu cerebro con sonidos repetitivos. Al igual que los desarrolladores web que llevamos unos cuantos años en el sector, yo también he hecho webs en flash 🙂 … pero como todo, la tecnología, las necesidades y el mercado evolucionan y hay que saber adaptarse. He aquí el kit diferenciador: No se puede vivir anclado en el pasado dándole la espalda al presente.

Y el presente pasa por el concepto de web responsive. El responsive design es un concepto que convive con nosotros hace ya algunos años pero que cada día lo sentimos más nuestro, más habitual. Rara es la web que no se adapta al dispositivo en el que se visualiza. El diseño adaptativo pasa por mostrarnos la web adaptada al dispositivo en el que se esté visualizando, moviendo los elementos según el criterio que hayamos establecido en el diseño pero ofreciendo una experiencia al usuario gratificante a nivel de navegación… porque navegar en el móvil no significar mostrar toda la la web en tamaño minúsculo.

El incremento paulatino la navegación es dispositivos móviles (smartphones, tablets, …) hace totalmente necesaria la adaptación de nuestra web a esos dispositivos. Estamos hablando de cifras de navegación que en algunos casos pueden suponer más visitas vía móvil que vía pc de escritorio. Si nuestros usuarios tienen una experiencia satisfactoria, el engadgement que tendrán con nuestra web será mayor. Serán usuarios fieles que repetirán su visita.

A modo de resumen podemos enumerar una serie de características por las que no usar flash (como tecnología que marco el desarrollo web hace unos años) y una serie de ventajas que nos ofrece el responsive design.

El uso de flash en la actualidad (poco común para desarrollos nuevos, pero todavía vigente en algunos desarrollos de hace unos años), trae consigo:

  • Estructura no indexable. El robot de Google (siendo este el principal motor de búsquedas) no visualiza el contenido que hay en el interior de una película de flash.
  • No visible en dispositivos móviles (o visible en algunos usando Flash Player). Además es una tecnología que consume muchos recursos y acorta la duración de las baterías de los móviles en lo que sí que pudiera llegar a visualizarse.
  • Desarrollo propietario: Si no tenemos los fuentes de las películas flash, es imposible realizar actualizaciones de nuestra web.

Podríamos enumerar unas cuantas más… pero la nula indexación y la escasa visibilidad es dispositivos móviles son argumentos más que suficientes para cambiar los desarrollos que todavía pudieran estar vigentes.

El diseño adaptativo (responsive design) trae consigo:

  • Adaptable a cualquier dispositivo, por lo que mejoramos la experiencia del usuario en cuanto a navegabilidad de nuestra web
  • Se apuesta por estructuras sencillas, premiando el concepto de flat-design. Son diseño sencillos de actualizar y donde la importancia está en el contenido, no en el continente.

Pensando en el usuario, y en su experiencia de navegación, un diseño responsive es un plus.