Como publicar contenido de forma periódica

Como publicar contenido de forma periódica

Mañana hace 2 semanas que puse en marcha este blog… y de momento no ha faltado el post diario a su cita. Está pensado que la estrategia de publicación siga una frecuencia bastante alta, no sé si todos los días como hasta ahora, pero si con bastantes actualizaciones. En ese sentido no quiero marcar una obligación de escribir por cumplir con el post diario porque estaría traicionando al espíritu de esta blog.

Como alguien me ha preguntado como he conseguido arrancar tan fuerte y escribir de forma tan asidua, os cuento un poco como me organizo para poder publicar contenido de forma periódica en el blog:

  1. Disciplina. Escribir en el blog no es una obligación, pero requiere de ciertas dosis de disciplina. En mi caso, disciplina horaria. Dedico algunas horas del día a leer de mis sectores de interés, libros, revistas… Principalmente por las noches, que suele ser el momento de mayor tranquilidad. Además, el calor que hace actualmente tampoco colabora a que apetezca hacer otra cosa que no sea estar absolutamente relajado, leyendo algo.
  2. Optimizar el tiempo. Cualquier momento es bueno para escribir si esta es la mejor opción para emplearlo. Hay que aprovechar los tiempos muertos o tiempos donde podemos sacarle más rendimiento. Alguno post de los que habéis estado leyendo han sido escritos en la playa bajo la sombrilla.
  3. Post sencillos. Me gustan escribir post sencillos. Soltar una idea e iniciar el recorrido de un tema. Es posible que el post tenga mucho más recorrido ampliando ideas u ofreciendo distintos puntos de vistas. Si es así ¿por qué no dejarlo para otro post? Además, por normal general, no nos gusta leer… escaneamos la información. Por eso, si la comprimimos creo que conseguimos un efecto positivo. Dicho esto, no descarto el desarrollo de post más extensos.
  4. No obsesionarse con la longitud del post. Muchas veces nos obsesionamos con la determinada longitud que tiene que tener un post, que si 400 palabras, que si 1000 es la extensión correcta (muchas veces pensando en términos de SEO)… En mi caso, no hago caso: El post da para lo que da y no lo complico para que tenga más texto. Me da igual si tiene 350 palabras u 857. Escribo lo que deseo y con la extensión que salga.
  5. Aprovechar la inspiración. Muchas veces uno se sienta a escribir EL POST del día… pero cuando viene la inspiración hay que aprovecharla. Comienzas un tema y te da para escribir de más ideas relacionadas con el mismo. Aprovecha ese momento “caliente” y escribir lo que tu mente te proporcione. Escribir varios post del tirón también me suele pasar. Luego solo queda revisar y planificar su publicación
  6. Tener un banco de imágenes a mano. Se suele perder tiempo con la búsqueda de la imagen adecuada. En mi caso, además de tener un banco de imágenes de stock, quiero tratar de virar el tema hasta el punto de que todas las imágenes que utilice sean realizadas por mí. Tiempo al tiempo pero todo llegará. Esto me hará optimizar todavía más si cabe el tiempo
  7. Evernote (y similares) son tus “amigos”. En mi caso utilizo Evernote y Noteshelf (ipad) para tomar notas y estructurar ideas. Además, al clásico como una libreta y boli también tiene que estar siempre a mano J
  8. Temas sobre los que escribir.  Intencionadamente he dejado este punto (que yo considero el más importante) para el final. Bien, quiero escribir un blog pero… ¿de qué escribo? Primero de todo, escribir un blog –tal y como comentaba en la intro de este post- no tiene que ser una obligación, tiene que ser algo motivado. Una vez superado ese punto, yo me organizo de la siguiente forma:
    1. Tener una lista de ideas sobre las que escribir. Y si puede ser, planificada temporalmente su publicación para ofrecer variedad. Aquí trato de varios temas (internet, empresa, fotografía…) y la idea es variarlos para no monopolizar el blog con una sola visión
    2. Busca ideas, completa lecturas, ofrece opiniones. De casi todo se ha escrito y de lo que no se ha escrito hay poca literatura para documentarse.  Escribir supone un método para poner en orden ideas, para ofrecer opiniones, para documentar ampliamente un tema en el que eres un experto. Además, el buscar ideas en tu día a día te hace ser más analítico y ver ideas donde antes no veías nada
    3. No te bloquees. Si el tema que tenías para escribir hoy no fluye correctamente, no pasa nada. Busca una alternativa (recuerda que tienes una lista de ideas) o, simplemente, desconecta y descansa… quizás hoy no sea el día de escribir.

Principalmente, bajo estos 8 puntos es como yo gestiono este blog…. Y vosotros ¿tenéis en cuenta alguna cosa más? ¿Algún consejo para compartir?

2 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

16 − 11 =