Esta semana SI publico

Lunes por la mañana. Enciendo el ordenador. Mientras se descarga el correo repaso el timeline de Twitter. Post de Tristán Elósegui. Tristán y su blog son de lectura obligada. Un “must“. Siempre aporta valor.

No puedo estar más de acuerdo con lo que comenta en el post. Son consejos básicos que recomiendo a todo el mundo leer. Me llama la atención el segundo: “Calidad antes que cantidad”.

twitter-tristan

El correo ya se ha terminado de descargar. Repaso mis suscripciones y me encuentro con un post de @calvoconbarba. Interesante. Lucas siempre trae buenos contenidos, además de que su estilo de redacción me gusta mucho. Lo leo. Estoy bastante conforme con lo que dice.

twitter-calvoconbarba

Curioso. En menos de 30 minutos un par de post de personas que yo considero referentes que, con enfoques distintos en su redacción, hacen mención a la calidad por encima de la cantidad en lo que a publicaciones en el blog se refiere.

Uno tiene que escribir por pura motivación personal, tratando de aportar el máximo valor posible y no por establecerse a un calendario editorial prefijado. Así como no esperar repercusión de tus publicaciones de forma inmediata, sobre todo si el blog está en sus momentos iniciales, nadie lo conoce y no eres un influencer ni nada que se le parezca. Aquí que cada uno que sustituya “motivación personal” por aquello que sea el motor de su blog (buscar difusión comercial, crear marca personal, generar tráfico a su web corporativa,…)

Y lo menciono porque a veces me ha pasado: Tener una “obligación” de escribir sobre una temática cuyo esbozo ya está hecho pero no encontrar la forma de darle un sentido a todo. Por suerte, esas líneas han quedado en un Word inacabado pendiente de completar cuando las musas vengan a visitarme… o directamente quedarán en el cajón del olvido.

Llegados a este punto tengo que confesar que a veces he escrito demasiado, aunque todo responde a una estrategia inicial, ya veremos si el tiempo indica que es la correcta. Pero la idea es optimizar contenidos: Escribir menos y tratar aportar más.

Porque escribiendo menos artículos puedes profundizar más en los que sí que vayas a realizar. En definitiva, escribir se basa en contar tu experiencia, los conocimientos que adquieres y vas poniendo en práctica.  ¡Ojo! Que con esto no quiero decir que escribir mucho sea malo: Si eres capaz de escribir contenido de valor todos los días, ¡enhorabuena! … y que sepas que me das envidia 🙂

Escribir sirve de ejercicio de reflexión y aprendizaje. De consolidar conocimientos y de probar en cosas que van viendo/leyendo y probar en primera persona. Como comentaba hace unos días, es ciertamente complicado saber de todo en profundidad… pero soy de los que piensa que la constancia de un blog te puede ayudar en tu curva de aprendizaje. Curva que requiere de tiempo que muchas veces no disponemos.

Pagaré mi penitencia por haber escrito de más algunas veces… aunque siempre ha sido con la mejor de las intenciones. Y por haberle cogido la idea del título a Lucas 😉

Los responsables del marketing online

Los nuevos responsables de marketing

Planificar la estrategia digital de una empresa es una tarea extensa. Son muchos los campos que hay que gestionar y supervisar. Dotar de sentido y visión estratégica al plan de acción es tarea del responsable de marketing, perfil profesional que requiere de amplios (y variados conocimientos).

Evidentemente no puede ser capaz de conocer al milímetro cada uno de los campos de actuación, ya que materialmente es imposible poder conocer al detalle todo: Aunque el saber dicen que no ocupa lugar, los días están limitados a sólo 24 horas y no hay tiempo para hacer todo aquello que muchos quisiéramos.

Ser un experto en SEO puede ser incompatible con ser un estupendo redactor de contenidos. Gestionar campañas de SEM puede no casar bien con cómo actuar ante una crisis de reputación online. O ser un crack con los números y desenvolvernos con las tablas de Excel en nuestra tarea de análisis web quizá no sea compatible con saber gestionar de forma adecuada las respuestas que podemos encontrarnos hacia nuestra empresa en redes sociales.

¿Qué quiero decir con ello? Que en la mayoría de las ocasiones encontraremos estructuras jerárquicas con especialistas en su parte final, profesionales altamente cualificados y especializados sobre temáticas muy concretas pero todos supervisados por un responsable de estrategia digital (responsable de marketing online) que deberá conocer el core de funcionamiento de cada una de las secciones.

¿Qué secciones se gestionan? Pues a grandes rasgos serían:

  • MARKETING DE CONTENIDOS: Definiendo la estrategia de contenidos a publicar, la periodicidad de los mismos. Realización y revisión de textos a publicar
  • SEO: Establecimiento de las keywords sobre las que trabajar. Implementación de cambios en el desarrollo web para aplicar esas mejoras. Gestión de linkbuilding (enlaces entrantes a nuestra web), contacto con bloggers/colaboraciones para la generación de enlaces…
  • SEM: Gestión de campañas de Adwords o Facebook Ads (por ejemplo). Análisis de keywords sobre las que llevar a cabo campañas de pago por clic. Exige una monitorización diaria para ver cómo evolucionan las campañas e ir variando para ajustar al detalle con el objetivo de minimizar costes y maximizar conversiones.
  • ANALITICA: Que nos aportará, a través de la medición de las métricas más importantes que se hayan definido en el cuadro de mando, conocimiento sobre el que poder adoptar la toma de decisiones.
  • REDES SOCIALES: El punto de humanización de la marca. La conexión con el público objetivo final. A día de hoy, un pilar importante en la estrategia digital de muchas empresas.
  • DISEÑO: Donde se define la imagen y que queremos proyectar al exterior. La capa visual de gran importancia porque es el primer impacto que el usuario recibe de nuestra web.
  • USABILIDAD: Análisis de la experiencia de usuario para conseguir que esta sea la más óptima en su proceso de navegación por nuestra web. Realización de test A/B
  • REPUTACIÓN, en constante monitorización para saber qué ocurre en la red. Qué no participemos en la conversación no significa que estas no se produzca, por lo que tenemos que estar en continua alerta para conocer qué se dice de nosotros y actuar en caso de que se requiera.
  • MARKETING DE AFILIACIÓN, donde a través de una plataforma de afiliación se generarán las transacciones correspondientes por el impacto de los banners o aplicaciones publicitarias que se implementen en el sitio de terceros (desde el punto de vista de empresa que busca afiliados donde colocar su banners para generar tráfico a su web)

 

Como podéis comprobar, grandes áreas de actuación, algunas de ellas muy extensas y específicas, que no permiten a una única persona tener el control absoluto de todo. Por ello, el responsable de marketing debe delegar en profesionales con conocimientos muy específicos pero siempre teniendo un conocimiento general de todo lo que está pasando para poder tomar decisiones en base a los reports que reciba de cada una de las áreas.

Errores comunes en social media

Las redes sociales llegaron para quedarse… tanto que incluso alguno con el poco tiempo que llevaban implementadas en nuestro día a día se consideraba experto, master o gurú.

Seguro que algunos de ellos tenían el conocimiento suficiente (que no la experiencia dado que era –y es- una disciplina muy joven) para autodenominarse así… pero esto trajo otra corriente: La aparición de community manager hasta debajo de las piedras. Todo el mundo era community manager y el que no lo fuera básicamente, no merecía vivir…

Pero veamos, apliquemos el sentido común… porque aunque no lo parezca, si aplicamos el sentido común a todo esto resultan las mejores acciones. Herramientas hay miles –y cada día salen herramientas nuevas- pero hay que saber usarlas, conocer el cliente, conocer qué puedes ofrecer y, todo ello, mezclado de forma uniforme a fuego lento en la olla del sentido común nos devuelve un caldo exquisito, válido, eficiente y que suma valor.

Trabajar gestionando redes sociales supone un reto muy interesante. Representar los valores de una marca y aplicarlos como propio es complejo: Hay que tener un conocimiento muy exquisito de la marca saber cuál es el plan que la misma tiene en mente.

Como no siempre ocurre lo anterior (y muchas veces se recurre al becario de turno para gestionar “eso del Facebook y el Twitter”) se pueden cometer errores de bulto. Errores que en social media se pueden pagar caro pudiendo acarrear crisis de reputación online, pérdida de credibilidad de la marca, …

 

NO TENER UN PLAN

El primer error es el más trivial pero es el primero que suelen cometer muchas empresas. No tener contemplado un plan de actuación en social media (muchas veces extrapolado a no tener un plan de marketing online).

No saber qué hacer en social media es sinónimo de meter la pata sí o sí. Abrir perfiles sociales por aquello tan manido de que todo el mundo los tiene no es la solución. Si vendes llaves de allen del número 8 ¿necesitas un perfil en twitter? ¿una página en Facebook? Sinceramente, me cuesta ver cuál es la rentabilidad de la presencia en social media para este producto concreto.

 

PERFILES INCOMPLETOS

Todos los campos de nuestros perfiles sociales son lugares donde aportar valor: Una imagen de cabecera atractiva, el link a nuestra web donde poder encontrar nuestros productos y/o servicios, una bio que exprese qué hacemos, qué vendemos y qué aportamos… Un gran error es dejar esto en blanco y no completarlo.

 

COMPARTIR CALIDAD, NO CANTIDAD

Parece que uno de los axiomas es compartir cantidad de tweets o postear mucho contenido en Facebook… ¿no será mejor revisar lo que compartimos en nuestros medios sociales y aportemos valor? Contenido de calidad publicado a diferentes horas para llegar mejor a nuestros seguidores aporta más que compartir mucho contenido que ya está trillado, no está contrastado o no es actual.

NO SUPERVISAR LO QUE SE PUBLICA

Muchas veces no se supervisa lo que se publica… directamente se comparte y ya está. Hay que tener mimo con estos detalles. Primero comprobar que el contenido que se va a publicar está accesible, segundo que se publica en condiciones. Un error muy típico que suele ocurrir en Facebook, por ejemplo, es compartir post y que no se vean las imágenes destacadas.

Esto se puede solucionar de forma sencilla pasando la URL a compartir por esta web: https://developers.facebook.com/tools/debug/

OJO CON LAS CONVERSACIONES

Representamos una marca, una empresa… no nos estamos representando a nosotros mismos. Con ello quiero poner énfasis en el tema de las conversaciones: Tenemos que representar los valores de la marca. Si la marca tienes matices divertidos, usémoslos… Si no, igual algunas conversaciones pueden estar fuera de lugar

HASHTAGS: SI, PERO…

Los hashtags son buenos para buscar contenido de la misma temática. Igualmente aportan valor para monitorizar el contenido generado en social media durante la celebración de un evento… Pero esto no significa que pongamos hashtags a todas las palabras de conforman una publicación: La hace ininteligible

PERSONALIZACION, NO AUTOMATIZACIÓN

Hay muchas acciones que se pueden automatizar. Es más, recomiendo el uso de ciertas herramientas de automatización a la hora de publicar contenidos como puede ser Buffer (para programar durante el día el contenido que quieres publicar en redes sociales), pero hay ciertos elementos que prefiero hacerlos de forma manual… y me refiero en concreto al toque humano: Si queremos agradecer a un usuario que nos haya seguido, no enviemos un tweet automático… le quita toda la humanización de la marca.

#Fail: Automatización de respuestas personales

#Fail: Automatización de respuestas personales

NO SER PROACTIVO… NI SOLUCIONAR PROBLEMAS

Muchas veces se recurre a los perfiles sociales de las marcas buscando la solución de problemas que nos han ocurrido por otras vía incluso en el mundo offline… Si el usuario recibe la callada por respuesta, el enojo será mayor. Hay que ser proactivo y solucionar problemas… y esto es un ejemplo de cómo hacerlo:

 

Respuesta de @ES_Acer a una mis consultas

Respuesta de @ES_Acer a una mis consultas

Podríamos enumerar unos cuantos errores más que se ven a diario en social media, pero con esto nos podemos hacer idea de cómo comportarnos en una de las partes de más cambio del marketing online

10 bancos de imágenes libres de derechos

Ilustrar los post de un blog con una buena secuencia de imágenes es algo fundamental para conseguir atrapar al lector. No digamos ya el ecommerce donde la única relación que el comprador tiene con el producto será a través de una imagen que debe potenciar el producto y no estar alejada de la realidad (para evitar desilusiones cuando el comprador reciba el producto)

La imagen confiere ese punto visual de llamada a la atención que fideliza la lectura del post. Hablábamos hace unos días de como ilustrar los post con varios tipos de contenido visual, aunque en este post nos vamos a centrar en el primero de ellos: FOTOGRAFIAS DE STOCK. Necesaria para ilustrar sentimientos, momentos, ideas… suelen ser las fotografías de inicio de los post. Como suele ser el primer punto de impacto, hay que mimar con atención ese detalle y tratar de usar una imagen que nos diga algo, que nos sirva de intro y nos incite a seguir leyendo el contenido.

Muchas veces no sabemos donde recurrir para conseguir esas imágenes que ilustren los post y para ello os traigo 10 bancos de imágenes/webs personales de donde podéis extraer contenido.

 


 

KABOOMPICS

Una delicia de fotos artísticas. Sencillo y directo. No es necesario registro. Simplemente hacer clic sobre “Free Download” y tendremos descargada la foto en alta resolución.

bancos-imagenes-01-kaboompics

KABOOMPICS


PIXABAY

Más 290.000 fotos gratis, vectores e ilustraciones… que como ellos indican “puede usar libremente cualquier imagen de Pixabay en formato digital o impreso, para uso personal o comercial, sin necesidad de atribuirla al autor del original

Registro requerido.

bancos-imagenes-02-pixabay

PIXABAY


GRATISOGRAPHY

Fotografia en alta resolución para uso personal y comercial tomadas por Ryan McGuire. También es extremandamente sencillo (igual que Kaboompics): Clic para descargar.

bancos-imagenes-03-gratisography

GRATISOGRAPHY


SNAPOGRAPHIC

Seguimos con la línea de web sencillas. Organizadas por categorías, todas la fotos han sido tomadas por Tomas Mühl. Con una donación de 15$ podemos descarganos todas la imágenes que hay incluidas en la web.

bancos-imagenes-04-snapographic

SNAPOGRAPHIC


PICOGRAPHY

Otro fotógrafo, en este caso Dave Meier, que pone a nuestra disposición una pequeña selección de sus fotos para descargar directa. Con la opción de subscribirte a la lista de correo para estar información de las nuevas fotos que se van añadiendo al stock.

bancos-imagenes-05-picography

PICOGRAPHY


JAYMANTRI

Es el turno para Jay Mantri, que cada jueves añade 7 fotos para darle el uso que queramos.

bancos-imagenes-06-jaymantri

JAY MANTRI


PUBLIC DOMAIN ARCHIVE

Web sencilla, muy navegable y las imágenes ordenadas por categorías. Seguro que encuentras algo que te sirva para tus post.

bancos-imagenes-07-public-domain-archive

PUBLIC DOMAIN ARCHIVE


PICJUMBO

Turno para Viktor Hanacek. Con un listado de categorías sencillito, la descarga de las imágenes es tremendamente fácil (como en casi todas las web que hemos estado viendo). Posibilidad de suscripción para estar informado de las novedades.

bancos-imagenes-08-picjumbo

PICJUMBO


UNPLASH

Sencillez en grado máximo. Donde la importancia está en las fotos. 10 fotos nuevas cada 10 dias. Se echa en falta un buscador pero la estructura de la web, montada en base a un scroll infinito, te embauca para seguir viendo fotos hasta encontrar aquella idea que estás buscando.

bancos-imagenes-09-unplash

UNPLASH


MAGDELEINE

Alguno de los autores que hemos visto anteriormente también los encontraremos por aquí. Esta web incorpora, además de un selector de categorías, un filtrado por color dominante… lo que nos puede venir muy bien si estamos buscando una imagen concreta.

bancos-imagenes-10-magdeleine

MAGDELEINE

 

No son grandes bancos de imágenes como los que podemos conocer todos (shutterstock, istockphoto, …) sino más bien pequeñas webs personales dotadas de contenido de calidad donde si que podemos recurrir para incorporar algunas imágenes a nuestros post o, incluso, hacer uso de ellas en nuestra web.

Y vosotros… ¿conocéis algún sitio más? Porque sería buena idea ir ampliando esta lista 🙂

La gasolina del trabajo

Hoy me apetecía escribir de uno de esos post motivacionales. Nada de internet, marketing online, diseño web, fotografía… pero si un poco de todo.

Muchas veces nos obcecamos con el objetivo, pero hay que disfrutar con el camino. Conseguir el objetivo es extraordinariamente motivador, pero disfrutar el camino hasta que lleguemos a conseguirlo es doblemente satisfactorio.

Para ello tenemos que rodearnos de un equipo. Un equipo afín, con el que tengamos confianza y tengamos la seguridad de que da el máximo, que responde ante todas las situaciones y que, aunque los proyectos sean de envergadura, su implicación es mayor.

No importa que no se tenga todos los conocimientos necesarios, sí importa que sepa donde conseguirlos. Personalmente valoro esto mucho más. En nuestro día a día, en el que nos movemos por multitud de campos, es extraordinariamente importante saber quién puede resolver los problemas que nos podemos encontrar.

¿Y cuál es la gasolina que mueve todo esto? Sinceramente… la pasión.

Las pasión por hacer un trabajo de calidad, por invertir las horas necesarias para conseguir el objetivo,  por estar en formación continua aprendiendo todos los días algo nuevo. La pasión de disfrutar del trabajo en equipo, sabiendo cumplir tu cometido y encajar en un engranaje perfecto. La pasión por sentirse motivado todos los días, sentirse importante dentro del conjunto y sabiendo que el equipo está por encima de los individuos.

Pasión, ilusión, motivación… llamémosle como queramos pero apliquemos estos conceptos en nuestro día a día. El disfrute no llegará únicamente cuando terminemos el proyecto de turno, sino que disfrutaremos a diario.

Ayer estaba motivado. Hoy me siento motivado. Mañana, también.

#ILoveMyJob #INeedMyTeam

El alcance de las publicaciones de Facebook

Es un tema de debate de los últimos meses… el alcance de las publicaciones de Facebook. La red social que nos monitoriza, ha variado de forma drástica el alcance de las publicaciones de las páginas de empresa.

Según un estudio de Social@Ogilvy, el alcance de las publicaciones ha pasado del 12% al 6% en pocos meses:

Organic-Reach-Chart

Y es que hay que tener clara una cosa: Facebook no mira por nuestro negocio, mira por el suyo… y es que el valor de Facebook ha ido subiendo de forma inversa a como se han movido el alcance de las publicaciones. La jugada está clara: Quieres visibilidad, pasa por caja. Los Facebook Ads te están esperando. Un público segmentado al que mostrar tus publicaciones pero que requiere de una inversión que antes no era tan necesaria.

Con esta evolución en las publicaciones, se plantean varios escenarios sobre los que poder trabajar:

  1. Migrar nuestra estrategia social hacia otras redes sociales como Twitter o Google+, opciones ciertamente complicadas si tenemos una comunidad generada en Facebook. No subestimemos la red social de Google porque su crecimiento, aunque poco a poco, es evidente.
  2. Variar nuestra estrategia de contenidos en Facebook, buscando contenidos más innovadores, más virales, que generen más audiencia. Es complicado, pero si queremos obtener resultados distintos no hay que seguir haciendo las mismas cosas.
  3. ¿Es Facebook un pilar en nuestra estrategia social? Si la respuesta es si y necesitamos incrementar el nivel de visibilidad de nuestra publicaciones, la opción de pasar por caja es más que necesaria. Estamos ante una partida en la que no hemos puesto las reglas y jugamos fuera de casa… pero necesitamos seguir jugando. Valoremos la opción de usar el alcance pagado de Facebook.
  4. Si Facebook no es tan importante… potenciemos el uso de nuestros canales propietarios, potenciemos nuestro blog corporativo, hagamos fuerza en el posicionamiento del mismo… todo esto apoyado por el resto de redes sociales sobre las que basamos nuestra estrategia siguiendo nuestra estrategia en Facebook como hasta ahora.

Tenemos que plantearnos cómo de importante es Facebook dentro de nuestra estrategia de comunicación y/o venta, para tomar la decisión de variar la estrategia en el sentido de ofrecer contenidos diferentes, pagar por conseguir un mayor alcance o virar la presencia social hacia otras redes sociales.

¿Cómo proceder para aumentar la visibilidad en Facebook?

Lo más evidente pasaría por tratar de minimizar el impacto de bajada en el alcance de las publicaciones y “resistirse” a esa bajada….¿Cómo hacerlo? Sencillo y difícil a la vez: Generar contenido de calidad, que sea viral, que la gente comparta, comente o le dé al like… es decir, publicaciones de interés para los usuarios que hagan que el alcance de las mismas llegue más lejos.

Mostrar un perfil humano, sencillo, directo… humanicemos la empresa y no publiquemos como robots. Conozcamos nuestra audiencia e interactuemos con ella. Realizar publicaciones frecuentes, de calidad y analizando las horas de máxima difusión de nuestra publicaciones.

Publicar fotos, videos o noticias directamente en Facebook, sin incitar al “abandono” de la red social a través de links externos. Variar nuestra publicaciones (texto, texto más foto, etc…)

Otra opción pasaría por incitar a compartir contenidos, se mencione a influencer (ojo con esto para no acabar siendo spammers).

En definitiva, generar contenido de calidad para que nuestra audiencia interactúe con él y Facebook considere el mismo de calidad y en actividad de content curator muestre el mismo a la mayor cantidad de gente posible.

Cuanto cuesta una web

Cuánto cuesta una web

Me apetecía escribir una entrada sobre este asunto. No voy a solucionar el mundo con ella pero al menos si que voy a dejar constancia por escrito de mi opinión sobre el coste de una web.

Si hablamos del entorno estrictamente profesional, una web no puede ser gratis, ni valer 50 € ni poder hacértela tú mismo ni costar desde 3,95 € al mes ¡Zas! Empezamos fuerte y haciendo amigos.

Pero es que todo tiene su sentido.

Hacer una web requiere de conocimientos, no solo en el desarrollo web a nivel maquetación/programación, sino también influyen criterios creativos e incluso el conocimiento de la lógica de negocio para ofrecer una solución óptima.

Para que vamos a engañarnos, hoy en día es muy sencillo que cualquiera con unos conocimientos básicos te pueda montar una web en WordPress. Hay infinidad de tutoriales y post sobre como instalar un wordpress (os he enlazado uno que cree en este blog). Luego si quieres algo más de diseño buscas un template que se pueda adaptar a la idea que llevas en mente (si es que tienes algo pensado) y luego a llenar de plugins la instalación.

¿Qué te ha hecho falta? Un hosting barato, un template y tu tiempo. Ya tenemos web. Barato y sencillo. Si todo sale a pedir de boca el gasto ha sido mínimo (y digo gasto porque normalmente las personas que proceden de esta forma ven el desarrollo web como un gasto y no una inversión) y nuestra ventana al mundo online está abierta. Ahora solamente hay que cruzar los dedos para que nuestra instalación de wordpress no tenga ningún agujero de seguridad (digo WordPress por seguir el ejemplo anterior… aquí se puede sustituir por el CMS de turno), sepamos controlar los permisos que hemos dado a los archivos y la base de datos no se vaya al garete por cualquier instalación masiva de plugins. Además, si eso pasa siempre tendremos un amigo informático que nos solucionará la papeleta.

Desarrollo web

Pero, seamos serios… Esto no es hacer rentable un proyecto web ni conseguir resultados profesionales.

La web tiene que ser una herramienta valiosa a nivel profesional, tiene que aportarnos soluciones, ofrecernos ventajas competitivas. Poner en valor nuestra marca, productos y servicios. Analicemos nuestro negocio: Seguro que una web bien analizada y desarrollada va a conseguir mejores ratios de conversión que aquella do it yourself que hemos construido.

Hacer una web no es lo que hemos comentado un par de párrafos más arriba: Hacer un desarrollo web es analizar el proyecto en su globalidad, ver requerimientos iniciales y proyectar mejoras, instalar el CMS de turno, optimizarlo WPO, hacer un análisis SEO, optimizar la velocidad de carga, gestionar y actualizar los plugins más eficientes, responsive design, optimizar las imágenes, etiquetar las mismas, vincular con Google Analytics y Google Webmaster Tools, monitorizar resultados, aplicar mejoras, optimizar textos, tener conocimientos de HTML, CSS, php , … Eso, y me quedo corto por no mencionar todos los procesos que intervienen, es desarrollar un proyecto web. ¡Ah! Y me olvidaba de estar siempre ahí, al minuto para solventar cualquier problema que se pueda producir

¿Seguro que somos capaces nosotros mismos de realizar todo lo enumerado anteriormente y, además, gestionar de forma eficiente nuestro negocio? ¿Seguro que un sitio de webs hechas en un minuto en tres cómodos pasos tiene en cuenta todo lo descrito? Permíteme dudarlo.

Ahora vuelve a formularte la pregunta ¿Cuánto cuesta una web? Seguro que tu percepción (sin pensabas que el desarrollo web era algo barato) ha cambiado. Si no lo he conseguido es que algo he explicado mal.

El pagar por el desarrollo de un web no solo implica pagar por el hosting, el dominio y el template a utilizar. Significar pagar por el conocimiento. Pagar por ideas, pagar por calidad. Y la calidad tiene un valor.

Sé que este tema es un tema puntiagudo y que cada perfil profesional implicado en este campo lo puede ver de una forma distinta, pero para mi solo hay una forma: El coste de la web es una inversión en un canal estratégico dentro de la empresa (desde el punto de vista de comunicación, ventas y/o marketing) y como tal, hay que analizarlo y gestionarlo.

Proyectos (y situaciones distintas) hay miles, hay que procesarlos uno a uno… pero ninguno puede costar de 9,95 € al mes incluyéndote el hosting 😉
Desarrollo web

Midiendo el ROI en redes sociales

Cuando llevamos a cabo una acción sobre nuestra web tenemos que siempre muy presente el ROI

Pero… ¿sabemos que es el ROI? El ROI (Return On Investment) nos indica el retorno que ha tenido la inversión que hemos realizado, para evaluar si ha sido rentable o no. La fórmula general de aplicación es sencilla: Se trata de un % que calculamos entre los ingresos generados y la inversión realizada. Esto nos aporta un ratio que será el valor que manejaremos para evaluar nuestras campañas.

roi

Siempre hemos comentado que medir es fundamental para tener información sobre la que poder tomar decisiones. Independientemente del tamaño de las acciones que estemos llevando a cabo en nuestra web, tenemos que saber qué está pasando… y en este caso no nos tenemos que quedar con las métricas evidentes, como podría ser el número de likes que conseguimos en una campaña de Facebook.

Social-Media-ROI

Conocimientos del mercado, ventas, referencias, satisfacción del cliente, leads, visitas … todo ello combinado contra el tiempo y la inversión económica realizada.

Para poner en perspectiva el ROI hay que tener claro que métricas son sobre las que queremos poner el foco, es decir, qué queremos medir. En redes sociales hay muchos datos y podemos destacar:

  • Impresiones, que nos indicarán las veces que nuestras publicaciones aparecen en la línea de tiempo de los usuarios
  • Alcance, que nos indica en Facebook el número de personas que han visto una determinada publicación
  • Interacciones que se producen con nuestro contenido… podrían ser comentarios, menciones, tweets, compartidos, repins (todo ello en las distintas redes sociales)
  • Variación de comunidad, ¿Cómo ha crecido nuestra comunidad? ¿son activos los nuevos usuarios? ¿Cómo actúan con nuestra página? ¿Comentan?
  • Tráfico generado hacia landings. Podemos orientar nuestras campañas en redes sociales para generar tráfico hacia nuestra web. ¿Qué volumen de tráfico hemos generado? ¿Han convertido las visitas que han venido de redes sociales?
  • Menciones. Analizando las veces que se menciona nuestra marca en redes sociales, valorando si esto se hace de forma positiva o negativa. Es decir, no tenemos que estar ajenos a la conversación.
  • Tasa de rebote. ¿Cómo se comportan los usuarios que vienen de redes sociales? ¿Navegan por el sitio? ¿Entran y se van? Si es así posiblemente estemos confundiendo el mensaje inicial y el usuario que llega motivado por el clic sobre un determinad enlace social espera un contenido distinto del que estamos mostrando.
  • % Conversión. ¿Conseguimos leads? ¿Generamos ventas? ¿Cuántas de las visitas que vienen por medio sociales acaban convirtiéndose en leads?
  • CPC. Coste por clic. Valor sencillo y básico que nos indica el coste por cada clic que hace el usuario sobre nuestras publicaciones. Valor a minimizar.
  • CTR. % entre el número de clics y el número de impresiones realizadas. Valor a maximizar.

En definitiva, con la información que saquemos de los indicadores anteriores y conociendo el dato de la inversión realizadas, tenemos que calcular el retorno que tenemos de la inversión. Como es lógico, el ROI es un valor que tenemos que maximizar: Cuanto más alto sea mejor.

Roi in social media

El ROI siempre tiene que estar presente en toda estrategia. Desconocer como evoluciona nuestra campaña supone condenarnos al fracaso

Imágenes para ilustrar tus post

Cuando escribes un post, cuanto más enriquecido visualmente esté será mejor, tanto para el lector que captará esas ideas escritas de forma visual como para los robots de los buscadores, que dotarán de más “valor” a aquellos post que estén más completos.

Muchas veces me da pereza la búsqueda de imágenes que ilustren las ideas que voy escribiendo por aquí y suelo seguir el mismo patrón: Una imagen de encabezado y alguna interior que ilustre algún proceso, alguna captura de pantalla, etc… aunque lo ideal sería añadirle más información gráfica porque estoy convencido de que la lectura de los post será mejor, habrá una mejor experiencia de navegación y el rendimiento del post será superior… Procuraré ponerme manos a la obra a partir de este post.

Hablábamos hace unas semanas que había que cuidar la fotografía en nuestros post, porque además ayudaban a mejorar la conversión. Pero… ¿solo fotos? La respuesta es no, evidentemente. Hay un gran abanico de imágenes que refuerzan los contenidos de nuestros post y estas serían:

  1. FOTOGRAFIAS DE STOCK. Necesaria para ilustrar sentimientos, momentos, ideas… suelen ser las fotografías de inicio de los post. Como suele ser el primer punto de impacto, hay que mimar con atención ese detalle y tratar de usar una imagen que nos diga algo, que nos sirva de intro y nos incite a seguir leyendo el contenido.

Si esas fotos pudiéramos hacernos un stock propio sería lo ideal, ya que esas fotos serían únicas. Si no, recurriremos a fotos de stock universales. El plus que aportan las fotos personales es su cercanía, la historia personal que hay detrás de un post… pudiendo hacer que la conexión con el lector sea más profunda. Para ello, nuestro ojo fotográfico tiene que estar alerta para capturar esas imágenes cotidianas que luego nos pueden servir para ilustrar nuestros post.

estrategia-posicionamiento

  1. CAPTURAS DE PANTALLA. Totalmente necesarias para ilustrar aquello que estamos tratando de explicar su configuración, mostrar resultados, aportar pruebas… Esto aporta un plus de cercanía y realidad: Si, por ejemplo, queremos mostrar los distintos resultados de una búsqueda en Google, que mejor que hacerlo como hacía en este post donde hablaba de la mejora del posicionamiento en buscadores desde el punto de vista de las redes sociales.
Captura de Pantalla: Recurso gráfico muy interesante para ilustrar procesos.

Captura de Pantalla: Recurso gráfico muy interesante para ilustrar procesos.

  1. GRÁFICOS.  Útiles para explicar reports y estadísticas. Es la mejor forma de mostrar los datos, la forma más clara de extraer una conclusión visual sobre un bloque de datos. Nos acordamos más de la imágenes que de los datos y si queremos presentar un bloque de ellos, mejor hacerlo de forma gráfica. Las herramientas de analítica son un buen candidato para mostrarnos los datos así.
Mostrar números de forma gráfica. Fuente: http://www.elmundo.es/television/2014/02/28/530f9d5f22601df05e8b458c.html

Mostrar números de forma gráfica.
Fuente: http://www.elmundo.es/television/2014/02/28/530f9d5f22601df05e8b458c.html

  1. INFOGRAFÍAS. ¿Quién no ha visto una idea explicada de forma visual con una infografía? Es una tendencia en auge, ya que permite de forma visual comprimir una ristra –normalmente extensa- de información. Y ya sabemos que aquello que entre por los ojos se digiere mejor.
Infografia: Diseño web responsive

Infografia: Diseño web responsive

  1. IDEAS MOSTRADAS DE FORMA GRÁFICA. Muchas veces queremos expresar ideas concretas, resúmenes de un post y para ello usamos un párrafo específico donde resaltar ese contenido. Incluso dotamos ese párrafo de un background diferente para que visualmente sea más atractivo… ¿Por qué no expresar esa idea en forma gráfica y diferenciada?
Ideas mostradas de forma gráfica. Otra forma de resaltar contenidos.

Ideas mostradas de forma gráfica. Otra forma de resaltar contenidos.

  1. HUMOR. El humor siempre tiene que estar presente (en la medida que encaje con la filosofía del blog o web donde vamos a usarlo), ya que aporta una reacción emocional muy valiosa: La sonrisa. Esbozar una sonrisa en el lector de nuestro post es ganar un lector.
Las cosas con humor se recuerdan mejor

Las cosas con humor se recuerdan mejor

Las imágenes son muy efectivas para conseguir que nuestros post sean más interesantes y aporten valor a los lectores. Hay que explotar esa vía… aunque suponga invertir más tiempo en tener un post listo 😉

Errores comunes en la home de tu web

Errores comunes en la home de tu web

En un gran porcentaje de casos, la home de tu página web suele ser el punto de entrada a la misma y la página que más visitas genera. Es donde se genera esa primera impresión para la que no hay una segunda oportunidad: Aquí tenemos que atrapar al usuario sí o sí… si queremos que siga navegando por nuestra web hasta que encuentre la información que anda buscando y que presume que encontrará en la misma.

Como estructuremos la página inicial va a definir en gran medida el éxito de nuestra web y para ello hay que tener en cuenta una serie de factores a tener en cuenta que suelen seguir patrones en el comportamiento de un amplio porcentaje de web

QUERER COLOCAR TODA LA INFORMACIÓN

Primer gran error. Si queremos colocar toda la información de lo que hacemos, vendemos o podemos ofrecer en la home mal vamos. No centramos la atención en nada y conseguimos que el usuario se disperse. Mejor ideas claras y sencillas.

MENU IMPOSIBLE O MAL ESTRUCTURADO

Otro error común. Colocar menús en zonas imposibles (caso típico cuando tenemos menús secundarios repartidos por toda la home) o que estos no presenten una estructura clara. Lo ideal sería un menú bien visible, sencillo, siguiendo una estructura lógica de contenido y donde la información no esté a muchos clics de distancia.

Aquí ya no mencionamos el uso de menús en Flash (lo damos por abolido en estos días) pero sería de juzgado de guardia hacerlo así hoy en día.

INFORMACIÓN DE ACCESIBILIDAD

Trascendental para webs que tienen mucho contenido y una estructura bastante grande de páginas. Saber dónde nos encontramos y poder ir retrocediendo nuestros pasos a través de un sencillo breadcrumbs se hace vital.

ORIENTACION DE LA INFORMACIÓN

Google nos marca el camino… ¿Cuáles son las zonas que primero miramos en los resultados de una búsqueda orgánica? Los más hacia arriba y empezamos de izquierda a derecha. Sigamos este criterio a la hora de colocar la información trascendental, es decir, no coloquemos información relevante en lo más profundo de un sidebar o en el footer.

OPTIMIZACIÓN DE LA IMÁGENES

La home de nuestra web suele ser candidata a albergar sliders que muestren de forma visual todo el esplendor de nuestros producto/servicio. Suelen ser imágenes relativamente grandes (900 – 1200 px de ancho) y que si no se tiene la precaución de optimizar hará que nuestra web tarde en cargar. Aquí es muy importante buscar el punto de equilibrio entre calidad y peso de la misma. Antes de añadir imágenes al slider pensemos que si es necesario y si aporta valor. Busquemos el punto de equilibrio.

También es trascendente el tamaño (de alto) del mismo… ya que la información principal se desplaza hacia abajo. Mi recomendación es probar la web en distintas resoluciones para ver donde empezamos a ver contenido no-slider y que en cualquier tipo de resolución este se empiece a ver. Que el usuario sepa que hay algo más (lógicamente esto no es una verdad absoluta, ya que depende de cada proyecto: No tendrá el mismo valor la imagen de una empresa que se dedica a la instalación de placas solares que la de un fotógrafo donde el valor de la misma es muchísimo mayor).

NO SOMOS SOCIALES

Pues eso mismo: No ser social y obviar los links a nuestros perfiles sociales y la posibilidad de compartir nuestra información en los perfiles del visitante de la web. A día de hoy, un gran tráfico se generar a partir de redes sociales, por lo que se antoja necesario tener en cuenta ese matiz.

¿DÓNDE ESTÁ LA INFORMACIÓN DE CONTACTO?

Siempre visible y accesible. Un mail o un teléfono que suelen ser los elementos más accesibles deberían de estar bastante accesibles (zonas header y footer son candidatas a albergarlos)

PERDER LA NAVEGACION

Soy partidario de, en la medida de lo posible, tener siempre a mano la navegación, es decir, el menú de opciones de nuestra web. Por ello me gusta replicar en el footer las opciones que más tráfico generan o las que considero más importantes. Hoy en día con la nueva línea de diseño 2015 donde los menús suelen anclarse en la zona superior, quizás carezca de tanto sentido.

Si tenemos un árbol de opciones muy extenso, esta zona puede ser un buen lugar para colocar esas opciones menos importantes y así aligerar nuestro menú principal.

 

Cada proyecto requiere de un estudio concreto de lo que queremos ofrecer, pero hay unas líneas maestras que tenemos que seguir:

  • Información precisa: Ni más ni menos.
  • Menús estructurados y sencillos
  • Información de contacto visible.
  • Optimización de las imágenes