Como crear una landing page optimizada

Podríamos definir una landing pages como una página de “aterrizaje” a nuestra web, la página por la que un usuario empieza la navegación en nuestro sitio web, lo habitual es que responda a la venta de un producto o un servicio que ofrecemos.

En este caso, pretendemos que el mensaje queda muy claro desde el principio para generar, en la medida de lo posible, las mayores conversiones posibles y las llamadas a la acción “call to action” sean lo más altas posibles.

Para ello debe quedar claro 3 conceptos: Qué se ofrece, que ventajas se obtiene con el producto/servicio en cuestión y cómo puedo conseguirlo. Mensajes directos, sin rodeos, y que inviten a convertir.

Estás páginas debería de responder a una cierta estructura para conseguir optimizar su cometido. ¿Por qué hacerlas según los parámetros siguientes? Porque necesitamos captar la atención del visitante para que nuestra acción sea altamente efectiva.

Partimos de la base de que, como usuarios, cada día recibimos decenas de correos con ofertas, enlaces con información aparentemente atractiva vía redes sociales o realizamos búsquedas donde creemos que los enlaces elegidos nos llevan a páginas que contienen la información que necesitamos (y que luego vemos en los segundos de escaneo que dedicamos a la página que, a simple vista, no encontramos lo que estamos buscando).

Para conseguir una landing page perfecta tenemos que ajustarnos a las siguientes características:

  • Sencilla: Con una estructura clara. Que en un primer vistazo se obtenga toda la información que queremos ofrecer (qué ofrecemos, qué ventajas aporta y cómo conseguirlo). No pongamos los innumerables beneficios que tiene nuestro producto o servicio posee. Menos es más, así que destaquemos 2-3 ideas sencillas del mismo.
  •  Diseño adecuado a nuestro producto, servicio y target. Usemos la tipología y gama cromática adecuada a nuestro visitante potencial. Por ejemplo, si lo nuestro es el diseño minimalista, no empleemos fondo de colores recargados, fuentes enormes….
  • Un título atractivo que incite a seguir leyendo una breve descripción del servicio o producto que ofrecemos (las ideas mencionadas en el primer punto). En este título no olvidemos los criterios de SEO/SEM incluyendo -debidamente etiquetado con tag h1- las palabras clave por las que nos queremos posicionar.
  • Una imagen sugerente, atractiva… que incite o evoque los beneficios que podemos obtener si completamos la acción que nos sugiere nuestra landing page.
  • Formulario sencillo. Hay que pedir los datos justos, los necesarios… ya tendremos tiempo de recabar más información si esta es necesaria, pero no exijamos que el usuario nos cumplimente muchos datos porque no conseguiremos nuestro objetivo. A menor cantidad de datos solicitados, mayores posibilidades de conversión.
  • Call to action visible. Las llamadas a la acción (botones) que sean visibles, que tengas copys atractivos, que inciten a hacer click.

Sencillez, claridad y mensaje directo como resumen de una landing page optimizada que atraigan la visita de clientes potenciales, los retengas hasta que “absorban” la información que les mostramos y aumentemos el ratio de conversión (que nuestro visitante nos deje sus datos vía formulario, se descargue un archivo, se haga follower/fan de nuestras páginas en redes sociales, etc…)

Todo esto es mejorable con factores como la velocidad de carga –que no se eternice la carga de nuestra página, ya que eso desespera al visitante e incita al abandono- o la distribución de los elementos en nuestra landing.

1 comentario

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

3 × uno =