Usando las redes sociales para posicionamiento SEO

Hay un gran debate alrededor de como influyen las redes sociales en el posicionamiento orgánico de una web (SEO) pero, bajo mi punto de vista, estas pueden afectar de forma positiva al posicionamiento de una web bajo un parámetro: El contenido.

Generar contenido de calidad, atractivo para tus lectores y que estos difundan vía redes sociales le aporta visibilidad a tu marca, a tu web. Solo ya por eso merece la pena trabajar las redes sociales adecuadamente porque conseguiremos un posicionamiento como marca (y no me refiero a posicionamiento en buscadores), como alguien que aporta elementos de valor. Conseguir esa relevancia mejora nuestra reputación y la forma que en que los demás consideran nuestra marca (siempre en términos positivos)

Además, si es contenido relevante posiblemente muchos usuarios no solo compartan vía redes sociales (cumpliendo el parámetro de la mayor visibilidad), sino que además puedan enlazar desde su web corporativa o blog… y ahí sí que tenemos un punto a valor del posicionamiento SEO: Un enlace entrante… y en este caso ya estamos afectando de forma directa al posicionamiento orgánico.

Si nos referimos puramente al posicionamiento en buscadores, la redes sociales las podemos dividir en 2 grupos:

  • Google +, producto de Google y por lo tanto, producto que entra en juego en el posicionamiento en buscadores de forma clara.
  • El resto, donde la influencia directa que tienen sobre el posicionamiento orgánico es menor.

Del resto (Facebook, Twitter, …) podemos aplicar el primer párrafo que hemos comentado anteriormente: Generar contenido y darle difusión por estos canales. Es relativamente sencillo conseguir likes, shares, retweets si nuestro contenido es de cierta calidad… Luego está que Google consiga rastrear esas web e indexar todos esos links (cosa ciertamente difícil a día de hoy).

Por otro lado Google+, que como producto de Google y siendo este el que marca las reglas del juego sí que afecta en los resultados de búsquedas. ¿Quién no está logeado en su cuenta de gmail para uso diario? Mucha gente lo estamos y los resultados de las búsquedas pueden variar por ese simple detalle. Para ello un sencillo ejemplo.

Vamos a realizar una sencilla búsqueda de un término bastante genérico estando logeado en la gmail:

Captura

Si miramos los resultados de la primera página nos llevamos una grata sorpresa… ooooh!!! aparecemos:

Captura2

Pero ojo! esto es porque estamos logeados en gmail… Si le decimos que no nos muestre los resultados privados:

captura3

desaparecemos de nuestra búsquedas… Como vemos, el contenido presente en Google + se muestra antes que otras webs que realmente tienen posición más alta que el que nos está mostrando. En este caso Google + si que está afectando al resultado de nuestras búsquedas, ofreciéndonos unos resultados distintos según haya contenido de nuestros círculos en dicha red social.

A la pregunta de ¿influyen las redes sociales en el posicionamiento? Creo que con este ejemplo vemos como queda claro que los resultados se ven alterados por la presencia de contenido en Google + y responde de forma afirmativa a nuestra respuesta. Para el resto de redes sociales el impacto en las SERPs es menor (limitándose a mostrar la páginas públicas y poco más), pero como hemos comentado antes, via contenido, el resultado de nuestro posicionamiento se puede ver alterado por ese plus de visibilidad y links que conseguiremos.

En conclusión, engranar de forma perfecta posicionamiento, redes sociales y contenidos puede ser la clave un rendimiento SEO óptimo:

Ecuación Perfecta: SEO, Social Media y Contenidos

 

Métricas básicas para la analítica web

Todo aquello que no podemos medir no es susceptible de ser mejorado. Es por ello que se antoja fundamental saber que ocurre en nuestra web con el objetivo de conocer el comportamiento de los usuarios, como interactúan con el contenido, por donde llegan a nuestro sitio web, etc… con el objetivo de analizar esa información y sacar conclusiones que deriven en mejoras.

Para ello, la analítica web, se antoja fundamental. Hace unas semanas comentaba acerca de una serie de lecturas relacionadas sobre analítica web y con este post damos el pistoletazo de salida a una serie de post orientados a la misma.

Como en todo comienzo, hay que empezar por lo básico… en este caso, las métricas básicas que se utilizan en analítica web, que podemos considerar que son las siguientes:

  1. Visitante único. Basado cookies e identifica el número de usuarios diferentes que entra en un sitio web. No es exacta y es susceptible a errores. Por ejemplo, un mismo Pc que es usado por varias personas sin estar logeados en Google Chrome… A efectos estadísticos es un visitante cuando realmente son 2.
  1. Visitas. Números de accesos que se realizan en un periodo de tiempo.
  1. Páginas vistas. Número de páginas que visualiza un usuario cuando realiza una visita. Es una métrica importante que hay que maximizar, ya que indicará que el usuario está recorriendo nuestra web.
  1. Tasa de rebote: Relacionado con el punto anterior, indica el % de usuarios que aterrizan en nuestra web y no siguen navegando. Es decir, el número de visitas que solo han visto una de las páginas del sitio web. El objetivo es minimizar ese número ya que un número elevado denota falta de interés por el contenido de la web (puede deberse a que el usuario no obtiene la información que está buscando. Hay que saber contextualizar este porcentaje: Por ejemplo, en blogs suelen ser mayor este valor que en una web corporativa: Es factible que un usuario acceda a un artículo, lo lea durante 6 minutos y luego siga con su tarea.
  1. Tiempo de permanencia: Otro dato de calidad que denota el uso que hace el usuario de la web. A mayor tiempo de permanencia, mayor navegación por la web y, por lo tanto, asumimos que el usuario encuentra información que le puede ser interesante. Sujeto también a errores (Google Analytics no sabe el momento en el que se sale de la última páginas, por ejemplo) y hay que tomarlo como valores promedios para tener una idea.

Estas métricas son básicas pero siempre supondrán un punto de partida en cualquier analítica web. Además, nos servirán como punto de partida para informes avanzados. En cada web que analicemos tenemos que establecer claramente cuáles van a ser los objetivos, KPI, a medir… ya que no serán los mismos lo de una tienda online a los de un blog, por ejemplo.  Por ejemplo, la tasa de rebote en una tienda online es preocupante (los usuarios llegan a nuestra web y el producto no les aporta ningún valor y salen de la misma sin seguir mirando productos alternativos) mientras que en un blog suele ser alta (donde el comportamiento del usuario es llegar a la web y consumir el artículos e interactuar con el mismo: comentar, compartir en perfiles sociales si le ha gustado, etc… en este caso un valor muy interesante sería el tiempo de permanencia, que sería el indicador que el usuario ha estado en nuestra web leyendo el artículo)

De esta forma, definir los objetivos es la base entorno a lo que tiene que girar la analítica web. Estos pueden ser variados. Por ejemplo:

  • Aumentar el numero de ventas (caso de ecommerce)
  • Aumentar el número de leads
  • Saber que tráfico aportan los perfiles sociales (referal) para optimizar su gestión

El ciclo de vida de nuestra analítica web debería seguir estos pasos:

  1. Conocer el sector en el que nos vamos a mover. Análisis previo.
  2. Establecer KPI adecuados a nuestro site
  3. Medir (por ejemplo, a través de Google Analytics)
  4. Procesar la información obtenida enfocada hacia los KPI establecidos, obteniendo un panel de información claro, sencillo y directo.
  5. Este último paso ya sería tarea de gestión: Tomar decisiones en base a la información obtenida.

En definitiva… medir, medir y medir para obtener conocimiento.

En próximos post iré profundizando en cuestiones más avanzadas y específicas de analítica, así como la orientación hacia nichos de mercado específicos.

Call to Action - Ladings que conviertan

Landings orientadas a la conversión

Hacer un diseño web y que queda visualmente atractivo es el primer paso en el desarrollo de un nuevo web. Es lo que el cliente está buscando y lo que tenemos que perseguir, conseguir que el punto de partida de un desarrollo web entre por los ojos… tendremos mucho partido ganado para poder seguir implementando mejoras.

Intencionadamente he indicado que es el punto de partida –el primer paso-, porque no deberíamos de quedarnos ahí (siempre que el presupuesto del desarrollo de para hacer un proceso completo y no quedarnos solo en aquello que se ve).

De lo que se trata es de que nuestra web genere visitas y aumente las conversiones, entendiendo por ello la descarga de documentos, el completar el registro de contacto, la compra de producto… en definitiva, aquello que deseemos que el usuario haga en nuestra web. El propósito de nuestra web tiene que ser VENDER (nuestros productos, nuestros servicios o nuestra imagen… porque en definitiva, todos tenemos algo que “mostrar” hacia el visitante potencial de la web).

action

El usuario puede llegar a nuestra web por cualquiera de las páginas que tenemos indexadas en buscadores, por lo tanto deberíamos de cuidar qué acciones puede realizar en cada uno de ellas y que éstas estén visibles. Que quede claro qué es lo que puede hacer el visitante en cada una de las páginas por las que pueda entrar a nuestra web, ya que no todas las visitas vendrán por la puerta de entrada por defecto que es nuestra home. En definitiva, si nuestra web tiene un servicio/producto claro que vender, deberíamos de orientar al usuario hacia su conversión, impidiendo que se pierda con la navegación o no tenga accesible aquello que nosotros queramos mostrarle.

A nivel general tenemos que cuidar qué acciones se pueden llevar a cabo en cada una de las páginas de nuestra web (solicitudes de ampliación de información, envio de formularios para recibir más info, suscripción a newsletter, …) y de forma más específica en aquellas landings creadas al uso, como pueden ser aquellas páginas de destino de campañas de Google Adwords o Facebook Ads.

En definitiva tener en cuenta lo que comentábamos sobre el diseño landing pero extendiendo su uso hacia toda nuestra web: Cualquier rincón de nuestra web es un el lugar ideal para convertir.

El diseño web que viene: Tendencias web 2015

El campo del diseño web es un campo en constante evolución. Una evolución motivada por generar una mejor experiencia de uso y conseguir atrapar en nuestra web al visitante.

Hay una serie de tendencias –que muchas de ellas son realidades ya en nuestro días- pero se asentarán en los próximos meses.

Entre ellas destaco lo siguiente:

  • DISEÑO RESPONSIVE

Esto es una realidad ya en toda regla, pero debería de ser de uso generalizado en los próximos meses. Ya no se concibe una web realizada en estos días sin que sea adaptable al dispositivo de navegación… y más teniendo en cuenta el auge de la navegación en dispositivos móviles, que incluso en muchos casos un diseño web responsive hará que la versión web para móvil ni se contemple porque carezca de sentido.

  • MENOS ES MÁS

Contenido claro, fácil de visualizar, minimalista, funcional… la famosa regla del “menos es más” sigue estando presente

  •  FLAT DESIGN

Al hilo del punto anterior, diseños planos, sin texturas ni relieves. Diseños donde la importancia recae sobre el contenido y la atención se centra en el mismo, no en el adorno. Líneas rectas

  •  IMÁGENES FULLSCREEN

Cada día se ven más páginas web donde la importancia de la imagen es mayor. Vamos hacía contenidos más visuales, con imágenes grandes (incluso a tamaño fullscreen). El contenido visual (imágenes atractivas junto con videos incluso de reproducción a pantalla completa) serán protagonistas.

  • ONE PAGE DESIGN

También cogen protagonismo las web diseñadas en un una sola página. La asunción del scroll vertical como algo totalmente habitual (en cierta medida, gracias al uso de las redes sociales donde el uso del mismo hasta niveles infinitos se hace totalmente necesario) facilita la incursión en este tipo de desarrollo donde toda la información está en una sola página. Web corporativas sencillas, webs de lanzamiento de productos, etc… son candidatas a usar este formato

  • SLIDERS CREATIVOS

En el campo de los tan usados sliders, el uso de líneas temporales para maquetar slider que no se limiten únicamente a un foto de background y un posible texto superpuesto. La inclusión de distintas capas sobre una línea de tiempo permite dotar de mayor creatividad a nuestros sliders.

  •  DISEÑO QUE RESPIRA

Fuentes con puntos de letra grande, espaciados más grandes de los habituales, botones muy visibles… En definitiva, un diseño sencillo, visible y donde lo importante es ver de forma cómoda el contenido

  • SOCIAL

Seguimos siendo sociales. Esto no es una tendencia nueva, esto es la continuidad de nuestros días. Los iconos sociales siempre deberían de estar visibles, incluso formando parte del menú principal o estar situados en el entorno del mismo. Hay que facilitar la posibilidad de compartir nuestro contenido: Pongámoslo fácil para el usuario

 

En definitiva, tendencias convertidas en realidades que pasan por mejorar la experiencia de los usuarios en base a diseños que se adaptan al dispositivo y donde la atención se centra en el contenido y no en el continente, con mucho peso de la imagen como medio de transmisión de la información.

Comercio electrónico: El paso online a offline. La importancia de la logística.

Vivimos unos días de auge en el comercio electrónico. En nuestro país todavía queda mucho recorrido por hacer y las tasas de crecimiento anuales presentas valores positivos años si, año también. Algún estudio reciente sitúa en un 40% la tasa del comercio electrónico para dentro de 10 años.

Esto lleva consigo que el usuario cada vez tenga más asumido el proceso de compra de sus  productos vía canales online, lo que exige también mayor fiabilidad, rapidez, imagen y servicio en el campo del packaging y la logística, que es el verdadero motivo de este post.

Teclear el pin de tu tarjeta como paso final del proceso de compra online marca el punto de partida de la sensación de necesidad de tener aquello que hemos comprado. Hasta cierto punto es lógico: Acabamos de efectuar un pago inmediato de un producto y no lo tenemos en nuestras manos como sí suele ocurrir en el mundo offline.

Aquí comienza nuestra tarea de gestión de expectativas para conseguir que el periodo que transcurra desde la realización del pedido hasta la entrega del mismo sea asociado a algo lógico y asumible.

¿Cómo podemos conseguir esto? Con INFORMACIÓN. Mucha información. No necesariamente “agobiando” al usuario a base de información pero sí poniendo a su alcance la misma. Se antoja crucial que el usuario pueda estar en todo momento informado.

Como primer paso, agradeciendo de forma inmediata su compra, facilitando el acceso a su pedido para comprobar que es correcto el mismo e indicándole plazos de entrega. En segundo lugar, facilitándole la información del mismo: ¿Ha salido ya su pedido? ¿Dónde se encuentra? ¿Cuándo está prevista la entrega? ¿Es factible cambiar la dirección de entrega?

Durante el proceso que transcurre desde el clic sobre el último botón de “Aceptar” y la firma del albarán de entrega entra en juego nuestro socio logístico. Y hablo de socio logístico porque tiene que actuar como tal. Es la parte responsable de que el producto llegue en perfectas condiciones al consumidor final.

Valores como el servicio, la atención al cliente, el tracking de pedidos, el precio del envío se antojan cruciales a la hora de elegir un operador logístico. Siempre deberíamos de tener un operar de cabecera, aquel que sabemos que mejor servicio ofrece en nuestros ámbitos de actuación, pero igualmente importante es tener previsto un plan alternativo siempre preparado. La logística es importante dentro de toda nuestra operativa y no tenemos que dejar al azar las posibles situaciones que se puede dar. Que nuestro operar logístico falle no debería de significar que la rotación de envíos de nuestro ecommerce se vea afectada más allá de lo mínimo.

Y como tercer paso dentro del paso del mundo online al offline (hemos hablado de la información al cliente final y de la logística), estaría el packaging. Lo que mostramos en nuestra web es lo que tiene que llegar al cliente… y en el caso de que hayan diferencias, que estas sean a mejor. Nunca debe quedarle al usuario la sensación de sentirse engañado porque lo que hemos mostrado vía web no se parece a lo que ha recibido en sus manos. Además, un packaging cuidado, donde el producto se presente tal cual lo ha visto el usuario y donde su envío transcurra sin problemas, refuerza la confianza del usuario sobre nuestro comercio online

En resumen, información, servicio de envío y una presentación adecuada al cliente final debería de ser tres factores sobre los que asentar nuestra estrategia de entrega de pedidos… Que el tiempo de entrega que transcurra desde que se realiza el pedido hasta que se entrega sea deje en el usuario una sensación de que han transcurrido escasos segundos.

Los pasos en el carrito de la compra

Aquellos que seáis lectores de este blog me habéis visto utilizar varias veces la frase de “MENOS ES MÁS”. Es un lema que suelo aplicar a muchos de los conceptos sobre desarrollo web, usabilidad, diseño… la cosas deben de ser claras y sencillas. Información directa y nada rebuscada. Todo lo importante tiene que estar accesible.

En este caso quería centrarme en el proceso de confirmación del carrito de la compra que encontramos en nuestro ecommerce. Cada proyecto hay que entenderlo como algo específico pero en líneas generales soy partidario de reducir al máximo los pasos que un usuario tiene que ir confirmando hasta llegar a efectuar el pago y confirmación final de nuestro pedido.

Proceso de checkout en un paso

 

A nivel de diseño y estructura del ecommerce, sería recomendable que durante el proceso de finalización de la compra, el entorno que ve el usuario sea totalmente limpio, orientado a la conversión, sin distracciones: Botones de redes sociales, otras llamadas a la acción que pudiéramos tener en nuestra web, etc… sería recomendable que no estuvieran visibles (y/o accesibles): Que el usuario se centre en la confirmación del pedido.

En primer lugar, es completamente lógico que si dedicamos 4 pasos en lugar de 1 tenemos más opciones de que en alguno de ellos el usuario desista de la compra y abandone la cesta. Si sólo hay que completar uno, facilitamos el “CHECK OUT & GO” y evitamos puntos de fuga.

Un paso implica sencillez, líneas directas… hay que facilitarle la vida al usuario. Además, si analizamos muchas tiendas online, muchos de los pasos intermedios que damos hasta la confirmación final son evitables porque sólo se ofrece una opción de transporte o una opción de pago… ¿Qué tipo de selección es aquella en la que hay una sola opción? ¿Por qué no suprimimos esos pasos intermedios en los que únicamente tenemos que hacer clic en el botón de “Siguiente” porque no tenemos que seleccionar nada?

checkout

Ejemplo de proceso de checkout realizado en un solo paso. En una sola pantalla el usuario aporta toda la información necesaria. Sólo una llamada a la acción claramente identificada (“PLACE ORDER”)

En el caso de que sea necesario la implementación de un proceso de confirmación de pedido en varios pasos, es totalmente necesario tener información proveniente de la analítica web de cómo se comportan dichos pasos, en que puntos hay más abandonos. Tenemos que saber qué está pasando en nuestra web.

Por ejemplo, si no hacemos mención a los costes de envío de nuestro pedido y en el paso dedicado al transporte mostramos el precio y este sale a un precio desorbitado (o que sencillamente el usuario no ha tenido en cuenta), es factible que en ese punto sea un punto de abandono de carritos. ¿No sería más recomendable informar de los gastos de envío de primera mano? Así el usuario tendría asimilado el coste del envío durante todo el proceso de la compra y no se llevaría “sorpresas desagradables” que harán que abandone su idea inicial de compra.

Otro tema relacionado con la sencillez en el proceso de compra es optimizar el proceso de alta/registro/login del usuario. Si es la primera vez que compra, que los datos que nos facilite cuando esté completando su pedido sirvan para darse de alta (sin tener que colocar la información dos veces) es lo más óptimo. Como siempre, los datos a solicitar que sean los justos y necesarios. Ni más ni menos.

Además, otros factores a tener en cuenta durante el proceso del carrito de la compra son, por un lado, las recomendaciones de productos a añadir al carrito en base a lo que en este se encuentran (crosselling) y por otro la gestión de carritos abandonados, que no deberían de caer en saco roto y ser el punto de partida para acciones de recuperación de los mismos (por ejemplo, recordar el carrito que se ha dejado a medias y puede recuperar de forma sencilla, el ofertarle algún tipo de descuento o promoción por completar el mismo, etc…). En definitiva, si ha picado, conseguir la pieza… siempre bajo los parámetros de la cercanía y sin ser intrusivos. Ser pesados puede conseguir el efecto opuesto: Que no nos compre ahora… ni nunca.

La importancia de generar contenido propio

Escribir un blog (y llevarlo al día) es una tarea metódica: Buscar temas sobre los que escribir, analizar contenidos, profundizar en la investigación de ideas, contar experiencias propias o de terceros… Todo necesita tiempo y grandes dosis de planificación y disciplina.

Pero el gran factor diferencial que le aporta valor a tu blog es la generación de un contenido propio, un contenido personal lleno de matices que lo hagan único.

¿Por qué es importante generar tu propio contenido? 

ERES ÚNICO. CUENTA TU EXPERIENCIA.

Quien mejor que tú para contar tus propias experiencias. Nadie conoce de primera mano mejor aquello que tú quieres contar. El toque personal en los post tiene que estar siempre visible porque aporta una gran dosis de valor. El tono utilizado, la orientación de los post son tuyos propios. Son únicos.

ERES UNA MARCA: NECESITAS AUTENTICIDAD

Cada marca viene definida por un estilo, unas connotaciones. En tu caso es lo mismo. Tu estilo de redacción, tus formas de explotar las ideas, la forma de desgranar los temas tratados. Como marca personal, tienes que trabajarla y, en este caso, la forma de hacerlo es a través del contenido que generes en tu blog.

ESCRIBIR ES APRENDER

Escribir contenido para un blog es sinónimo de aprender. Las lecturas de fuentes de información, el contrastar la misma, el dotarles de tu punto de vista ayudan al aprendizaje de las materias tratadas. No sabemos de todo, pero sí que podemos aprenderlo. Generar contenido propio te ayuda a pensar, a sintetizar ideas, a añadirle un punto reflexivo al día a día.

¿TIENES AUDIENCIA? ESCRIBE PARA TI… Y PARA ELLOS

Si consigues generar una audiencia fiel, estarán deseosos que les aportes contenido nuevo. Te siguen porque les aportas algo diferente. Ya tienes un motivo más para el que escribir: Hay alguien al otro lado que espera tus post porque son únicos, cuentan experiencias y son auténticos.

LA CERCANÍA DEL FEEDBACK

Relacionado con el punto anterior, si conseguimos generar audiencia fiel, esta será colaborativa: Participará en debates, generará comentarios, preguntará dudas sobre nuestros contenidos… Todo este feedback nos aporta un plus de valor, no solo a nivel de conocimiento y otros posibles puntos de vista que nos pueden ofrecer, si no a nivel de aportarnos el punto de partida de tocar otros temas

SEO

No podemos dejar de lado el tema del posicionamiento (SEO). Generar contenido propio (y por lo tanto, único), nos aporta un valor diferencial a nivel de posicionamiento. El content marketing pasa por ser, a día de hoy, una de las mejores estrategias de posicionamiento en buscadores y con nuestra producción de contenido único lo conseguiremos. Como comentamos en el post de ayer, hay que escribir teniendo en cuenta el SEO, pero no pensando en el SEO: No olvidemos que quien nos lee son personas

 

En definitiva, escribir contenido propio aporta ciertas ventajas que no podemos obtener si hacemos un copy & paste de contenido de terceros. La autenticidad y cercanía del mismo son los grandes valores diferenciales. Y si, escribir puede llegar a ser pesado, pero la satisfacción de darle al botón de “Publicar” una vez terminado un texto supone una satisfacción grande.

Como generar descripciones de producto óptimas para nuestro ecommerce

Como hemos comentado en algún artículo anterior, realizar una tienda online no basta con montar el CMS de turno y añadirle la mínima información. Bien es cierto que este puede ser el ciclo de vida de algunos proyectos (entiendo que pequeños y sin una base de estudio previo) que irremediablemente están condenados a pasar sin pena ni gloria con el ecosistema del ecommerce. Suelen ser proyectos de escasa envergadura que se afrontan con un conocimiento inversamente proporcional a la ilusión de inicio se pone en ellos.

Todo proyecto ecommerce necesita de un estudio previo, una generación de contenidos propia y adecuada y un cuidado por los detalles que debería de ser máximo si maximizar beneficios es lo que estamos buscando.

En este post vamos a centrarnos en los textos que completan nuestras fichas de producto. Hemos visto como puede ser una ficha de producto ideal pero vamos a hacer hincapié en los textos que acompañan a nuestros productos (de la imagen de los mismos también comentamos el mimo que había que tener con ellas).

NO COPIES, SE ORIGINAL

Muchas veces costará ser original si estamos ante un producto que tenemos nosotros y no lo hacemos en exclusiva. Podemos caer en la tentación de copiar y pegar la información que distribuye nuestro proveedor y quedarnos tan contentos. En este caso estamos duplicando contenido y no le estamos aportando nada diferencial, nada de valor que haga que nuestro producto se “venda” mejor que otro que tiene otro vendedor.

PIENSA EN SEO, PERO NO DE FORMA ÚNICA

Como paso previo a la implantación de nuestro ecommerce deberíamos haber realizado un estudio SEO para analizar el sector, definir keywords, estructura de categorías, etc… Toda esta información tenemos que tenerla en cuenta a la hora de redactar los textos, títulos, descripciones de nuestra ficha de producto pero ojo… no escribamos solo para el buscador, que quien va a leer nuestros textos también son personas. Pensemos en ellos y en darle un “poco” de coherencia a todo lo que estamos mostrando.

¿OPINIONES? SI, GRACIAS

Realmente es algo que no podemos controlar, ya que no vamos a redactar las opiniones que nos vuelquen todos los usuarios que visitan nuestra web pero sí que es muy interesante permitir las reseñas, opiniones, comentarios en nuestras fichas de producto… e incluso incentivar que la gente comente. Esto, además de generar contenido en nuestra página de producto, aporta un plus de confianza al usuario: Las opiniones de terceros influyen en nuestro proceso de compra, pudiendo llegar a ser de vital importancia en la toma de decisiones para la compra de un producto.

MUESTRA BENEFICIOS

Seguro que nuestros productos tienen una serie de beneficios que los hacen únicos y diferentes. Defínelos. Dale al usuario la información “mascada” de las mejoras que va a obtener si consume nuestro producto… tenemos que crearle la “necesidad” de tener este producto en sus manos. Además, la información en base a listas es muy digerible por parte de los lectores, así que siempre que sea posible, organicemos la información en este formato.

ANTE TODO, COHERENCIA

Coherencia con la imagen que estás ofreciendo, coherencia con el tipo de producto que estás vendiendo. Todo debe ir en consonancia y los textos tienen que estar perfectamente integrados con la puesta en acción que estamos haciendo.

En resumen, hay que quedarse con las siguientes ideas

  • Hacer un análisis SEO nos va a permitir conocer las palabras clave sobre las que actuar y, en base a ello, sabremos cómo distribuir la información
  • Hay que definir el producto de forma ORIGINAL, remarcando beneficios que nos aporta
  • Los comentarios sobre los mismos son bienvenidos. No solo aportan SEO si no que aportan un plus de credibilidad.
email marketing

El uso del mail como herramienta de marketing

Asimilado en nuestro día a día, el email sigue siendo la herramienta más efectiva para llevar nuestras ofertas y promociones hacia el público final. Muchas veces dado por muerto (al igual que los blogs), su vigencia en nuestro día a día como herramienta de captación y fidelización de clientes es total, convirtiéndose en un fijo en cualquier estrategia de marketing que se planifique.

Pero ojo, no es oro todo lo que reluce… enviar un mail con nuestra campaña no significa que eso sea sinónimo de éxito seguro. Llevar nuestra oferta hasta el cliente no es garantía de que vayamos a convertir… todo dependerá de cómo mostremos nuestra oferta, de cómo le “hablemos” al usuario, de con qué periodicidad lo hagamos y, muy importante, si le estamos hablando al usuario adecuado.

Porque es evidente que nuestro mensaje tiene que ser atractivo, cercano, claro, conciso… que el usuario sienta interés por ver más allá, por darle una oportunidad a nuestro mensaje pero es igual de importante enviar este mensaje al usuario adecuado. La segmentación pasa por ser la clave del éxito de una campaña de email marketing. Aquí no se trata de matar moscas a cañonazos, aquí se trata de ser francotiradores… y espero que se me entienda este símil tan bélico. Y pongo un ejemplo:  Será más efectivo un envío de mailing a una base de datos de 1.500 registros que han demostrado un cierto interés en nuestro producto, que otro de 10.000 registros donde englobamos todo tipo de públicos y desconocemos información de los mismos. En el primer caso conocemos que nuestro público potencial tiene intereses acordes con nuestro producto o servicio, sabemos que tenemos algo que puede ser de su interés. En el segundo caso, posiblemente una gran cantidad de esos potenciales clientes no tengan el más mínimo interés en nuestro producto y vean nuestra marca como spam, como algo nocivo… conseguiremos el efecto contrario al deseado: De suscitar interés o pasar al olvido.

Es evidente que el email marketing tiene una serie de ventajas que lo hacen especialmente atractivo. Entre ellas podemos destacar:

  1. Eficaz: El usuario nos ha dado su dirección de email (muchas veces a cambio de algún servicios gratuito, una descarga, una ventaja de compras futuras…), con ello estamos antes un público que es proactivo, que quiere seguir conociendo más información de nuestros servicios.
  2. Económico: Hacer envíos de emailing es relativamente económico. Hay herramientas en el mercado que con un coste reducido (o incluso gratuito según la cantidad de envíos) hacen su papel de manera más que eficiente.
  3. Analizable: Podemos medir los resultados de nuestros envíos, ver qué tasas de aperturas, bajas, conversiones derivadas del envío de mailing… Y ya sabemos que todo aquello que podamos medir es susceptible de mejorar.
  4. Segmentable: Con una base de datos con la información adecuada, además de la recopilada en nuestros envíos previos, podemos afinar muchos nuestros envíos de mailing. Por ejemplo, filtrar aquellos usuarios openers y mandarles ofertas de forma más repetida, o extraer información de las mejores campañas con usuarios openers para usarla para reactivar cuentas de correo que no tienen la misma tasa de apertura (vamos, que a estos que se lo piensan le mandamos las delicatesen de nuestros envíos anteriores).
  5. Multiformato. Ya que podemos usar múltiples formatos para el envío. Podemos promocionar productos, realizar ofertas exprés con fecha de caducidad (y que la misma se vaya actualizando en tiempo real para saber cuándo finaliza), promocionar nuevas aperturas de negocios, tratar de conseguir mayor cantidad de suscriptores (invitando a amigos/conocidos)

acierto-email-marketing

Además, a las 5 características anteriores podemos sumarle la cotidianidad del email. Todos estamos acostumbrados a recibir correos electrónicos en nuestro día a día, por lo que no estamos ante una acción intrusiva y excepcional. De nuestra creatividad, de lo optimizado de nuestro mensaje y de lo afinada que esté la segmentación de nuestra base de datos en el momento del envío, dependerá en gran medida el éxito de nuestra campaña de emailing.

En cuanto al formato del mail, este debería de seguir ciertos patrones ineludibles:

  • Responsive: La tasa de aperturas de los mailing en dispositivos móviles es cada vez mayor. Al igual que hemos recomendado que toda web debe de estar adaptada a los mismos mediante estructuras responsive, los mailings también deben de estarlo. Un mail donde no apreciemos en su totalidad el mensaje promo que estamos mandando es un mail que acaba en la papelera
  • Sencillez: El concepto de menos es más también tiene cabida en el mail. Mensajes directos, sencillos y eficaces. Títulos que atraigan, que sean llamativos.
  • Ofertas: Evidentemente, podemos tener un mail sencillo, responsive y con un mensaje claro… pero si lo que ofrecemos no es de interés, aquí acabará el ciclo de vida del mail. Tenemos que ofrecer algo de valor, que sea diferencial (bien por precio, servicio, diseño o calidad).
  • Imágenes: Deben de ser atractivas (para llamar la atención) y optimizadas (para que pesen poco y su apertura no conlleve mucho ancho de banda (pensando en navegación móvil).
  • Social: Los archiconocidos botones sociales deberían de estar también incluidos. Siempre es útil tenerlos a mano para facilitar la labor de difusión de nuestro mensaje.
  • Información corporativa: No debemos de esconder dicha información. Quién realiza el envío, nuestros datos de contacto y facilitar la opción de darse de baja (no hay nada que cabree más a un usuario que querer darse de baja de un servicio y no tener forma de hacerlo.

El email marketing es una faceta extremadamente interesante,  donde afinar el mensaje y el destinatario final pasan por ser las claves para conseguir el éxito de la campaña. Una herramienta relativamente económica de utilizar con un alto porcentaje de éxito a día de hoy.