Convirtiendo el like en venta

Estamos en un momento en el que las empresas quieren obtener más rentabilidad de su participación en redes sociales. No solo vale con ir generando una comunidad sino que hay que convertir esos likes en ventas. Esa es la verdadera rentabilidad de las redes sociales.

Todavía me sigue sorprendiendo como muchas empresas y profesionales valoran la cantidad por encima de la calidad. En definitiva, de nada nos vale conseguir cantidad y esta ingente comunidad no interactúa y no aquella comprando nuestro producto o contratando nuestros servicios.

Hay un camino que deberíamos seguir: Convertir esos likes en leads para mediante las herramientas adecuadas tratar de convertir esos leads en venta. Y la monitorización debería de ser global, no solo en el canal de venta… sino en todo el proceso anterior. A día de hoy es fundamental conocer al cliente, tener la máxima información de él para así poder ofrecerle aquello que se ajusta a sus necesidades.

En entornos B2B, orientados a relaciones entre empresas, no deberíamos de aplicar las mismas acciones que en B2C, orientado al cliente final. Cada uno tiene una necesidad y, como hemos comentado anteriormente, tenemos que conocer a nuestro cliente.

Por ejemplo, para entornos B2B, podemos llevar a cabo las siguientes acciones en las distintas redes sociales:

  • Linkedin: Aunque estemos hablando de relación entre empresas, realmente quien lleva a cabo esas relaciones son personas. Personas con poder de decisión, con nivel directivo.  En este caso, una política interesante sería atribuir la auditoría de contenidos al CEO de la empresa, la cabeza visible de la misma que es la persona que realmente tiene seguidores.
  • Facebook: Podemos usar una estrategia de Facebook Ads con un landing donde ofrecemos algo de valor de forma gratuita a cambio de cierta información (un mail de contacto, información segmentada,…). No nos quedamos en un simple like en la red social, sino que obtenemos algo más. A cambio del lead podemos ofrecer test de nuestros productos gratuitos, análisis gratuitos que le aporten valor al lead (por ejemplo, una auditoria SEO de su web), libros blancos, webinars, newsletters, …

Para B2C podemos generar acciones divertidas que generen branding, concursos –que no necesariamente tienen que hacerse en Facebook-, llevar a cabo estrategias de fidelización (la pertenencia a un Club VIP le aporta cierto valor al usuario, le aporta un sentimiento de pertenencia a un grupo selecto), newsletters, etc… En definitiva, estudiar el segmento al que nos vamos a dirigir y ofrecerle aquello que creemos que puede serle útil.

En definitiva, no tenemos que quedarnos con un simple like. Como otras veces he comentado en este blog, eso solo aporta ego-satisfaction, pero no conversiones. Y sin conversiones (es decir, sin ventas), no hay beneficios… que es de lo que se nutren las empresas.

 

1 comentario

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

5 + 6 =