Cuida tu imagen…. ¡por favor!

Todavía me llama la atención en los días en los que vivimos el poco cuidado que tienen algunos ecommerce al respecto de las imágenes de sus productos. Un primer impacto tan importante (recordad aquello de que no hay una segunda oportunidad para causar una primera impresión) y que el valor de la fotografía de producto esté tan minimizado.

En una tienda online, gran parte del valor de la misma reside en aquello que nuestras imágenes sean capaz de transmitir. Seguramente no conoceremos en persona a nuestro cliente final y no podremos hablarle de las bondades de nuestro producto… y serán nuestras imágenes las que vendan el mismo.

De ahí radica la importancia de cuidar la imagen del mismo, de dejar en manos de profesionales del sector la toma fotográfica de nuestro producto para que todo tenga una coherencia, un sentido, buen gusto en el acabado y que nuestros productos luzcan aún más que si fuéramos nosotros en persona los que vendiéramos los mismos.

Vamos a acabar de una vez por todas con la recopilación de imágenes de nuestros proveedores o localizadas por internet, donde cada una está hecha de una forma, y vamos a darle uniformidad a la galería. Puede resultar más caro que “aprovechar” lo que tenemos a mano, pero a la larga, la inversión tendrá su recompensa en modo de credibilidad, imagen final proyectada y, si nuestro producto lo merece, en incremento de ventas. Un buen producto con una mala fotografía se hace difícil de vender.

En función del tipo de producto y la imagen que queramos proyectar del mismo necesitaremos un tipo u otro de fotografía: El control de la luz es fundamental y esto requiere de ciertas nociones. Aportemos la luz adecuada a nuestros productos.

Dado que el contacto físico con nuestro cliente final será inexistente en nuestra tienda online, nuestras imágenes tienen que ser descriptivas y reales. Que muestren el producto tal como es explotando sus bondades. Si es posible que apreciemos todos y cada uno de los detalles del producto, ya que ante todo hay que ofrecer transparencia… que el cliente perciba que tiene toda la información sobre el producto.

Como resumen, una serie de características que las imagenes de toda tienda on-line deberían de cumplir:

  • Imagenes reales
  • Gusto por el detalle, que se aprecie el producto.
  • Correcta iluminación.
  • Que transmitan y aporten valor al producto.
  • Uniformidad en nuestro catálogo, a nivel de iluminación y acabados.
  • Sencillez: Lo importante es el producto, no el entorno que le rodea ni donde se ha realizado la fotografía.

 

1 comentario

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

tres × 1 =